@ellibelaresc

Qué malo es perder y no asimilar la derrota. Qué triste es tener menos cerebro que una cucaracha (¿?). Qué lamentable no tener la dignidad de reconocer que los votos te han tirado de tu puesto.

A muchos cargos públicos del PP no les ha sentado nada bien el hundimiento de su partido en prácticamente todos los niveles en la Comunitat Valenciana: perderán la Generalitat, diputaciones, ayuntamientos de capitales y de muchos pueblos, grandes y pequeños. La gran mayoría de estos perdedores se han tragado la derrota y con la boca pequeña la justifican  ante los medios. Pero también hay otros cargos que no han podido reprimir la rabia y han mostrado su enorme malestar y evidenciado el entramado ideológico que tienen en el subconsciente aunque presuman de demócratas. Tal es el caso de la concejala en funciones de cultura y juventud del ayuntamiento de Rafelbunyol (Valencia), Nuria Losada, que no ha podido soportar que su partido pasara de 6 concejales en 2011 a 3 concejales en las elecciones del pasado 24 de mayo. Ella sabrá qué ha hecho su partido, el PP, para esta debacle.

Pero la derrota ha llegado acompañada de estas barbaridades repletas de rencor que no solo demuestran que no ha encajado bien la derrota sino algo peor: aflora el pensamiento real que tienen muchos cargos y simpatizantes del PP: ´Ahora empezarán (las fuerzas progresistas) que si fuera el valencià, a tomar por saco la senyera, en la plaza de toros construirán un puticlub, las banderas españolas a tomar viento fresco, colegios públicos catalanistas, quema de iglesias, violación de monjas, a cagar el himno valencià y español […]; el 9 d’Octubre quemarán la senyera y todos batiremos palmas. Ole, ole, ole […] porque la izquierda es corrupta por naturaleza´. De Joan Ribó, probable alcalde de Valencia por Compromís, afirma que es ´catalán, comunista y marxista´, y de Manuela Carmena, representante de Ahora Madrid,  afirma que es ´una cómplice de asesinos en toda regla´. Nada dice de Rita Barberá. Normal.

Tengo que reconocer que en lugar de ponerme a llorar por tal cúmulo de prejuicios las opiniones de la tal Nuria me han provocado una cierta sonrisa. Es el argumentario del miedo que estas gentes han puesto en práctica durante décadas en toda la Comunidad: atemorizar, prevenir a la población de que vienen los catalanes, que otra vez volvemos al 36 con la quema de iglesias y disfrute de la monjas, con que nuestra señera y lengua son muy nuestras.

Me sorprende que esta concejala en funciones piense que la corrupción está en los rojos y no pueda ver que ella, pobrecita, está rodeada de mierda. Pobre señora, o señorita. Olvidas, o no quieres ver, Nuria, que en estas elecciones había muchas cosas en juego. Una de ellas era si finalmente la corrupción le pasaría una factura electoral al Partido Popular. Mucha gente en la izquierda lo dudaba y argumentaba que el votante de derechas es completamente insensible a los escándalos de corrupción. Según esta teoría, dicho votante otorga un cheque en blanco al PP y le da igual lo que pase después. Ni la evidencia más inapelable sobre robo y abuso de poder le hará cambiar de opinión, y tú, Nuria estabas convencida de que las cosas seguirían así.

Pero ya ves. Al final, la corrupción se paga políticamente. Y has de saber que la próxima son las generales, con borrón y cuenta nueva.

¡HORROR! Si hay un dios donde sea, que lo remedie. A río revuelto, ganancia de pescadores: Gallardón dice que ´está dispuesto a volver´. El exministro ‘cuela’ su anuncio durante su participación en un acto público autopreguntándose por si estaría dispuesto dedicarse de nuevo a la política.

______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL DELEGADO DEL GOBIERNO DEL PP.

Anuncios