@ellibelaresc

Que me lo cuenten como quieran, que lo adornen con aleluyas y cánticos mesiánicos: la Religión, como asignatura, es una barbaridad que se explique en los planes de estudios y ya no te digo que sea materia evaluable, para volverse locos. Wert y toda su panda de fanáticos algún día tendrán que pagar, aunque solo sea con el desprecio, por el adoctrinamiento que han consentido a miles de niños y jóvenes de este país. Que sepan que solo un porcentaje mínimo de esos estudiantes van a ser fieles a la secta en un futuro, el resto no es tonto y muy pronto lo van a entender. La religión debe enseñarse en las sacristías como catequesis, quien no entienda esto es porque no le da la gana. ¿Hay algo más irracional que explicar dogmas en un centro de enseñanza?

Pero vamos a contar la última barrabasada que ha consentido Wert en los currículos de esta asignatura, que como bien saben mis lectores en esta materia el Estado paga y la iglesia católica adoctrina desde educación primaria hasta bachillerato. En el B.O.E. de  24 de febrero, y mientras todos andábamos pendientes de lo que ocurría en la pantalla del iPad de Celia Villalobos, el Gobierno publicaba dos Resoluciones (1849 y 1850) de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial, por las que se publica el currículo de la enseñanza de Religión Católica.

Las resoluciones establecen, como viene siendo habitual, la voluntariedad (faltaría más) de la asignatura de religión (católica mayoritariamente) para los alumnos pero la obligatoriedad para los centros docentes de ofrecerla a quien la pida. Un chollo que para sí quisieran otras docenas de religiones, y que evidencian que España no es un Estado laico sino aconfesional, y de mentirijillas.

Invito a mis lectores interesados en el tema a que, si el estómago se lo permite, dediquen un tiempo a leer y analizar estos anexos del BOE en los que de manera oficial se propone cómo adoctrinar en modelos talibanes a nuestros niños y jóvenes. No te pierdas, si te interesan los cuestionarios, leer las introducciones a los anexos. Dan el toque a una iglesia oficial anclada en la Edad Media.

http://www.boe.es/boe/dias/2015/02/24/pdfs/BOE-A-2015-1849.pdf

http://www.boe.es/boe/dias/2015/02/24/pdfs/BOE-A-2015-1850.pdf

El BOE confirma por decreto la existencia de dios. Uno revisa los cuestionarios y espera encontrar lo de siempre. Pero esta vez este gobierno ultraconservador, insensible, medieval  e irracional se ha pasado en muchas cosas. A mí y a muchos otros nos han llamado la atención dos detalles que reflejan el sinsentido de estas enseñanzas en la escuela.

El primero, que entre los criterios de evaluación para el segundo curso de educación primaria (¡7 añitos!) esté que ´el rechazo de Dios tiene como consecuencia en el ser humano la imposibilidad de ser feliz´ (¡¿?!). Y claro, ya sabemos todos dónde está el secreto, que me parece muy bien que ellos lo piensen así, pero que por lo menos me dejen disentir. Ese dios que ellos predican es imposible que haga hombres felices, antes al contrario. Es un dios que está en contra de la solidaridad, de la alegría, de la concordia y es prototipo de miedo y de castigo. Que repasen la Historia y cuenten cuántos millones de hombres han sido unos desgraciados por ese dios, mejor dicho, por los que han predicado a ese dios, y no digo más.

Y el segundo: en los estándares de aprendizaje evaluables para el primer curso de la ESO (12 años) se pide que el alumno ´argumente el origen del mundo y la realidad como fruto del designio amoroso de Dios´. Y en 1º de Bachillerato (16 años) que el alumno ´reconoce con asombro y se esfuerza por comprender el origen divino del cosmos y distingue que no proviene del caos o el azar´. ¿No se le llama a esto creacionismo? ¿Ahora sí es válido y no para el ´engendrado, no creado? ¿Apruebo Religión y suspendo Ciencias? ¿En qué quedamos? ¿Cuál es la teoría que debo aceptar para el origen del universo? ¿Qué están haciendo los profesores de ciencias para protestar por tan gigantesco dislate?

También tendrán que  informarse con rigor (¿?) sobre los conflictos de la Iglesia con Galileo y Servet y justificar ´razonadamente las causas y consecuencias de dichos conflictos´. ¿Justificar qué? ¿Las teorías heliocéntricas y la libertad de pensamiento?

23 páginas de BOE y los fucsia siguen sin estar satisfechos.

__________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de LA OPINIÓN DEL TEÓLOGO.

 

Anuncios