@ellibelaresc

CharlieComo todos sabéis el pasado lunes tres hombres vestidos de negro y con armas automáticas (ya se sabe que los hermanos Chérif y Said Kouachi  son los presuntos asesinos y han sido localizados en Crépy-en-Valois. El tercero, Mourad Hamyd, de 18 años, se ha entregado de forma voluntaria a la policía) irrumpieron en la sede parisina del ‘Charlie Hebdo’, el semanario satírico francés que publicó las caricaturas de Mahoma, y abrieron fuego de forma indiscriminada contra la redacción con gritos de ‘vengamos al profeta’ o ‘Dios es grande’ en árabe. El director de la publicación, Charb, y tres dibujantes de la redacción, Cabú, Wolinski y Tignous,  están entre los 12 muertos en el tiroteo. Además hay 11 heridos más, cuatro de ellos muy críticos. Se trata de un ataque terrorista en toda regla contra la democracia, la libertad de expresión individual y colectiva y contra La Libertad, en mayúsculas. La libertad no mata. Los fanáticos y fascistas, sí.

TerroristaIronías de la vida: la caricatura que encabeza este párrafo fue dibujada no hace mucho por uno de los dibujantes de la revista, Charb, también asesinado. Era una premonición: ´Ningún ataque terrorista en Francia aún  ¡Esperen! Hay hasta finales de enero para las felicitaciones´.

Charlie Hebdo es una revista satírica con un amplio historial en Francia. Últimamente se hizo mundialmente conocida por la publicación de caricaturas de Mahoma, que originariamente habían aparecido en el periódico danés Jyllands-Posten. En España estarían en su línea El Jueves y Mongolia.

La publicación de esas caricaturas provocaron revueltas en todo el mundo árabe. En una de las caricaturas, Mahoma decía: ´Qué duro es ser amado por idiotas´. Pero más allá de lo que se satirizaba en los dibujos, lo que provocó profundas revueltas en el mundo musulmán fue la representación misma de Mahoma, porque de acuerdo con la religión islámica la figura del profeta no puede ser representada, por lo que la publicación de su imagen caricaturizada fue considerada una ofensa desde algunos sectores fanáticos. La revista, ante esta postura intransigente, siempre ha defendido su derecho de libertad de expresión y se ha mantenido crítica con la intransigencia.

El liberal escandalizado quiere mostrar su solidaridad con las familias de los asesinados, sus amigos y sus ideas. Es una irracionalidad matar por unas ideas, es una salvajada asesinar en nombre de un dios (también la iglesia católica lo ha hecho durante siglos), porque este dios, si es dios, no se ofende por unos dibujos; este dios, si es dios, se ofende por tanta insensibilidad, tanta insolidaridad y tanto odio petrificado y almacenado en tantos corazones.

Esta gente tendrá que saber que las ideas y las creencias religiosas no se imponen con metralletas. Que existen otras armas con unos valores de convicción que no pasan por la violencia: las palabras, el sentido común, el diálogo, la aceptación de la diferencia, la razón. No podré entender jamás tanta barbarie, tanta ofuscación y tanto odio.

Una pregunta me queda: ¿si viviera Mahoma aceptaría estas y otras barbaridades? Parece ser que según algunos de sus intérpretes, sí, pero yo creo que no, porque de existir un dios, ese dios no puede ser el suyo.

Y termino con esta reflexión del premio Nobel en Física Steven Weinberg: ´La religión es un insulto a la dignidad humana. Con o sin ella, se encontrará buena gente haciendo cosas buenas y gente malvada haciendo cosas malas. Pero para que la gente buena haga cosas malvadas, se necesita la religión´.

______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de LA RECUPERACIÓN ES UN HECHO.

Anuncios