@ellibelaresc

Visto lo visto en la campaña electoral en la que el PP ha mordido por todas partes, y en muchas olvidándose de los principios éticos que deben presidir cualquier democracia, me inunda (como ya decía ayer) el mal humor cuando aprecio los resultados de las elecciones del pasado domingo. Y aprecio que, a pesar de todo, a pesar de su franca impopularidad por culpa de la mierda corrupta de su partido, los Cospedal, Aguirre, Rita Barberá, Rus, Monago, Fabra, Cifuentes, León de la Riva y miles de PePeros no han salido tan mal parados como era de esperar. Por eso es más conveniente que nunca reflexionar que si viviendo como estamos viviendo en un País con una enorme crisis de valores es ético, o pecaminoso si se trata de cristianos, haber dado el voto a esta pandilla de ladrones y corruptos llamada Partido Popular.

A pesar del férreo control que el Gobierno tiene de los medios de comunicación a estas alturas toda la población sabe que está probado que el PP lleva casi dos décadas financiándose con dinero negro. Toda la población sabe que todos sus dirigentes, Esperanza Aguirre afirma que salvo ella y Gallardón, llevan años cobrando sobres de dinero negro del que desconocen su procedencia, que igual podría ser del narcotráfico que del tráfico de armas o de la corrupción inmobiliaria. A estas alturas todos sabemos que mientras muchos pagábamos impuestos y éramos vigilados por Hacienda, ellos, en la oposición y luego en el Gobierno, se reían de nosotros. Un partido corrupto con unos dirigentes y gobernantes corruptos. Esto está denunciado y probado y lo sabemos todos. ¿Y sabiéndolo, por qué se les has votado?

Todos, o casi, los posibles votantes conocen que el presidente del Gobierno divide a los súbditos de este Reino en ´seres humanos normales´, quienes son como él, y los demás, quienes no somos como él, afortunadamente. Y conocen que su punto de vista demencial es lo que está realmente detrás de las políticas de este Gobierno en relación con los ´seres humanos anormales´: el robo de la sanidad pública, de la educación, de los servicios sociales, del derecho a la justicia, de la libertad de expresión. Puede que muchos de esos votantes no lo sepan, pero aprobaron una ´ley mordaza´ y pretenden censurar gubernativamente la información precisamente para que no lo sepan. ¿Y sabiéndolo, por qué se les has votado?

Y otra cosa para los votantes del PP con moral católica: ¿No deben considerarse pecado las políticas sociales del PP? Los obispos nacional católicos, con Franco y hasta nuestros días, salvo excepciones, declararon pecado muchas cosas, pero hoy debieran decir públicamente que quien celebra éxitos económicos a costa de la pobreza de tantas personas, quien maltrata sin compasión a los más débiles para dárselo a buitres ahítos de caviar, falta a varios mandamientos y a lo más elemental del mensaje de Cristo, la caridad. Al menos eso fue lo que nos enseñaron a varias generaciones que acudíamos mansamente a la catequesis y teníamos asignatura de Religión obligatoria en la escuela. Según la doctrina social de la Iglesia que emana del Concilio Vaticano II creo que votar al PP, además de inmoral, también es pecado. ´Un ciudadano que deja que le invada la corrupción no es cristiano, ¡apesta!´. Así de contundente ha sido el papa Francisco con la corrupción. ¿Y sabiéndolo, por qué les has votado y has consentido que el pecado inunde tu alma?

¿Sabiendo y viendo cómo se han comportado con la mayoría de los ciudadanos, cómo hay gente que ha podido votar al PP? ¿Es que cuando has votado a candidatos sobre los que pesa la sombra de la corrupción o que se han rodeado de corruptos es porque apruebas sus comportamientos o los minimizas con el clásico de que todos son iguales y qué le vamos a hacer, que más vale malo conocido que bueno por conocer? ¿Quién vota a corruptos no se hace cómplice de la corrupción? Lamentable que, si ese es tu caso, hayas votado al Partido Popular.

________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de RITA, YA NO ERES LA MEJOR.

Anuncios