@ellibelaresc

Estoy hecho un lío. Vamos a ver: ¿robar es un delito? Sí, aquí y, que yo sepa, en todo el mundo. ¿Matar es un crimen? Por supuesto que sí, y por ello un delito. ¿El aborto es matar a un feto? Teóricamente sí, por tanto es un delito. ¿Una ley tiene o no su vigencia independientemente de quién gobierne? Por supuesto que no debería ser. La ley es la ley. ¿Un pecado mortal con el gobierno de Ratzinger, de Benedicto XVI, puede no ser mortal con el papa Francisco? ¿Puede un papa, así, por real decreto, decir qué es pecado y qué no es pecado contraviniendo los preceptos del Derecho Canónico y la Ley de Dios?

La de tinta que se ha vertido en este país, reserva espiritual de Occidente, sobre el pecado abominable que es el aborto. La de manifestaciones que la ultraderecha católica, en connivencia con el PP y la Jerarquía Católica encabezada por Rouco Varela, ha montado para reivindicar el derecho a la vida y el no a los políticos que defienden el aborto. La de campañas que unos irracionales, como son los ultracatólicos de Hazte Oír, han llevado a cabo para defender sus principios apoyados, faltaría más, por la Conferencia Episcopal dirigida, cuando esto ocurría, por el presidente de la Conferencia Episcopal monseñor Rouco Valerela. ¿Y ahora resulta que todos estos principios se van a ir a la basura porque el papa Francisco ha decidido perdonar a las abortistas y no excomulgarlas y facilitarles el camino al cielo? ¿Aprovechará esta oportunidad el PP para dar marcha atrás?

El Papa Francisco concederá por primera vez un perdón generalizado ante la interrupción del embarazo durante la declaración del Jubileo de la Misericordia. El Jubileo es un Año Santo decretado por el Papa para destacar la importancia de la misericordia en el mundo y en la Iglesia. Arrancará en todo el mundo el 8 de diciembre y concluirá el 20 de noviembre de 2016.

Francisco, con su declaración jubilar, no ha modificado ni una coma del Catecismo Católico que defiende que quien aborta, consiente, colabora o justifica un aborto es automáticamente excomulgado. Así las cosas, con motivo de este Jubileo llamado de la Misericordia, Francisco se salta las leyes divinas y va a dar bula desde el 8 de diciembre del presente año para disculpar 46 millones de abortos que se calculan cada año en el mundo. ¿Razón? ´No podemos seguir insistiendo solo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible (…). Lo que la Iglesia necesita con mayor urgencia hoy es una capacidad de curar heridas y dar calor a los corazones de los fieles, cercanía, proximidad´, ha afirmado Bergoglio. ¿Y por qué no podemos insistir si son leyes de derecho divino? Si el aborto es un crimen desde la perspectiva católica su sanción es la excomunión, lo diga Bergolio o el sursum corda.

Yo entiendo que Francisco quiera cambiar el rumbo de su iglesia y hacerla más comprensiva, y menos radical, contra las mujeres que llevan a cabo la interrupción del embarazo. Pero las leyes que ellos llaman divinas se tendrán que cumplir, ¿o no? ¿O solo se cumplen cuando a ellos les conviene?

El aborto es uno de los pecados más graves en la iglesia católica, considerado mortal, hasta el punto de que no puede ser perdonado por cualquier sacerdote. Los curas necesitan un permiso especial -del obispo o, en su caso, del mismo papa- para absolver la pena a las mujeres que abortan, y a quienes justifiquen un aborto. Una situación que deja a buena parte de la población mundial condenada a los infiernos y que si confiesan durante este año sus infamias van a ser perdonados. Ahí es nada. Un chollo que no hay que desaprovechar.

Y atención, porque pasado el año de la bula volveremos al estado inicial, aquel que marca el Código de Derecho Canónico de forma taxativa como un pecado inconmensurable que debe castigarse con la pena canónica de la excomunión.

De acuerdo que la intención de Francisco es dar un giro, aplicar a ciertos temas de su iglesia una nueva mirada, pero la cuestión es si todo vale con tal de conseguir unos objetivos. Si se puede tomar una decisión tan importante con tal de conseguir resultados demoscópicos positivos. ¿Qué dirán y pensarán los miles de ultracatólicos cuando aborden este tema? Yo me lo imagino, y que nadie me interprete mal.

POST DATA: ¿Se acogerá Letizia a este jubileo de la misericordia? ¿Si abortar ya no es pecado se supone que el PP dejará de incordiar, o seguirá con la suya para conseguir los votos ultra? Incógnita.

_________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de TIRAR LA PIEDRA Y ESCONDER LA MANO.

 

Anuncios