@ellibelaresc

Durante los años de Zapatero en el Gobierno, el PP se quejaba lastimeramente de la manipulación en TVE y cargó en numerosas ocasiones contra sus informativos. Dirigentes como Rajoy, Cospedal o Carlos Floriano lanzaron acusaciones de manipulación y aseguraron que se sentían ´maltratados´ por los enfoques de los telediarios sobre su partido. Mira y escucha.


¿Alguien que vea y escuche estas grabaciones podría dudar de que realmente estos sinvergüenzas traerían la independencia informativa que piden cuando ganaran unas elecciones? En estos momentos todas las televisiones públicas, menos las nacionalistas, están en su poder. Y no se acuerdan de cuando eran oposición. No entienden, porque no les conviene, que sus televisiones son asquerosamente partidistas e impresentables (el extinto Canal 9, la televisión de Cospedal, Telemadrid…). No se acuerdan de que defendían con ardor  guerrero la libertad de prensa y de interpretación. Y ahora, acosados como están por todas partes quieren dar un giro más a la tuerca y ver si también pueden controlar a su favor las televisiones privadas (ya lo han hecho con caso toda la prensa escrita.  Amenazaba Montoro: ´Algunos periódicos dan lecciones de ética cuando tienen importantísimas deudas con Hacienda´. La expresión fue entendida en su momento como una forma de intimidación a los medios críticos). Para ello amenazan  con la vuelta de la publicidad a TVE si estas televisiones privadas siguen dando caña a la gestión del PP. Y todo ello con dinero público. Una ´coacción´ más para forzar líneas editoriales menos críticas y con menor presencia de Podemos a meses de las elecciones.

Este amago de coacción será realidad si les conviene. Ya sabemos de qué pasta viscosa están hechos y el tipo de escrúpulos que tienen. Están gestando una maniobra para amordazarnos todavía más. Para impedir el pensamiento crítico, para cercenar la libertad de expresión, que a ellos les importa un bledo. Solo quieren el poder, al precio que sea. Y así día a día. No entiendo que la gente que todavía confía en ellos no vea el control ´democrático´ que estas gentes están imponiendo, su idea de regeneración democrática y cómo los oyes hablar y si no conocieras su calaña te convencerían en el acto. No los votéis.

Todo lo que hace Rajoy y su gobierno huele a amarillo. El periodismo amarillo, ese del todo vale para el convento. Aquellos que no se han plegado a las órdenes de este Gobierno de derecha extrema han sido, de un modo u otro, vetados. O expulsados de su trabajo habitual. Entre ellos, incluso fue amordazado el periodista que más había apoyado al PP y más cargó contra Felipe González Márquez. Estoy, desde luego, refiriéndome a Pedro J. Ramírez, el converso. Que, a pesar de todo, no es santo de mi devoción.

________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de SALVAJADA.

Anuncios