Sobre la sentencia

@ellibelaresc

  1. Urdangarin: ni cárcel, ni fianza, ni pasaporte. La Audiencia de Palma ha decidido no atender siquiera la timorata petición de la Fiscalía y ha acordado dejar libre a Iñaki Urdangarín sin necesidad de que abone una fianza de 200.000 euros. El tribunal solo le obliga a comparecer el día uno de cada mes ante la autoridad judicial de su país de residencia, Suiza, y a que comunique sus posibles cambios de residencia. El tribunal desestima de esta manera la petición del fiscal Pedro Horrach, que consideraba necesario imponer unas mínimas medidas cautelares ante lo elevado de las penas de prisión. Aunque se esperaban medidas más estrictas o al menos la retirada del pasaporte, Urdangarín dispondrá de él para moverse por todo el mundo. Solo tendrá que comunicar al tribunal sus viajes fuera de la Unión Europea. La Audiencia le advierte, casi como una burla, de que si no cumple sus medidas, podrá imponerle unas más duras. ¡Olé!
  1. ¿Estado democrático y de derecho? ¡Anda ya! La sentencia sobre el caso Nóos, muy particularmente en lo que afecta a Cristina de Borbón, no hace sino poner de manifiesto una vez más que el Estado que configura el Régimen del 78, el de la II Restauración Borbónica, ni es democrático, ni es de derecho. Excepto cierta prensa y los partidos del Régimen nadie defiende que la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Palma sea justa y mucho menos ejemplar. Los voceros del Régimen tampoco se lo creen en el fondo, pero les pagan para que jueguen ese papel de mercenarios mediáticos y políticos del Régimen monárquico-postfranquista, el Régimen de la mafia, que es realmente ante lo que nos encontramos. Régimen que  con el paso de los años, como ocurre con los malos vinos o en general con las cosas de mala calidad, no ha hecho más que empeorar. Y a medida que sectores cada vez más amplios de la sociedad expresan su desafección con el Régimen, este no hace otra cosa que recurrir a más y más medidas represivas, a más y más medidas de manipulación social, a más y más políticas de intento de embrutecimiento de la población. La mafia que sostiene y vive del Régimen, incluida la mafia de los Borbones, ya no tiene nada que ofrecer al pueblo trabajador, salvo la precarización moral y material de la vida. Por eso la destitución del Régimen del 78 es una necesidad cada vez más imperiosa y urgente. No perdamos ni un minuto en el abordaje de esa tarea.
  1. Según el Colegio Oficial de Oculistas, la Justicia española puede ver, incluso a ochocientos metros de distancia, de noche y con niebla, el rostro y los apellidos de un imputado, los cargos ministeriales de sus familiares y amigos, y hasta el nombre del bufete de abogados que le defiende y el partido político al que pertenece o con el que simpatiza. La Justicia española, según alertan los oftalmólogos, ni siquiera tiene problemas de astigmatismo y parece ser que tampoco es cierto que cubra sus ojos con una venda de manera permanente. ´Se la quita cuando le pasa por el mismísimo coño´, precisan los especialistas que han desvelado el escándalo del caso Nóos. En el mismo comunicado también advierten de que la Justicia española gusta de colocarse esa venda justo en el momento en que alguien salta una tapia para robar una gallina, y vuelve a quitársela cuando un presidente autonómico asalta su propia comunidad para llevarse el tres por ciento de todos los huevos de las gallinas.
  2. Cristina de Borbón, la que dice que no se enteraba de nada, incluso cuando se gastaba el dinero de una asociación para ayudar a los niños con cáncer, ha sido absuelta, y siquiera sin multa, porque la ‘responsabilidad civil subsidiaria’ no lo es. Urdangarin, para el que hasta esta fiscalía tan sumamente timorata pedía 19 años de prisión, se ‘conformará’ con 6 años y tres meses. Lo más irónico, en medio de todo este espectáculo, es que todavía no ha pasado nada ni va a ingresar en prisión nadie, porque la sentencia es recurrible, y deberá manifestarse el Supremo, algún año de estos, con suerte antes de que los condenados no sean demasiado mayores para ser encarcelados, para que dicho ingreso se haga efectivo. Y esto, esta vergüenza absoluta, nos la quieren vender desde los púlpitos mediáticos como un ejemplo y una prueba de que la justicia, a pesar de su lentitud, funciona y es igual para todos. Se les ha olvidado decir que lo es, sí, pero por la parte de las narices. Que ciertos medios digan claro que esto es lo que hay: un ´si eres un donnadie te jodes y bailas´, y ya está.

NOTA FINAL: ´La infanta estaba estratégicamente colocada en una trama organizada de desvío de dinero. Investigaras por donde investigaras siempre encontrabas algo´, declara el delegado de la Agencia Tributaria en Baleares.

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¿LA CONSTITUCIÓN NOS AMPARA?

Hola, Infanta

@ellibelaresc

Recibo por guasap esta carta, sin autor, que os ofrezco para que la disfrutéis.

Hola, Infanta: Es muy probable que nunca llegues a leer esta carta, pero no me resisto a escribirte.

Ya sé que tu tratamiento oficial es “Alteza”, pero permíteme que no lo utilice, porque lo de alteza te queda demasiado grande, dadas las circunstancias.

Los que ya tenemos unos años, te hemos visto crecer, siendo esa niña rubia, guapa y, según se rumoreaba, eras la hermana lista.

Después, nos intentaron convencer de que no, de que en realidad eras tonta. Porque hace falta ser tonta para pensar que un hombre sin preparación, a no ser para lanzar balones, podría convertirse en un gran hombre de negocios y trincar lo que trincó sin que tú te enterases.

Porque alguien como tú, trabajando en La Caixa, y con tantos asesores, no sabías que no se puede firmar sin leer. Ahí tienes a esos ancianos semianalfabetos que firmaron las preferentes, que han perdido sus ahorros, a quienes los jueces les dicen que sabían lo que contrataban.

Pero tú no. A ti la eximente de ser tonta sí te ha valido. Y la de estar enamorada. Y quizá, incluso, la de ser rubia, que es un atenuante indiscutible.

Y claro, pese a trabajar en un banco, debe ser difícil saber que tu sueldo más el del impresentable del balón, no dan como resultado el pastizal que manejabais. Quizá tampoco sabías sumar. Eso debe ser otro atenuante.

Pero lo que me gustaría que me dijeras es cómo se te quedó la cara cuando te enteraste de que tu nivel de vida, que ya era bueno, ya, subió tantísimo a costa de estafar a los que os llevamos manteniendo a ti y a los tuyos toda la vida a cuerpo de rey (nunca mejor dicho) y que todo eso lo hizo tu marido, él solito, mientras tú no te ´pispabas´. Y eso que lo único a lo que estabais obligados a cambio de vuestra manutención era a ser ejemplares.

Sí, Infanta, sí, ejemplares. Menudos ejemplares nos habéis resultado. Tú, la que no se entera, pero lo gasta. Tu padre, el que mata elefantes y al que le hemos financiado sus putiferios de lujo. Tu hermana, que permite que su niño ande disparando y haciendo el cafre por ahí. Tu madre, que anda en reuniones con ese Club Bilderberg donde se deciden los destinos, las pobrezas o riquezas, las guerras o las paces, sin que nos enteremos. Tu hermano. Bueno, de tu hermano no digo nada, porque es rey y puede que yo vaya a la cárcel por decir lo que pienso, a esa cárcel que tú no pisarás por ser tonta. Tu cuñada. Mejor no digo nada de ella porque me hace gracia. Hace falta tenerlos bien puestos para llegar a reina siendo divorciada y republicana. Qué cosas.

Y veo a tus niños, tan rubios como tú, y espero que sean tan tontos como para no darse cuenta de que su madre es tonta y su padre un sinvergüenza. Total, lo único que han perdido es el respeto. Que pasta no les va a faltar, ya lo sé. Y las penas en Baqueira o en Suiza son menos penas.

Tú tranquila, Infanta. Ahora podrás volver a tus regatas y a tus esquíes. Y le puedes contar a tus hijos que su padre se quedaba con el dinero de niños necesitados, pero que no pasa nada, porque tú eres tonta y porque él es el marido de lujo de una tonta, el yerno de un putero y el cuñado de un rey.

Ahora permíteme que me despida porque, como no soy tonta, ni rubia ni infanta, ni tengo un marido sinvergüenza, he de explicarles a mis hijos qué es eso de la honestidad y la decencia.

Claro que ahora es más fácil. Solo he de decirles:´¿Veis a la Infanta? Pues lo contrario´.

Venga, bonita, voy a seguir trabajando, porque hay que trabajar mucho para mantener a tanto tonto y a tanto sinvergüenza.

Lo de que nos pidas perdón ya lo dejamos para mejor ocasión.

En la gacetilla de mañana hablaremos de SOBRE LA SENTENCIA.

El Tribunal de Cuentas y la iglesia católica

@ellibelaresc

Lo que ocurre en este país ya se pasa de castaño oscuro. La última resolución del Tribunal de Cuentas es de escándalo, y nos sitúa donde nos quieren dejar: en la total indefensión ante el privilegio de unas castas católicas que tienen sorbido el seso a ciertos políticos y gobernantes.

Es muy difícil de entender que el Tribunal de Cuentas se oponga a fiscalizar a la Iglesia. Yo, y muchísimos más, no entiendo por qué. Este tribunal ha decidido, porque así se lo han exigido, pienso yo, ciertos cardenales dejar a la institución católica fuera de su plan para 2017, lo que impide examinar su asignación vía IRPF, sus exenciones fiscales y sus conciertos educativos. Y con, es mi parecer, una actitud cínica subraya que nada impide que la fiscalización de la Iglesia se realice en años venideros. Por supuesto, o en el 23, o  el 55. ¡Qué más da! Patente de corso, y los demás a tragar, a que vivan como borbones  y a que se permitan dirigir la moral del país y los que gobiernan se lo consientan, porque así les interesa.

La negativa encierra una perversión difícilmente justificable. Si tan complicado lo ponen para justificar 251 millones, imaginen qué pasará el día que tengan que justificar euro a euro los aproximadamente 11.000 millones al año que nos cuesta la Iglesia Católica a todos los españoles, creyentes o no. El Tribunal de Cuentas, controlado aún por el PP, se ha negado a intervenir, pero el Congreso, con los conservadores en minoría, va a  exigir que lo haga. ¿Lo conseguirán? Dudoso. De escándalo, ese que según ellos nos lleva, a nosotros, no a ellos, directamente a los dominios de Lucifer.

Y no solo hablamos de dinero contante y sonante. También del negocio y permisividad por parte de los gobiernos del Franco, el PP y el PSOE, del tema de las inmatriculaciones. El 2 de marzo de 2006, calladamente, con un certificado del obispo de la diócesis y por tan solo 30 euros, la Mezquita de Córdoba pasó a ser propiedad de la Iglesia Católica. Tan sigilosa fue la operación que los vecinos de la capital andaluza no se enteraron hasta tres años después, en 2009. Con la misma discreción, tacita a tacita, al menos 4.500 templos, ermitas, casas parroquiales, cementerios y fincas de todo tipo han pasado en un puñado de años a manos de la Iglesia. Sin trabas burocráticas, sin pagar impuestos, sin estar sometidos a los requisitos complejos que una operación de este tipo tiene para el común de los mortales. Es el escándalo de las inmatriculaciones –registrar ante notario por primera vez una propiedad– a la carta (con tan solo un certificado del obispo) que un resquicio en la reforma de la ley hipotecaria en 1998 (gobierno de Aznar) dejó en exclusiva a la Iglesia Católica. ¿Por qué lo consentimos? ¿Para cuándo la desamortización? Es imprescindible un estado Republicano, democrático y laico. Y la iglesia católica a las sacristías.

La secta no quiere justificar 11 000 millones de €, pero Europa Laica sí que nos da unos resúmenes contables pese al oscurantismo que rodea a la institución: los ya referidos 251 millones vienen de la casilla exclusiva del IRPF. Otros cien los recauda de la otra casilla, la de fines sociales. Las exenciones y bonificaciones tributarias (no pagan IBI, ni impuestos de patrimonio, sociedades, obras, etc.) les ahorran y nos cuestan a los demás alrededor de 2.000 millones. En la enseñanza, 4.900 millones (de los que 600 se nos van en pagar a profesores-catequistas de Religión). Hospitales, 900 millones. Funcionarios capellanes militares (sí, han leído bien), 50 millones. Mantenimiento del patrimonio, 600 millones. Subvenciones diversas, 300 millones. Muchos millones para 13 TV, la tele de la Iglesia, que desde que nació en 2010 ha perdido más de 60 millones de euros, que han salido, año a año de la famosa casilla del IRPF (es decir, la vean o no, les guste o no, sus números rojos los pagamos entre todos). … Así hasta los 11.000 millones. Una pasada ¿no? Sobre todo si está fuera del control y no se les exige la transparencia que sí se exigen, a cualquier asociación o fundación del tipo que sea que reciba  dinero público.

El cinismo que atesoran no tiene límites, sabedores de que el gobierno consiente. Hace unos días el vicesecretario para asuntos económicos de la Conferencia Episcopal, Fernando Giménez Barriocanal , entrevistado por Pepa Bueno en la Cadena SER, justificaba por qué no debían ser controlados por el Tribunal de Cuentas y defendía la vocación de transparencia de la institución: haremos lo que nos diga la Ley. ¿Seguro? Menos mal que aún no se les ha ocurrido declararse insumisos fiscales (aunque lo tendrían difícil, dado que viven en su paraíso fiscal particular).

En la gacetilla de mañana hablaremos de HOLA, INFANTA.

Una de monjas

@ellibelaresc

Parece que todos, bueno, la mayoría, tienen el mismo ADN: en cuanto se presenta la ocasión echan mano para sacar beneficio. Unos lo hacen invocando los Evangelios, otros a tal santo o santa y  los más al principio inexcusable de la caridad y el bien común de la iglesia. Sí, a la hora de llenarse los bolsillos tenemos a los mismos protagonistas, obispos, sacerdotes, hermanos legos, monjas que no tienen ningún pudor. Lo que convenga para el bien de la iglesia.

El caso que nos ocupa hoy tiene que ver con el pueblo de Mazarrón (Murcia). Sus habitantes están que trinan con las monjas del pueblo porque han convertido en un negocio el asilo donado para los necesitados. “El destino de la finca donada será el de Hospital-Asilo para pobres, ancianos y necesitados”. Así reza la segunda cláusula de la escritura de donación que el Obispado de Cartagena otorgó a la Congregación de Franciscanas de la Purísima, en 1982, de lo que era conocido como el Asilo de Mazarrón, y que no se está cumpliendo, sostienen los vecinos.

Con el paso de los años el asilo pasó a convertirse en Hospital Asilo y fueron numerosas las peticiones de ayuda para su sostenimiento que encontraron eco en vecinos de dentro y fuera de Mazarrón. Muchos de estos vecinos rememoran aún las tómbolas y campañas que organizaron y aún guardan recibos de las limosnas realizadas. Todo este esfuerzo permitió que se mejoraran las instalaciones para que el edificio pudiera seguir asistiendo a ancianos de pocos recursos. Siempre ocurre igual. Se recurre a la bondad de la gente y luego vienen las traiciones a los ideales por el simple interés.

El Hospital Asilo ya remozado empezó su actividad, y bien pronto los vecinos de Mazarrón tomaron conciencia de que su asilo, ahora residencia de ancianos, se había convertido en una institución privada con una actividad comercial cada vez más exigente a la hora de admitir el ingreso de ancianos. Ancianos, sí, pero pobres y necesitados en ningún caso. Lo que comenzó a preocupar a los vecinos no fue solo la no admisión de algunos candidatos, que tuvieron que buscar opciones de ingreso en residencias de otros municipios, sino también las denuncias sobre el trato despectivo a algunos ancianos y el enfrentamiento a familiares que exigían mejores cuidados y más transparencia en la gestión económica.

Estos no trabajan de balde, las palabras caridad, amor a dios y al prójimo no las conocen en su auténtico sentido. El asilo se ha convertido en un negocio muy rentable para estas monjas franciscanas. El Ayuntamiento de Mazarrón se hace cargo de los gastos de luz, agua y teléfono (pero los ancianos deben pagar el servicio telefónico de requerirlo) y entre las exigencias detalladas en los formularios de solicitud de ingreso se incluye la del testamento del solicitante. La congregación también recibe ayudas de Cruz Roja y el Banco de Alimentos. Negocio redondo.

El pueblo reclama al obispado. La callada por respuesta. Es lo normal, pues saca tajada con el negocio. La congregación franciscana que gestiona la residencia pasa de los vecinos cuando estos les  solicitan que el asilo recupere la actividad caritativa. Los vecinos reclaman que lo que construyeron entre todos no sea una residencia privada más de alto nivel. Lo tienen claro. Pero si quisieran, o pudieran sobreponerse a los mitos y leyendas de estos sectarios, tienen una solución: cerrarles el grifo a todos los niveles, sobre todo el económico. Bien pronto abandonarían los ritos, pues la mayoría no actúa si no hay ´porvenir´ por medio. Una vergüenza más, que poco a poco se irá enfriando y ´ellos´ seguirán con sus negocios y explotando la buena voluntad y generosidad de mucha gente que sí se cree eso de la caridad y de ayudar al que lo ´ha de menester´.

Estas franciscanas de la Purísima tienen muy claras las que supongo constituciones de la orden. Comenzaron su andadura, en el caso Mazarrón, al servicio de los necesitados pero con los años, y por arte de ´birlibirloque´ divino, han visto cómo su patrimonio ha ido en aumento: cuentan con viviendas y casas de veraneo a lo largo y ancho de la geografía peninsular, propiedades conseguidas muchas veces a través de donaciones testamentarias. En el arte de ´desplumar´ a los mayores en el nombre de dios son magistrales. Lo que empezó siendo un proyecto de caridad, ha terminado convirtiéndose en un negocio muy lucrativo realizado en nombre de dios y de su santa iglesia.

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL RAP DE RAJOY.

Confesionalidad de la monarquía

@ellibelaresc
A mí que Felipe Juan Pablo Alfonso de la Trinidad y de Todos los Santos de Borbón y de Grecia se declare católico, musulmán, budista, ateo o lo que le venga en gana me da lo mismo. Lo respeto, y punto. Pero verlo hincando la rodilla ante jefes de Estado extranjeros (de la Santa Sede en concreto) y a cardenales besándoles el anillo, es todo un signo de sumisión y humillación. No una humillación personal (que allá él), sino del símbolo vivo de la unidad de España: cuando actúa así, ¿no rebaja, degrada, deshonra, al Estado español? Esta degeneración de la principal tarea del monarca es de una gravedad extraordinaria: dada la naturaleza sustancialmente simbólica de su cargo (art. 56.1 de la Constitución), pocas acciones más indebidas podríamos imaginarle. ¿Es que no sabe Felipe que como rey está obligado a mantenerse al margen de las creencias particulares?

El servilismo de la sociedad política española a la iglesia católica es insoportable. Si ya es inaceptable que presidentes (del gobierno y autonómicos), ministros, diputados, alcaldes, concejales, policías, militares y otras autoridades y cargos públicos hagan profesión institucional de fe participando en misas, procesiones, y todo tipo de eventos religiosos, llegando al extremo grotesco de entregar bastones de mando municipales y fajines militares a entes ultramundanos o a figuras minerales, que esto (incluido lo del fajín) lo haga el rey tiene el agravante de provenir de la máxima autoridad del Estado, de la que se espera máxima ejemplaridad. ¿Cabe mayor burla a la Constitución y, sobre todo, a la ciudadanía? ¿De esta falta de respeto no se puede denunciar una indignidad en el cargo? Yo entiendo que una indignidad es tanto mayor cuanto más reprobable es el comportamiento y más alto el cargo. Y no cabe la atenuante de ignorancia, pues las denuncias desde las asociaciones laicistas, y desde voces defensoras, sencillamente, de la democracia, son continuas desde hace muchos años.

Que no me vengan los monárquicos de toda la vida y los compatibles con la monarquía (mejor no citarlos porque ahora arrastran y sufren sus propias incongruencias) con que de acuerdo con el art. 56.3 de la Constitución la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. De ser así, de considerar que es un memo que no es responsable de sus actos me tendré que remitir a los verdaderamente culpables, a los que han permitido tamaña barbaridad: a Suárez, Calvo, González, Aznar, Rodríguez y Rajoy. ¿Cómo es posible semejante barbaridad en una Constitución, que el Jefe del Estado no sea responsable de sus actos? ¿Y si nos mete en una guerra? ¿Tampoco? Esta paradoja evidencia el carácter radicalmente antidemocrático de la monarquía.
Esos presidentes de la Transición y de la Consolidación (¿?), todos, con su dejar hacer convencido o interesado no han hecho más que consolidar y maquillar, e incluso acrecentar en algunos aspectos, las principales prerrogativas que la Iglesia tenía con el dictador Franco en aquel nacionalcatolicismo de marcado carácter criminal. El confesionalismo desapareció sobre el papel, y en algunas esferas, pero en otras sigue. El Concordato, para vergüenza nacional, está ahí, muy vivo, y presente en todos los ámbitos económicos, institucionales y educativos del Estado.

Las lamentables actuaciones confesionales del rey son un simbólico exponente de ese nacionalcatolicismo malamente enmascarado. Un deplorable comportamiento entre la monarquía y la herencia franquista, una turbia alianza entre el trono y el altar comprensible por las egoístas apetencias de ambas instancias, que siempre invocan un ´bien común´ que es sólo común a ambas. Por eso es una alianza que repugna en una democracia.
En la gacetilla de mañana hablaremos de UNA DE MONJAS.

Despreciable

@ellibelaresc
Trabajaba en El Mundo, hasta que lo echaron. Ahora trabaja en la Cope y ABC. Es uno de los ´periodistas´ más impresentables que habitan este país (Losantos se queda corto a su lado). Si se cree lo que dice podemos definirlo como la pura esencia del fascismo ideológico. Mirad, si no, qué os parecen estas perlas: Si Hitler se suicidó y no legó nada más que destrucción, vergüenza y dolor a Alemania, Franco salvó la vida de miles de judíos, murió en la cama y nos dejó en herencia a un Rey extraordinario, un país perfectamente incorporado a la Civilización, con unas magníficas relaciones internacionales y las condiciones atadas y bien atadas para el advenimiento de la democracia, que fue su gran obra póstuma. Y finaliza así: Significó lo mismo que Hitler perdiera la guerra que Franco la ganara, y el espíritu del Desembarco de Normandía es el mismo con que los aliados reconocieron al Régimen, colaboraron con él y nos trajeron la modernidad. El individuo al que nos referimos es Salvador Sostres: provocador profesional, caverna rancia, polémico extremo, ultraderecha pura y dura. La última salvaje y despreciable opinión la ha publicado recientemente en una columna del periódico ABC titulada Dos victorias y que pongo a vuestra consideración:

El presidente Rajoy ha ganado los dos congresos de este fin de semana. En el suyo ha triunfado la placidez de la derecha jerárquica porque PP es el único partido en el poder y cohesionado. Tendrían que reflexionar los que todavía creen que, por no prestarse al espectáculo mediático como un mono de feria, el presidente “no hace nada”.
También Rajoy ha ganado con la holgada victoria de Pablo Iglesias, su gran aliado para mantenerse en el poder. Con Errejón al frente, si Pedro Sánchez volviera a la secretaría general del PSOE, la izquierda recuperaría posibilidades aritméticas y hasta programáticas: demenciales posibilidades, pero posibilidades al fin y al cabo.
La gran suerte que tenemos la derecha es lo torpe que es la turba en su estrategia. La gran suerte de la turba es precisamente que suele perder y que acabamos gobernándoles los que sabemos ayudarles a prosperar. Los principales beneficiados del actual gobierno son los que más rabiosamente querrían derrocarle.
Sucede en España y en todas partes: la falta de entendederas que llevó a los pobres a ser pobres es la misma que les lleva a votar a lunáticos y a mentirosos que se aprovechan de su necesidad prometiéndoles las políticas que más hambre y muerte han causado. Habrá siempre pobres y no por culpa de los bancos, del capitalismo o de las empresas. Habrá siempre pobres porque habrá siempre gente poco inteligente.
El presidente Rajoy ganó su congreso como quien acude a una sesión de masaje y contó con la inestimable ayuda de los militantes de Podemos que, sin saberlo y aunque les enfade leerlo, se hicieron el inmenso e involuntario favor de votar que sus ideas de bombero sigan siendo con Pablo retórica de marginal oposición, mientras la derecha les continuamos rescatando de sus pocas luces para procurarles el bienestar desde el que tan cómodos y seguros se sienten insistiendo en la tremenda estupidez de insultar a quien les hace bien.

Ya lo habéis leído: los que no somos como ellos somos turba (según la RAE ´muchedumbre de gente confusa y desordenada´). Captad la perversa malicia de identificar nivel económico con nivel intelectual. ¿Está de acuerdo la iglesia católica con esta idea de su colaborador en la Cope? ¿No es una labor fundamental de esta iglesia ayudar a los más desfavorecidos, tengan o no nivel intelectual? Ahora resulta que la pobreza tiene que ver con el nivel intelectual. De ser así cierto que la iglesia tendrá que sentirse culpable porque en vez de ocuparse en divulgar mitos e historias fantásticas debería haberse ocupado de elevar el nivel intelectual de sus seguidores con presupuestos más acordes con la razón, el humanismo y la ciencia.
En la gacetilla de mañana hablaremos de CONFESIONALIDAD DE LA MONARQUÍA.

La sentencia del caso Nóos

@ellibelaresc
Camino de Bruselas, en pleno vuelo, me entero de las sentencias dictadas en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de las islas Baleares por el caso Nóos y me he puesto de muy mal humor. En este país la justicia, a pesar de lo que diga el padre de la encausada, no es la misma para todos. Lamentable. Pena mínima de 6 años de cárcel para Urdangarín y absolución para ella, por ser hija de un rey emérito hoy, pero en activo cuando delinquieron hija y yerno. Veamos.

El esposo de la Infanta Cristina se enfrentaba a una petición de condena de 19 años y 6 meses de prisión por parte de la Fiscalía Anticorrupción por los presuntos delitos de tráfico de influencias, malversación, prevaricación, fraude, estafa, falsedad, dos delitos contra Hacienda y blanqueo. Y ya veis en qué ha quedado. A su esposa solo la acusó Manos Limpias, que pedía una condena de 8 años de cárcel por colaboración en dos delitos fiscales que habría cometido al cooperar con su marido para, según el juez, ´vaciar las cuentas´ de Nóos a través de Aizoon, librando facturas contra el instituto por servicios falsos, y haciendo pasar gastos personales como deducibles al Impuesto de Sociedades: así, habría participado en la contratación ficticia de personal para obtener beneficios fiscales o en el autoalquiler ficticio de su vivienda, por un lado, y, por otro, en el cargo a la sociedad de servicios de asesoramiento, fiestas infantiles de sus hijos, un safari en África y hasta el catering de su cumpleaños. Por su parte, la Fiscalía (el fiscal Pedro Horrach tuvo en todo el juicio una actividad un tanto sospechosa de favorecer a la infanta) solo la consideraba responsable a título lucrativo y sugería una multa de 587.413 euros. Ni multa,ni cárcel. La pobre Cristina no se enteraba de nada, mero florero. Por eso su culpa se salda con la absolución.Injusto y escandaloso.

Como se sabe la investigación concluyó que cargos políticos de primer nivel aceptaron plegarse a Iñaki Urdangarin, yerno del Rey Juan Carlos y cuñado de Felipe VI, a quien adjudicaron a dedo contratos por valor de más de seis millones de euros solo con que él se acogiera a su posición en la Casa Real y su matrimonio con la infanta Cristina. Sobre el juicio sobrevoló desde el primer día la duda cáustica, alimentada por Torres con abundante documentación, de hasta dónde llegaba el amparo o al menos la tolerancia del Rey Juan Carlos hacia las actividades del Instituto Nóos de Iñaki Urdangarín. La ciudadana Cristina de Borbón, hermana de Felipe VI e Infanta de España, era propietaria a medias con su marido de la sociedad instrumental Aizoon, que fue utilizada para desviar los fondos obtenidos ilícitamente por Nóos. Urdangarin usó a su esposa de ´escudo fiscal´ para procurarse impunidad, creyendo que nadie actuaría contra la Familia Real, y ella sin enterarse.

¿Qué papel desempeñó el padre de Cristina? ¿Delinquieron con su consentimiento? ¿El emérito sabía de los negocios de yerno e hija y miraba hacia otro lado, ese que siempre ha manejado con maestría para hacer dinero fácil y facilitar que otros lo hagan si son de los suyos? Diego Torres, uno de los implicados y juzgado, fundamentó su defensa en que Nóos habría estado supervisada por la Casa del Rey. No hay prueba concluyente, aunque sus correos, por ejemplo, sugieren la intercesión de Juan Carlos ante Camps para favorecer a un proveedor de Nóos -Pedro Perelló, promotor del equipo de vela Ayre- y de ellos se trasluce el permanente contacto con García Revenga. Muy significativos son los correos electrónicos que desvelan la cercana relación de Urdangarín con la princesa Corinna, públicamente conocida por el eufemismo amiga del Rey, que apoyó al duque en el Valencia Summit.

En fin, ya sabemos la sentencia. ¿Cómo se sentirán esos delincuentes de la Gürtel que en estos días van ingresando en la cárcel al conocer el veredicto tan blando del caso Nóos? ¿Os imagináis la alegría de Ana Mato al saber que no va a ser condenada ni multada, por acogerse a la misma sentencia de Cristina?
En la gacetilla de mañana hablaremos de DESPRECIABLE.

El catecismo de la iglesia católica

@ellibelaresc

Para divulgar la doctrina social de esta iglesia entre los jóvenes se recurre periódicamente a la publicación de catecismos. Los dos últimos son el ´YouCat´ que lanzó Ratzinger en 2011, en Valencia, y el ´DoCat´, que hizo público el papa Francisco en Cracovia, en 2016, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

La estructura de estos documentos es la del formato capítulo con preguntas y respuestas, un índice de materias, ilustraciones, citas y fotos. Al final de cada capítulo  hay una selección de los correspondientes documentos de la Iglesia que avalan lo expuesto. Es como un diccionario donde los jóvenes pueden buscar lo que la Iglesia Católica tiene que decir sobre las cuestiones de la vida cotidiana y la política, como el capitalismo, la guerra, la paz, la globalización, el origen del mundo, la homosexualidad, el divorcio, la virginidad de María, la moral sexual, la consideración de las mujeres, el conflicto del catolicismo con la ciencia, el plan de Dios para el mundo, la misión social de la Iglesia, la persona humana, el bien común, la vida familiar, económica y política o el medio ambiente y un largo etcétera. El espacio de la gacetilla no da para más, por eso nos limitaremos a comentar los conflictos con la ciencia, la virginidad de María, la homosexualidad, la visión de la mujer, la sexualidad y la anticoncepción. Temas muy sensibles que interesan a mucha gente.

´¿Actuó Dios de acuerdo con un plan cuando creó el mundo y a nosotros? Sí, Dios creó el mundo entero de acuerdo a su idea y su plan. Él estaba antes del Big Bang y es el origen de todas las leyes de la naturaleza. Sin Dios, todo lo que existe se derrumbaría´. Digo yo: ¿No es esto creacionismo?

´La virginidad de María no es ninguna idea mitológica ya superada, sino un dato fundamental para la vida de Jesús. Nació de una mujer, pero no tenía un padre humano. La virginidad de la Virgen es real y no meramente simbólica´. Frente a la gran liberación que supone para las mujeres tener sexo sin hijos, se ofrece como modelo a una que acata tener un hijo sin sexo: será por la Gracia, pero ¿dónde está la gracia?

Sigue el DoCat con su anticientifismo hablando de la encarnación de un Dios en un hombre, de su resurrección, sus milagros. Un fraude: ni la madre de Jesús fue siempre virgen, ni Jesús resucitó, etc., etc.

¿Qué hay sobre los homosexuales, tan queridos por el papa? No es posible hablar de matrimonio homosexual. ´La Iglesia no puede aprobar las prácticas homosexuales […], para algunas personas con tendencia homosexual es una experiencia dolorosa no sentirse atraídos eróticamente hacia el otro sexo y tener que echar en falta la fecundidad corporal de su unión, como corresponde en realidad a la naturaleza del hombre y al orden divino de la Creación´.

Respecto al estatus de la mujer se habla de igualdad con el hombre y de ´ninguna forma de superioridad masculina sobre las mujeres´. Entonces ¿se podrán ordenar?  ´La Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres´. Este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia ´porque para el sacerdocio es clave ¡el ´rol sexual de varón y padre´! Un falso igualitarismo, que ignore la peculiaridad propia del varón y de la mujer, es contrario a la idea creadora de Dios´, o sea, cásate y sé sumisa.

Se rechazan las relaciones sexuales pre y extramatrimoniales y la anticoncepción -realizada por medios químicos (la píldora), mecánicos (el preservativo), quirúrgicos (la esterilización) y otros (la interrupción del acto)- no tanto por su carácter ´artificial´, cuanto porque falsifica la relación personal conyugal privándola de su significado natural propio (ser fecunda). Incluso rechaza el uso del preservativo para luchar contra el SIDA. No importa el posible y extenso impacto mortal (entiéndase criminal) de este rechazo. Un hijo, sigue el catecismo,  debe ser ´el fruto de la unidad amorosa del encuentro sexual personal´. Me deja perplejo la afirmación porque: ¿diríamos entonces que fue ‘indigna’ la fecundación, sin encuentro sexual personal, de la ‘virgen’ María?

Ya lo veis. Esta es la doctrina para poner firmes a todos los creyentes católicos, sobre todo a los jóvenes. Por mucho papa Francisco que esté detrás del catecismo si yo fuera padre que tuviera hijos en edad escolar me cuidaría muy mucho que curas, profesores de religión en los centros escolares y catequistas me los adoctrinaran. El tufo anticientífico, misógino, homófobo y, en definitiva, antihumano que despiden es insoportable. La envoltura ´guay´ con que presentan los mensajes, la afabilidad y la condescendencia los hacen más temibles.

En la gacetilla de mañana hablaremos de LA SENTENCIA DEL CASO NÓOS.

Valencia laica

@ellibelaresc

El Ayuntamiento de Valencia, al igual que está sucediendo en otras ciudades españolas, también se suma a instaurar la laicidad institucional en los edificios públicos y poner cerco a los símbolos y referencias religiosas en los espacios públicos municipales. Para ello  ha aprobado una moción propuesta por Valencia en Comú, y respaldada por PSPV y Compromís, que supone en la práctica retirar toda la simbología religiosa que exista en los espacios de titularidad pública, como edificios o colegios municipales. También implica que, a partir de ahora, se irán incorporando progresivamente referencias de carácter civil en el calendario oficial, en los centros públicos y en el callejero. Esto significa, por ejemplo, evitar nombres religiosos en las nuevas calles, según ha explicado, Jordi Peris, el edil que ha defendido la moción.

El alcalde, Joan Ribó, ya desde sus primeros pasos como responsable del Ayuntamiento, dio pequeños, aunque significativos pasos, para instaurar la laicidad en la política municipal. Y así instó a la retirada del crucifijo y demás imágenes religiosas del tanatorio municipal (se colocan en caso de que así se reclame por los familiares) y ordenó que la Senyera que custodia el Ayuntamiento y que sale en procesión cada 9 de octubre, día de la Comunidad Valenciana, no entrara en la catedral, contrariamente a como venía haciéndose hasta entonces. Ahora, se da un nuevo paso con la nueva moción municipal. ´No es un ataque a ninguna religión, se trata de tener espacios públicos neutrales. Defendemos la laicidad respecto a cualquier confesión desde la independencia, el respeto, la pluralidad y la concordia.  No vamos a destrozar iglesias ni quemar retablos ni impedir que se entre a iglesias, sinagogas o mezquitas. La intención es promover una neutralidad que facilite la convivencia y esta es una tarea en la que esta Corporación quiere implicarse´, dice el concejal Peris.

El texto de la moción incluye excepciones a esta retirada de símbolos religiosos. Así, no estarán afectados aquellos que sean un bien patrimonial o histórico ´contrastado´ ni aquellas celebraciones culturales y festivas que sean una tradición arraigada, como es el caso de la ofrenda de flores a la Virgen en las Fallas, la fiesta del Corpus y la Semana Santa. A mí, personalmente, no me parecen bien estas excepciones. No debe haber ninguna excepción que suponga una invasión de espacios públicos. Que celebren lo que quieran en sus templos inmatriculados.

La moción traerá cola, faltaría más, por parte del PP. Su secretario general en las Cortes Valencianas, Luis Santamaría, ya ha anunciado que pondrán en marcha ´todas las herramientas posibles para evitar que esta medida se extienda al resto de municipios (de la Comunidad Valenciana)´. Estos del PP siempre con la misma: ´No estamos de acuerdo con el ocultamiento de los símbolos religiosos […] Ustedes no pueden separar y limitar al ámbito privado las creencias´, que dudo mucho se lo puedan creer si no es por medrar en los votos. Decir que la religión no es algo exclusivo, individual, me parece muy fuerte.

Esta moción de laicidad aprobada por el Ayuntamiento también incluye  peticiones al Gobierno y al Congreso de los Diputados con el ruego de  que se modifiquen las leyes y acuerdos estatales con el Vaticano con el fin de eliminar las exenciones fiscales de los tributos municipales otorgadas a las confesiones y entidades religiosas con el IBI de los edificios religiosos en el punto de mira. En el caso IBI solo se pide quedar exento del pago a los edificios dedicados al culto o a la asistencia social, como Cáritas. Para ello primero se tendría que cambiar la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos, también conocida como la ley del mecenazgo y de las oenegés. Se recaudarían en torno a los tres millones, que vendrían muy bien para, por ejemplo, adquirir diez autobuses para la EMT, que anda muy escasa de medios. ´Al César lo que es del César´ (Mat. 22,21) y a Valencia lo que es de Valencia.

También se insta al Congreso a elaborar un protocolo para la organización de actos in memoriam de carácter civil promovidos por autoridades públicas por catástrofes, homenajes, etcétera. Por último, se aprueba la inclusión de Valencia en la Red de Municipios por un Estado Laico.

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA.