@ellibelaresc

Hablábamos ayer de la barrabasada que el ministro Wert ha cometido permitiendo que se publique en el BOE el currículo que los obispos quieren para la asignatura Religión. Al leer los cuestionarios promovidos por los obispos nos sumergimos, más que en un texto oficial y público del Estado español, supuesta y engañosamente aconfesional, en una encíclica católica o en el discurso irracional y soporífero que se vierte en miles de iglesias de España a diario, a modo de herramienta de adoctrinamiento ideológico y sectario. Vuelta al nacionalcatolicismo franquista. Vuelta al Cara al Sol y los lavados de cerebro colectivos y seculares. Vuelta a la imposición de dogmas inhumanos que han llevado a la humanidad a las peores aberraciones. Vuelta al no pensar, al no aprender, al odio a la democracia, al odio al conocimiento, al odio al humanismo y al odio a la libertad. Vuelta a la España más zote, más cerril y más negra. Pobres niños españoles, lo que les espera en las escuelas. Acabarán muchos siendo reprimidos, fanáticos e intolerantes, que es, en realidad, lo que se espera de esta caverna irredenta que es el Partido Popular.

Ayer os dábamos nuestro parecer sobre estas enseñanzas en la escuela, hoy os ofrecemos la opinión que el teólogo Juan José Tamayo tiene de los contenidos absolutamente inadecuados de la asignatura.

Termino esta gacetilla con una sentencia de Epicuro (341 a.n.e) en su Carta a Meneceo: ´No es impío el que desecha los dioses de la gente, sino quien atribuye a los dioses las opiniones de la gente´.

________________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL TEST DE ESPAÑOLIDAD.

Anuncios