@ellibelaresc

Ayer hablábamos de los elogios a Rato del PP y de su detención parcial y hoy lo haremos de las declaraciones de la Secretaria General del PP, Dolores de Cospedal,  sobre la Amnistía Fiscal en 2010 y en qué han quedado esas denuncias populistas cuando han llegado al gobierno. Han hecho exactamente lo que denunciaban del PSOE. ¡Maldita hemeroteca! Pero ya veis que no pasa nada, ni se sonrojan. Esa es la calidad que atesoran, y la dignidad.

Tomo como referencia un artículo de Ignacio Escolar en El diario en donde reflexiona sobre cinco datos sobre la amnistía fiscal de Montoro que nos van a cabrear.

  1. Un honrado ciudadano español que tenga la suerte de trabajar paga en el impuesto de la renta entre el 20% y el 47% de su salario. Un inversor que viva de las rentas de su capital, entre el 20% y el 24%. A estos porcentajes hay que sumar el IVA, el IBI, la gasolina y unos cuantos impuestos más. ¿Y cuánto paga un defraudador? El Gobierno de Rajoy –al mismo tiempo que subía todos los demás impuestos– anunció en 2012 una amnistía fiscal que permitía perdonar el fraude a cambio de abonar el 10%. Solo el 10%. Y lo peor es que este insultante porcentaje no fue verdad.
  2. Poco después de anunciar esta amnistía fiscal que el ministro Montoro eufemísticamente presentó como unas ´medidas excepcionales para incentivar la tributación de rentas no declaradas´, el Gobierno rebajó aún más esta ridícula penalización. En vez de un 10% de todo el dinero sin declarar, Montoro lo dejó en el 10% de los intereses que hubiese generado ese dinero negro durante los últimos tres años. No es exactamente igual.
  3. El Gobierno, para rematar la barbaridad, también permitió que el dinero en efectivo se pudiese acoger a la amnistía fiscal. Bastaba con declarar que tenías esos fajos de billetes desde antes de 2010. Obviamente, fue un enorme agujero por el que con seguridad se coló dinero del narcotráfico, de la trata de personas, de la venta de armas, de la corrupción y de todo tipo de actividad criminal.
  4. El Gobierno de ese ministro Montoro que aún sigue sin dimitir esperaba recaudar con esta idea genial 2.500 millones de euros. La cifra real no llegó a la mitad. Hacienda se llevó solo 1.191 millones de los 40.000 millones de euros que se regularizaron con la amnistía fiscal.
  5. En vez del 10% los defraudadores perdonados por Montoro solo pagaron al fisco un 3% de media. Solo el 3%. Hasta con el IVA superreducido de una barra de pan (4%) un honrado ciudadano paga más.

Ya veis. Una amnistía hecha a medida del capital y de los amigos de Montoro o del PP. ¿Mejor que nos callemos y sigamos cabreados?

______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL PP y el IVA.

Anuncios