@ellibelaresc

Esta es la noticia: Un informe revela que aunque la población joven es más tolerante que la población en general, controlar los horarios de la pareja, supervisar sus compañías, impedir que vea a su familia o amistades, no permitir que trabaje o estudie o decirle las cosas que puede o no puede hacer son actos de violencia machista considerados como ‘inevitables’ o ‘aceptables’ por uno de cada tres jóvenes de entre 15 y 29 años. La idea del amor romántico entre los jóvenes disfraza de cariño la violencia machista. Es esa idea de que por amor hay que estar dispuesto a darlo todo, que los celos forman parte de él y que formar una pareja conlleva anular la individualidad de la persona.

Son datos del informe ‘Percepción social de la violencia de género en la adolescencia y la juventud’, presentado por la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad. En el informe se indica que ´estamos especialmente preocupados por los jóvenes y su percepción de la violencia de género porque vemos que sus relaciones afectivas y sociales tienen comportamientos discriminatorios e inadmisibles´. El estudio, realizado con una muestra de más de 2.500 jóvenes de ambos sexos, también revela que los adolescentes tienen una menor percepción de las desigualdades de género que el resto de población.

Esta es la conclusión del PP: estas conductas machistas las practican o toleran jóvenes que durante siete años estudiaron la asignatura socialista de Educación para la Ciudadanía, lo cual demuestra la inutilidad de la misma y la inoportunidad de sus contenidos. No se han conseguido los objetivos porque todo en ella estaba mal programado y era poco convincente. Por eso el cambio a otro currículo más realista en el que la enseñanza de los valores morales y prácticas católicas se imponen como valores universales. Es la conclusión que la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomedio, saca del repunte de violencia machista entre los jóvenes.

Y esta es mi conclusión: después de más de un siglo (exceptuamos los años de la República) exigiendo y evaluando la asignatura de Religión ¿qué objetivos se han cumplido? ¿Cuántos millones de niños y jóvenes que han sido obligados a estudiar la asignatura Religión han leído la Biblia, o saben quién era Abraham, Isaías, Moisés, el Deuteronomio, el Éxodo o el Apocalipsis? ¿A cuántos de esos jóvenes se les habrá ocultado el machismo inherente que rezuma en toda la iglesia católica? ¿Cuál es el papel de la mujer en esta iglesia? ¿No es servir a los hombres, curas, obispos, cardenales y papas? ¿Cuántos de esos millones, aparte de haber participado en la fiesta llamada primera Comunión, cumplen con los preceptos de la iglesia, o van a misa los domingos? ¿Cuántos de esos jóvenes que estudiaron la asignatura Religión están en las cárceles por machismo, delincuencia o tráfico de drogas?¿Fallo en la evaluación de los contenidos? Que no se equivoquen, ni los del PP (y antes los del PSOE que lo consistieron) ni los que controlan al PP, los obispos: no les ha servido de nada. Y encima nos cuesta a todos los españoles un pastón mantener a los llamados profesores de Religión católica. Un timo.

ÚLTIMA HORA: El Tribunal Supremo admite la demanda de paternidad de una ciudadana belga contra el rey emérito. La Sala Primera cree que las pruebas recibidas hasta ahora son ´un principio bastante´ para aceptarla.

_______________________________

 En la gacetilla de mañana hablaremos de SI PODEMOS GANARA.

Anuncios