@ellibelaresc

Desde que me enteré que aliviar económicamente en negro al Partido Popular es igual o mejor que hacerlo con Caritas o Cruz Roja estoy de un sensible que no veas. Y así entiendo tantas y tan largas colas en las sedes del partido Popular de toda España, que no han acudido, como yo creía, para  vitorear a sus líderes por las victorias en las próximas elecciones sino para aliviar el estómago de tanta necesidad que se padece. Las sedes del partido son más centros de las Hermanitas de la Caridad que locales políticos. Qué ejemplares.

No, los del PP no son un partido político, son mucho más. Son la esencia del Evangelio en la tierra. Son mecenas, benefactores, altruistas, limosneros; son auténticos cristianos que se despojan de cualquier vanidad para entregarlo a los pobres. No, ni hablar, esa insidia que todos pensábamos de los sobres carecen de fundamento. Se repartían los sobres no para ajustar sus mínimas nóminas sino para hacer más ágil el reparto de necesidades a los pobres.

Así se entiende que cuando reforman sus sedes con dinero negro no lo declaran porque saben que las  reformas  son para un buen fin y que no se puede perder el tiempo en trámites. Durante el día tratan en las sedes asuntos del partido y por la noche se convierten en humildes albergues para los indigentes. ¡Qué mal hemos, he, juzgado al Partido Popular! Son, y han sido, la esencia de la caridad en España. Y encima el juez Ruz rascándoles las narices. Una injusticia. Perdón y admiración por la colección de presidencias de que disfruta don Mariano: Presidente del PP, Presidente del Gobierno y Presidente de Caritas. ¿También de los Registradores? ¡Guinness total!

Y ahora sí que entiendo la fotografía.

CaritasPP

En la gacetilla de mañana hablaremos de Y SIGUEN MINTIENDO…

Anuncios