@ellibelaresc

´En muchos aspectos, la crisis es historia del pasado y estas Navidades van a ser las primeras de la recuperación´. De esta manera tan contundente el presidente del Gobierno dio por concluida hace unos días la crisis en España ante un auditorio de empresarios. Don Mariano ha hecho del término ´recuperación´ un mantra y lo repite en sus discursos e intervenciones como si, a fuerza de reiterarlo una y otra vez, fuera a convertirse en realidad. No sé qué mundo vive Rajoy, o qué se ha inventado, o qué se cree que nos creemos. Este personaje cada día que pasa es más patético. ¿Realmente cree don Mariano con tanta contundencia en la ´recuperación´?

Los datos pintan otra realidad: la tasa de paro que alcanza casi los 5,5 millones de personas; la cifra creciente de desempleados sin prestación; uno de cada cinco habitantes vive por debajo del umbral de la pobreza. Unicef recogía este verano en su informe anual que 2.306.000 niños viven bajo el umbral de la pobreza y señalaba la incapacidad del Estado para proteger a los niños, así como la brusca reducción de los recursos destinados a la infancia; el aumento de la precariedad laboral, la congelación de los salarios y del consumo interno; la deuda pública superará el 100% del PIB y obligará a pagos históricos. España afrontará en 2015 el vencimiento de más de 155.000 millones de euros, el mayor pago de deuda de su Historia, a menos que el Tesoro Público consiga refinanciar una parte. Es la factura de eso que Rajoy denomina ´recuperación´; los desahucios que ya han afectado a 400.000 personas y siguen en aumento desmienten, ¿o no?, el fin de la crisis anunciado por Mariano Rajoy.

Pero hay más brotes verdes: la prima de riesgo española ha alcanzado su techo histórico (649 puntos); la banca española ha tenido que someterse a un profundo proceso de reestructuración tras solicitar un rescate de 100.000 millones de euros a Europa; en Educación y Sanidad, profesionales y ciudadanos han sido los grandes perjudicados. Ambos sectores han centrado los principales recortes y medidas de austeridad enarboladas por el Ejecutivo hasta ahora y nada hace esperar que vaya a haber cambios; no hay jornada en que el país no se levante sacudido por un nuevo escándalo de corrupción. ¿De verdad es la crisis una cosa del pasado?

Cuando Zapatero fue reelegido presidente del Gobierno había 2,1 millones de parados y una tasa de paro del 9,6%, según EPA. Cuando Rajoy asumió las riendas del Gobierno, los parados habían alcanzado los 5.273.600, es decir, un 22,85% de la población activa, según la EPA del último trimestre de 2011. En el primer trimestre de 2013 se alcanzó la marca histórica de 6.202.700 parados, un 27,16% de la población activa. ¿De verdad es la crisis una cosa del pasado?

Hay 1.789.400 de hogares con todos sus miembros activos en paro (214.400 más que cuando comenzó Rajoy su mandato). Pero no se trata solo de cantidad, también de calidad. La temporalidad es la tónica de los nuevos contratos y los salarios cada vez son más bajos. Los sueldos en España crecían un 1,1% en 2007, mientras que en 2013 caían un 1,3%.  El nuevo perfil de los empleados trabajadores cobran el equivalente al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), unos 9.034 euros al año, es decir, una media de 645 euros al mes en 14 pagas.

Pero hay mucho más. No pararíamos. La falta de oportunidades ha obligado a muchas personas a salir de España en busca de un futuro diferente. La llegada de Rajoy al poder coincide con el momento en que España comenzó a perder población. Tras varios años de crecimiento, en 2012, por primera vez, hubo un descenso del 0,19%. En 2013 no solo se registró saldo negativo, sino que aumentó hasta el 0,4%: más de medio millón de personas abandonó España y sólo 291.041 decidieron venir. Pero la línea se mantiene. Las últimas cifras de migraciones del INE señalan que el flujo de emigración de la población de nacionalidad española aumentó un 15,5% respecto al semestre anterior. Un total de 42.685 españoles abandonaron España durante el primer semestre de 2014. De ellos, 27.026 eran españoles nacidos aquí y los 15.658 restantes nacieron en el extranjero pero posteriormente se nacionalizaron.

Y para terminar: Don Mariano dice que el fin de la crisis también se ve en ´las barras de las cafeterías, en las mesas de los restaurantes, en las nóminas de muchos españoles y en el interior de los hogares´. Por supuesto, serán las cafeterías y restaurantes a las que va él, y comparará su nómina con la de esos ´muchos españoles´. ¿De verdad don Mariano y el Gobierno creen que la crisis ya ´es historia´?

_________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de NOVIAS.

Anuncios