@ellibelaresc
No sé dónde cacé al vuelo el siguiente párrafo, ¿o no lo cacé? :
Le decía Aristóteles a su hijo Nicómaco que la política era el oficio más noble, puesto que se ocupaba del bien común. Como sé lo que estás pensando, querido lector, no entraré en más comentarios sobre la vigencia o no de tal afirmación, pero permíteme que a su estela exponga mi opinión de que en días como hoy si hay un oficio noble y generoso, ese es el de profesor. Forman, educan, iluminan y crean futuro por vocación, y su recompensa, dado el nada elevado reconocimiento económico que reciben, es la de hacer de quienes en ellos confían personas más íntegras y libres.

En la gacetilla de mañana hablaremos de PROHIBIDO LUCIR EL CANALILLO.

Anuncios