@ellibelaresc

No. Esta gacetilla no va a hablar del western de Clint Eastwood. El título lo hemos tomado para censurar actitudes incomprensibles que desde hace ya muchos años, desde la guerra civil, adoptan los partidos de izquierda en España cuando se trata de tomar medidas ajustadas y adecuadas para derrotar a la derecha. Estamos en precampaña de muchas convocatorias electorales que se van a hacer a lo largo del año y nos fijamos en las posturas que ante el hecho electoral toman los partidos de izquierdas y las queremos censurar.

La actividad política interna de los partidos es, en estos momentos, un no parar. Hay que preparar programas, candidatos y estrategias para conseguir votos. La derechona del PP, pese a los piques Rajoy-Cospedal-Esperanza, tiene ideas muy claras. Otra cosa es que esta vez consigan sus objetivos. Al PP lo votan tanto los hijos de Blas Piñar como la burguesía que se cree de centro pero que en realidad es de derechas; y también los obreros que siguen pensando que la derecha sabe mucho de negocios. Pero van todos a una. No hay fisuras, y si las hay, se callan y se ocultan. No hay corrupción, y la que hay se solapa con ´y tú más´.

Pero la izquierda es otra cosa. Decidme si cualquier partido del arco político español de izquierdas no incluirá en su programa electoral las siguientes actuaciones: apostar por una seguridad social de calidad, gratuita y universal, una educación pública digna, desarrollar la ley de dependencia, limpiar España de corruptos, devolver los derechos laborales, una renta básica para los que no tienen ningún tipo de renta, cobertura digna para los parados, un Ministerio de Exteriores que vuelva a recuperar la solidaridad en cooperación. ¿No son estas propuestas reivindicaciones de cualquier izquierda? ¿Es tan difícil que las izquierdas españolas con todos sus matices, gustos y manías se pongan de acuerdo para presentarse juntos a unas elecciones y defender estas exigencias de los ciudadanos? Pues parece que sí, que es imposible. Y lo perverso del caso es que no es un problema circunstancial sino, por lo que parece, genético.

Los oyes hablar en la televisión, o lees sus posturas en la prensa y se muestran de lo más coherentes. Pero en el momento en que se ponen siglas, estalla la guerra. Los de IU no quieren ni rozarse con los socialistas, los de Podemos no quieren ni ver ni en pintura a los del PSOE, los socialistas no quieren saber nada de Podemos  pero los de IU a veces pactan con los socialistas y en Extremadura con el PP. Es para volverse locos, es más, para decirles basta ya y arrinconarlos en la cuneta del olvido. Se lo merecen porque tan de izquierdas que son y solo piensan en sus intereses. Los ciudadanos les importamos un bledo. Todos nos cuentan los mismos mensajes pero son incapaces de compartir una lista electoral y así les va. Una coalición de izquierdas arrasaría al PP y afines. Pero no, parece que no es posible.

Es lamentable que esto ocurra cuando en todo el país se están dando las condiciones óptimas para desbancar del poder al PP y su cuadrilla corrupta. Es ahora un momento excelente para que la izquierda reflexione y sea capaz de pensar más en los demás  que en ellos mismos. Que dejen de ser egocentristas, sectarios e intolerantes. Que se dejen de teorías hermenéuticas  y capten la desesperanza y el agotamiento de la ciudadanía que ha perdido la dignidad desde que el PP llegó mentirosamente al poder. Hemos perdido todos nuestros derechos laborales, nos multan por manifestarnos, nos chantajean con cambiar el aborto, hemos visto cómo han regalado la sanidad pública a empresas privadas y cómo también han vendido viviendas de protección oficial, pensadas para los que nada tienen, a fondos buitre. Hemos visto demasiadas desgracias, desahucios, suicidios, hambre, pobreza infantil mientras hemos leído en los medios de comunicación que los más ricos han aumentado vertiginosamente sus bolsillos. ¿Y no nos une toda esta desgracia, todo este despropósito, tamaña indignidad? Nuestra dignidad ha sido pisoteada por el PP ¿y ni en estas circunstancias van a ser capaces de unirse los partidos llamados de izquierdas? ¡Qué lamentable!

______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de CINCO PINCELADAS.

Anuncios