@ellibelaresc

¿Cuando un ciudadano vota en unas elecciones qué impulsos políticos y emocionales lo mueven? ¿Cómo se vota, con el corazón o con la razón? Mala cosa hacerlo solamente con el corazón, sin haber escuchado razones ni explicaciones. Estoy con Arturo Pérez Reverte cuando sostiene que ´De nada sirven las urnas si el que mete la papeleta es un analfabeto´. Y este analfabeto es el que desesperadamente busca el Partido Popular. Votantes que ni leen ni les importa un periódico, que no contrastan ninguna opinión, y que son, sus tatarabuelos ya lo eran, de piñón fijo. Este voto fijo y cerril es el que busca el Partido Popular. A muchos de estos votantes si alguna vez escuchan al inefable Hernando les encantan sus borregadas. Es lo que hay. Cultura es lo que hace falta para desasnar al pueblo.

Son votantes que no tienen en cuenta las falacias, mentiras y promesas incumplidas que hacen los políticos cuando mendigan votos. Es para echarse a llorar que la condesa Esperanza Aguirre, que ha estado metida en todos los trapicheos de corrupción en su comunidad y que incluso ha sido capaz desautorizar a la policía municipal y salir de perlas, pueda recibir un solo voto. Y los va a recibir. Imposible entender que esta mujer se haga la sueca de todo lo que prometieron en la anterior campaña y ahora predique con la desvergüenza que le es propia que se debería ir a por los partidos que ‘prometen el cielo y la tierra’ y luego no cumplen. Y el recurso de siempre: ´o nosotros o el caos porque quienes prometen el cielo suelen traer el infierno para los demás, y suelen reservarse el cielo para sí´. Está claro que habla por experiencia propia.

Igualmente cómo es posible que haya gente que escuche a Rajoy cuando redobla su apuesta y promete crear un millón de empleos en Andalucía después de ver y sufrir en el propio cuerpo los miles de puestos de trabajo que prometió en 2011. Y que tenga la caradura de pedir que no se tire el voto con fórmulas que garantizan la continuidad del socialismo. ¿Quiénes son los que escuchan a Rajoy? ¿Qué políticas sociales ha hecho el PP?

Cuando los cogen in fraganti se defienden creyendo que somos idiotas. Fijaos, si no, en este testimonio del vicealcalde del Ayuntamiento de Valencia, Grau, que asegura que dimite por su imputación en el caso Nóos por el ‘sufrimiento generado en su entorno. No soy culpable de nada, soy víctima de una cacería política´, asegura. Al chulo, prepotente y maleducado vicepresidente se le acusa desde la Audiencia Provincial de Baleares de los presuntos delitos de prevaricación administrativa, fraude a la administración, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y falsedad de documento oficial. ¿Y Rita no se enteraba de nada? ¿Estará sorda? ¿Se habrá quedado ciega? La verdad, no entiendo nada, no entiendo que dimita siendo inocente y no dé la guerra a la que tan acostumbrado está. ¡Qué gente!

Hasta cuando inauguran mienten. La cercanía de las elecciones autonómicas y la falta de presupuesto obligan a los dirigentes políticos a inaugurar pequeños kilómetros de autovía o contenedores de reciclaje para promocionar su gestión política. Veo en una foto a Ana Pastor y Alberto Núñez Feijoo destapando el mojón que representa el inicio de las obras de una carretera. ¡Queda inaugurado este mojón!

Mientras escribo esta gacetilla escucho la entrevista que Carlos Herrera le ha hecho a don Mariano en Onda Cero. ¿Un comentario? Patético, más de lo mismo, en una encrucijada de la que no sabe salir y otra vez se le mueve el ojo de las mentiras. Confuso, trabado, sin contestar muchas veces a las preguntas y yéndose por los cerros de Úbeda. Aparentaba serenidad y tranquilidad, pero no era así. En más de un ocasión Herrera lo ha puesto en dificultades.

Un ejemplo: la pregunta referida al tesorero Bárcenas, que manifiesta el grado de cinismo de don Mariano. El presidente de uno de los partidos más voluminosos del país no tenía ni la menor idea de cómo andaba su tesorería: ´Ni yo, que era el presidente del partido, ni el anterior presidente, ni todos los secretarios generales del partido conocíamos esa supuesta contabilidad B´. Y luego añade: ´La contabilidad B no es del PP, sería del señor que hizo la contabilidad B, el señor Bárcenas´.

Por lo que se deduce de estas declaraciones en Génova las cuentas van por libre, un poco igual que marcha la economía del país, a su puta bola. Bárcenas tiene una barbaridad de millones de euros en Suiza gracias a que había montado un chiringuito en su despacho con ramificaciones en El Rastro y allí no se enteraba ni el conserje. En el PP todo funciona así, a la buena de Dios, y por eso, por pánfilos, perdieron la oportunidad de nombrar a Bárcenas ministro de Economía, que hubiera sacado al país de la ruina con venderle dos cuadros a algún tonto.

Es una vergüenza que un tipo como Rajoy pueda tener otra oportunidad de Gobierno. Él y todos los que palmean sus ´gracias´.

____________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL CATÓLICO PRACTICANTE MONTORO.

Anuncios