@ellibelaresc

Hace más de un mes que en una gacetilla ya avanzábamos la pitada tan espectacular que se le iba a hacer al Himno de España y al Borbón en la final de la copa de España de fútbol (La final de la copa de España). El himno sonó solo durante 48 segundos y se emitió a un alto volumen por los altavoces del estadio, pero eso no impidió que los pitos se oyeran con total claridad en el estadio. No seríamos una gacetilla con voluntad de tratar temas de actualidad si no volviéramos a comentar el tema.

El PP denuncia ´la inaceptable falta de respeto a los símbolos constitucionales´. Perfecto. Se olvida de las sonoras pitadas que favoreció y aprobó contra Zapatero en los desfiles de la fiesta nacional, y nunca pidió, como sí esta vez, que se depuraran responsabilidades. El portavoz de Ciudadanos (C’s), Matías Alonso, lamentó ´la intolerancia y el absoluto desprecio de determinados colectivos y partidos a los símbolos de Estado que representan a todos, sin excepción´, añadió. ¿Seguro que a todos? No me siento representado en ese himno al que le sobra la letra, de dudoso valor integrador y aún más dudosa categoría musical. Es totalitario atribuirse la voz de todos ,y al menos con la mía que no cuenten. Las mayores ofensas a la patria las cometen quienes se llenan la boca de orgullo nacional y esconden su dinero robado en Suiza. O como decía Machado: ´los señoritos invocan a la patria, y la venden cuando les dan dos pesetas a cambio´.

Por su parte, Artur Mas calificó de ´ridículo´ que el Gobierno haya anunciado con tanta premura la convocatoria de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte para analizar los hechos. Con la convocatoria de la Comisión, según Mas, el Gobierno español  ´lo único que conseguirá es que aún haya más ganas de hacer este tipo de actuaciones; meter un poco la pata. A mí también, de vez en cuando, me pitan, hay que estar acostumbrado´.

¿La pitada del Camp Nou constituye un acto delictivo, como sostiene el Gobierno?  Un auto de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional ya consideró en 2009 que pitar el himno de España está amparado por la libertad de expresión, y no pueden considerarse difamatorios, injuriosos o calumniosos con el Jefe del Estado (es el único representante de los españoles que jamás se presenta a examen ante las urnas, qué menos que aceptar las críticas y protestas de unos ciudadanos que no son súbditos, aunque a él no le puedan votar), ni mucho menos que propugnen el odio nacional o ultraje a la Nación, no siendo merecedoras de reproche penal.

¿Se pitó al himno? No es un himno sino una marcha, real y granadera. Y somos muchos los millones de españoles que estamos de la realeza hasta la coronilla. Por qué no puedo protestar. Le doy un consejo al Gobierno: en lugar de reunir tanto comité de antiviolencia que institucionalice un minuto y pico de pitido por decreto ley y el himno no lo pita ni Dios. Que haga la prueba en lugar de tanta chorrada. El PP ha encontrado con este tema una vía de escape para agrupar sus filas y no hablar de su desastroso resultado electoral. Lo van a explotar.

¿Por qué no debo abuchear a un ´rey´ y un himno que no me representan? ¿Alguien me ha consultado en referéndum si quiero ese rey y ese himno y no una República y el himno de Riego? ¿Agravio? ¿Quién se agravia, el llamado rey Felipe? ¿Con todo lo que le pagamos y teniendo en cuenta que su trabajo es un empleo heredado y no ha pasado ni una sola prueba de selección de personal, ni siquiera un simple test de inteligencia o un examen de cultura general?

¿Falta de respeto? Eso siempre lo dicen los mismos. Nunca les he oído decir que el palacio del rey es una intolerable falta de respeto a los que viven en la calle porque el banco ha ordenado su desahucio. Me he sentido en plena dictadura oyendo a los meapilas que se dicen democráticos escandalizarse porque la gente manifieste su rechazo al rey, a la patria o al himno. Faltaría más que no pudiéramos manifestar nuestra opinión. No soy monárquico y creo firmemente en el derecho a abuchear al rey y a su himno.

CONSIDERACIÓN FINAL: Pedro Sánchez, tras los sucesos del Camp Nou, acudió raudo a llamar a Felipe de Borbón y expresarle su disconformidad y la de su partido. Sánchez tendría que saber que el PSOE es un partido que no nació para proteger a los borbones y sí a los trabajadores y a la República.

_______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de LA CARIDAD DE LA IC.

Anuncios