@ellibelaresc

10 mandamientosPor fin don Mariano, el propuesto por él mismo para salvar de la hecatombe a los españoles han descendido del monte Sinaí con las tablas relucientes del progreso y del cambio que van a salvar al PP y a todos los españoles.

Por fin la tan cacareada crisis se ha rectificado con órdenes divinas y los españoles ya sabemos el decálogo que don Mariano, ese Moisés que nos guía imperturbable al final del túnel del bíblico mar Rojo, quiere aplicarse para ganar sus próximas elecciones y evitar, en esto muestra una enorme caridad y filantropía, que caigamos en el radicalismo y convirtamos esta nuestra España en un reducto de soviets.

Conocemos ya el resultado de la remodelación. El dicho dice que aunque ´la mona se vista de seda mona se queda´. Pues eso es lo que ha pasado. Un cambio de cromos con alguna novedad. El decálogo prometido se ha quedado en hoja parroquial. ¿Remodelación? Autobombo más bien. No toca, de momento, el Gobierno (parece, de creerle, que no lo va a tocar) y remodela algunas piezas de segundo nivel del partido. Significativos los descalabros de Floriano y Pons, y el ascenso de Pablo Casado y Jorge Moragas. Permanece el dinosaurio Javier Arenas y Dolores de Cospedal, aunque con las alitas rescortadas.

Intenta convencer don Moisés que el bipartidismo, aunque en claro retroceso, no ha muerto, pero sí ha reducido peso (más de 13 puntos). Que el PP ha ganado las municipales y autonómicas, sin ver el descalabro que ha sufrido. Que la pérdida de votos para su partido se debe a la crisis y en la desafección generada por los casos de corrupción, apuntando que han legislado en ese campo pero proponiendo apenas como novedad actuar con rapidez y contundencia si les salpican nuevos casos de corrupción. Y ha insistido en el mensaje de que evitaron ´el rescate´ lamentando que eso no haya sido suficiente para los electores, insistiendo en que ´otros trajeron la crisis´.

Y a continuación el ataque: hay razones positivas para el PP de cara a las generales: ´Seguimos siendo la primera fuerza en votos, el PSOE ha obtenido el peor resultado de su historia, los resultados de las elecciones municipales y autonómicas no son extrapolables a las generales, por ejemplo en el 99 ganamos las municipales por menos de un punto y al año siguiente ganamos las generales por diez puntos. La gente vota de manera diferente. Otro dato positivo: todas las encuestas de elecciones generales que se han celebrado desde el pasado 24M nos sitúan como primera fuerza política y mejorando sobre los anteriores sondeos´. Pues nada, don Mariano, a esperar.

Y ante tanta desesperación don Tancredo asume el descontrol y los errores cometidos y anuncia que toma las riendas del partido, además de seguir erre que erre con su política económica, ignorando, eso lo sabe hacer francamente bien, que en España el número de ricos ha aumentado un 40 % desde el inicio de la crisis al tiempo que crece la pobreza. Si don Mariano ignora este dato todo lo demás es una frivolidad y un pasatiempo estéril. Da igual a quien haya puesto Rajoy en el PP desde el momento en que asegura que la política económica será la misma. Es decir, la desigualdad aumentará y el número tanto de ricos como de pobres se incrementará por mucho que nos vendan que estamos creciendo y las cifras macroeconómicas sean, dicen, prometedoras. Dará igual lo que puedan hacer los nuevos y viejos ayuntamientos dentro de sus limitadas competencias. Dará igual las promesas que puedan hacer unos y otros. Por supuesto da igual quienes sean designados ministros, obligados obedientes de las directrices del Presidente. Da igual lo que nos vendan, da igual lo que nos digan. Da igual que nos hablen de regeneración democrática, de transparencia o tolerancia cero con la corrupción. Dan igual los insultos, las injurias, las descalificaciones, las calumnias. Da igual la monarquía, la justicia, la religión, la educación. Da igual que la izquierda no se armonice, que el descrédito político sea difícilmente reversible, que el Parlamento no cumpla su función o que imputen a unos o a otros ni quien dimita o no. Todo es baladí ante la desvergüenza ética de una política económica que, deliberada y repetidamente, promueve la desigualdad, la pobreza y la riqueza selectiva.

En serio, Rajoy, no hagas más cambios; ya te cambiaremos nosotros en noviembre. Ni crisis de Gobierno ni refuerzo en profundidad del partido, has hecho un lavadito de cara y a otra cosa, Mariano. Mejor.

______________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de LA IC NO QUIERE QUE SE RECE POR ZEROLO

Anuncios