@ellibelaresc

Cuando escribo esta gacetilla todavía aparecen por la TV resultados de las elecciones autonómicas y municipales. Si soy sincero tengo que decir a mis lectores que estoy a punto de coger una depresión política sin precedentes. Respeto, faltaría más, a todos aquellos que en un momento u otro hayan votado al Partido Popular. Pero con todo lo que le han hecho al pueblo, con todas las trampas que han hecho para enriquecerse, con la mierda de corrupción y de escándalos que han provocado no puedo entender que, así y todo, han conseguido los votos que han conseguido, por ejemplo en la Comunidad Valenciana, en Madrid, Murcia, Galicia, Valladolid con León de la Riva, que no quiero calificar… ¿Es que no habrá forma de castigarles por todo lo que nos han robado y por cómo nos han ninguneado?

Caso Esperanza Aguirre, que es el más vergonzoso. Próximamente hablaré de Rita. ¿Cómo es posible que el pueblo de Madrid no haya percibido el ´elemento´ que es? Una mujer que con su siniestra trayectoria empezó con el ‘tamayazo’ y continuó con Gürtel, Bárcenas, Blesa, Bankia o Rato. Para ella no hay límites. Los que impone la ley se los salta cuando le conviene. Su carrera está llena de ejemplos como el oscuro transfuguismo de votos del Tamayazo; las donaciones de empresarios (alguno en la cárcel como Díaz Ferrán) para sus campañas a través, entre otros medios conocidos, de la fundación FUNDESCAN; los troceamientos de los contratos para que al no superar determinada cantidad evitar que salieran a concurso y poder proceder a la adjudicación directa, lo que permitió a su Gobierno regional contratar masivamente con la trama Gürtel; o aparcar en zona prohibida y darse a fuga de los vigilantes. Sobre los límites que se derivan de la ética social no da muchas muestras de conocerlos, pues parece no obedecer a otra ética que no sea su ambición de poder. Su feroz autoritarismo la ha llevado a banalizar los asesinatos de los abogados de Atocha a los que degrada por comunistas. Es como volver a asesinarlos. Ahora propaga que si ganan los de la calaña de Podemos no se podrá votar más en España en libertad. Habrá que recordarle a esta ilustre condesa de Bornos que en enero de 1977 esta señora ya era más que adulta y no parece que en aquel año ni en los anteriores hiciera nada para traer la libertad a España. Se ve que con el dictador vivía muy plácidamente. Una candidata así ¿cómo es que ha cosechado tantos votos? ¿Cómo es posible que los madrileños no hayan percibido, todavía con más fuerza, la nobleza, la elegancia y la dignidad de Manuela Carmena frente a la populista y casi barriobajera Esperanza para quien todo ha valido con tal de conseguir, arañar, unos votos?

Me quedo con esta declaración de José Sacristán: ´Con todo lo que se sabe, muchos volverán a ser votados y habrá que admitir que somos un país de mierda´. Pues sí, lo somos.

¿Por qué la inmensa mayoría funciona así? ¿Qué misterios inescrutables controlan el voto? ¿El miedo? El PP es especialista en recurrir al miedo, porque saben que el miedo es el peor enemigo del avance y de la lucidez. Peor que estamos no podemos estar, o sí, porque de seguir la derecha gobernando yo ni sé lo que va a pasar. La semana pasada The Guardian  contaba que la Comunidad Valenciana es una cleptocracia que incluso se pone como muestra en varias facultades de Económicas a modo de ejemplo del arte político de saquear y robar. Y así y todo ved la cantidad de votos que han conseguido. Hace escasas semanas el diario The New York Times publicaba un contundente editorial: ´La nueva Ley Mordaza española es un retroceso a los oscuros días del régimen franquista´. Y así y todo los resultados muestran, lamentablemente, que una buena parte de españoles les siguen votando. Quizás tenemos lo que merecemos. Quizás sea el miedo. Y, como dijo el filósofo Epicteto hace más de veinte siglos, ´no es la muerte, sino el miedo la fuente de todas las miserias´. Y así nos va. Estaba convencido de que ya en estas elecciones municipales y autonómicas iba a triunfar el voto de la decencia.

________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¿ES ÉTICO HABER VOTADO AL PP?

Anuncios