@ellibelaresc

Mucho hemos hablado a lo largo de 2014 del tema estrella del año, la corrupción. Nóos, Púnica, Gürtel, Bárcenas, Bankia, tarjetas black, ERE son nombres que recorrieron un año salpicado por innumerables escándalos que mancharon todas las esquinas desde el poder. Tantos (más de 2000 imputados) que sirvieron para elevar como nunca la preocupación de los españoles y obligar a los partidos a responder más rápido que nunca para aplacar la ira ciudadana. Así y todo no lo han conseguido.

Ha sido el año en que un juez de Palma de Mallorca ha decidido (veremos en qué quedan sus corruptelas, según el abogado de Cristina) juzgar a la hija del rey emérito (¡Qué ejemplo está dando! Mientras media España se las está pasando canutas él se pasea por los mejores restaurantes del planeta. El último en el restaurante The Ivy, uno de los más lujosos de Beverly Hills y habitual de las celebridades) por delito fiscal y el año que entraron en prisión una tonadillera -Isabel Pantoja-, un exministro -Jaume Matas-, dos expresidentes de clubes de fútbol -José María del Nido y Josep Lluís Núñez- y un histórico de la política condenado por fraude fiscal tras un proceso de 10 años -el expresidente de la Diputación de Castellón y del PP provincial Carlos Fabra-.

Imputados a la espera de juicio: Jordi Pujol, su esposa y seis de sus siete hijos por fraude fiscal y trapicheo de dinero en paraísos; el exvicepresidente popular, Rodrigo Rato, por su evasión de capitales, desmantelamiento de Caja Madrid y tarjetas negras; al socialista Narcís Serra y a una treintena de exdirectivos de Caixa Catalunya por sus sueldos desproporcionados; el Supremo ha recibido parte de la causa de los ERE irregulares andaluces e investigará a los expresidentes socialistas de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, junto a los exconsejeros y hoy parlamentarios nacionales Gaspar Zarrías, José Antonio Viera y Mar Moreno; la Fiscalía Anticorrupción también decidió investigar al histórico sindicalista asturiano José Ángel Fernández Villa por ocultar en el extranjero 1,4 millones de euros.

El año se ha cerrado con la dimisión de la alcaldesa de Alicante, la ‘popular’ Sonia Castedo, tras meses de presión de su partido, y de la ministra Ana Mato, que no está imputada pero sí identificada por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz como ´partícipe a título lucrativo´ de los regalos de la trama Gürtel a su exmarido, el exalcalde de Pozuelo (Madrid) Jesús Sepúlveda.

El juez Ruz ha dado por terminada la primera fase del caso Gürtel (1999-2005; falta por terminar la segunda etapa y el caso de los ´papeles de Bárcenas´ y la caja B del PP) y juzgará a 43 personas, entre ellos los supuestos cabecillas Francisco Correa y Álvaro Pérez, excargos del PP como Pablo Crespo, los extesoreros Luis Bárcenas, Álvaro Lapuerta y Ángel Sanchís y exalcaldes como Guillermo Ortega y Sepúlveda, así como el exconsejero madrileño Alberto López Viejo. También en Valencia está cerrada la instrucción de cinco de las seis piezas en las que se divide la rama valenciana de Gürtel –queda pendiente la relativa a la Radiotelevisión valenciana y la visita del Papa en 2006–. La primera en ser juzgada será la que investiga los contratos de la trama para la participación de la Comunidad en Fitur. En este caso se sentarán en el banquillo 13 personas.

La Audiencia de Baleares procesará por el caso ´Nóos´ a 17 personas (Cristina de Borbón, Iñaki Urdangarín y Jame Matas, entre otros); por el ‘caso Pretoria’ se juzgará por corrupción urbanística a 11 personas, entre ellos el exsecretario general de Presidencia y colaborador de Pujol, Lluís Prenafeta, el exconsejero de Economía Macià Alavedra y el exalcalde socialista de Santa Coloma de Gramenet Bartomeu Muñoz; 13 procesados en Galicia por el caso Campeón; 41 en Aragón por el ‘caso Molinos’, y 15 en Asturias el ‘caso Marea’. En Lanzarote ha comenzado el juicio del ‘caso Unión’. El caso Forum en Santa Cruz de Tenerife, el caso Pokémon en Galicia, el caso Novo Cartago en Murcia. En Sevilla, el caso Mercasevilla, una investigación que llevó a los ERE. La corrupción más reciente, que sepamos, es la de la trama Púnica de amaño de contratos, principalmente en Madrid, un asunto de 50 imputados por el que está en prisión preventiva el exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados.

Y mientras el PSOE pidiendo que Cristina de Borbón renuncie a sus derechos dinásticos, cuando lo que tienen que pedir, por autenticidad democrática, es la abdicación real de la familia entera, que conocemos de su afán de riqueza y capacidad de negocios.

Ya veis los ejemplos. Y son la gente que nos gobierna y dicta leyes.

______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de LA AUDIENCIA NACIONAL IMPUTA EL HUMOR.

Anuncios