@ellibelaresc

LOMCEMuy pronto van a empezar las matriculaciones de niños y jóvenes para el próximo curso escolar. Los padres que quieran inculcar a sus hijos una educación libre de leyendas, mitos, miedos e intransigencia deberán tomarse muy en serio la elección de la asignatura Religión para sus hijos. Sé que muchísimos padres matriculan a sus hijos en esta asignatura por inercia. ´Total, dicen, qué daño les puede hacer´. No es esta una buena reflexión. El daño posible que esta asignatura les puede hacer es muy significativo. De entrada le van a llenar a su hijo la cabeza de cosas que hay que creer porque sí, de pecados, de castigos, de incoherencias que no tienen por qué asimilar. ¿Por qué estos padres no se lo plantean en serio y si tan necesaria ven la educación en la religión no los llevan a la catequesis de su parroquia? Es lo que debería ser. La escuela, ya sea pública o concertada, no está para adoctrinar sino para enseñar y educar en valores laicos. Y decir laico es decir respeto a la libertad de pensamiento  o de creencia.

Como ya defendía en una gacetilla anterior (La laicidad en España) no es ningún descubrimiento el hecho evidente de que allá donde se instala la religión se expande el nepotismo y la corrupción, se imposibilita la democracia, se impone la irracionalidad y la superstición, se extiende el fanatismo y la intolerancia, se promulga la incultura y la cerrazón a la hora de percibir el mundo, se detiene el progreso, se coartan las libertades, se frenan los derechos humanos, se anula el librepensamiento, se venera el oscurantismo y la sinrazón y, atendiendo a lo más prosaico, se vacían con primor las arcas públicas, y privadas de los que se dejen.

La religión tiene que salir de la escuela por eso, y de acuerdo con Europa laica, les voy a dar a los padres que están dubitativos y no saben si matricular o no a sus hijos en Religión, siete razones por las que lo deberían pensar y no matricular.

  1. Provoca la segregación del alumnado, en función de las creencias de sus familias, vulnerando el Derecho a la libertad de conciencia.
  2. Elimina horas lectivas de otras asignaturas.
  3. Hay contenidos del adoctrinamiento y proselitismo religioso que entran en contradicción con la razón, la ciencia y con derechos humanos, como la libertad de orientación sexual y la libertad de las mujeres o el origen de la vida y del universo, entre otros.
  4. La Educación en igualdad de niños y niñas no es compatible con algunos de los dogmas religiosos, en donde la mujer es subordinada, dentro del modelo de sociedad patriarcal que fomentan.
  5. Los dogmas religiosos van en contra del pensamiento crítico y de la autonomía personal.
  6. Las personas que imparten religión son designadas por los obispados y otros jefes religiosos, en base a su fe y cumplimiento de su doctrina, financiándose con dinero público en el caso de la religión católica.
  7. El proselitismo y difusión de la doctrina religiosa se debe hacer en los lugares de culto o en otros ámbitos. Los centros de Enseñanza deben de servir para aprender y no para creer.

Esta es la asignatura del PP, la que se impone para adoctrinar y para conseguir votos. La oposición rechaza la Religión católica en las aulas. La mayoría de los partidos piden revisar los acuerdos con la iglesia que permiten a los obispos diseñar el temario. Los distintos partidos de la oposición —tanto los presentes en el Parlamento como los que las encuestas sitúan allí tras las próximas elecciones— rechazan los nuevos contenidos y defienden que la asignatura salga de los centros públicos o se convierta en una materia más genérica, como Historia de las Religiones. Esta asignatura, impartida por no curas, me parecería muy interesante. En principio por no ser doctrinal.

_____________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL REY EMÉRITO.

Anuncios