@ellibelaresc

Parece ser que alguien le ha dicho a don Mariano que el plasma ya no vende, que está muy desprestigiado. Que aunque le pese y considere indigno codearse con la gente tiene que volver a pisar la calle y a mantenerse inflexible con los medios que controla con el dinero de todos los españoles. Voy a ser el Presidente de todos los españoles, independientemente del color. Pues de eso nada, y en mi caso no, por favor.

Aunque no lo reconozca se las ve venir, y ha salido al ruedo a por todas. Para empezar, y aprovechando el desastre, la ha tomado con Grecia. Que Rajoy piense que para ganar él, antes se tiene que hundir Grecia, refleja su catadura, su incompetencia y la agonía en que está sumido porque saben (intuyen) que él y su partido van a ser relevados al lugar del que nunca debieron salir.

Pero mientras les llega el destino de los dioses don Mariano se coge a un palo ardiente y se frota las manos con la ansiada posibilidad de que Grecia se vaya al garete. Rajoy es el único presidente de los países de la UE que dice que estaría feliz porque el gobierno de uno de los Estados que la integra se pegue el batacazo. De manera que cuanto más destrozo tenga Tsipras, más siente Mariano que puede ganar las elecciones por destrucción de una alternativa a la que no hace más que promocionar a base de denostar, Podemos, y a un PSOE al que ha pasado de despreciar a seguir despreciando pero con el temor de que le pueda derrotar en las elecciones. Solo, o en compañía de otros.

Se deleita Rajoy, como diciendo, ¡qué listo soy!: si Grecia se hunde, yo gano; cuánto peor les vaya a ellos, mejor le irá al PP, por hundimiento contagioso de los que me quieren sustituir. No parece pensar el todavía presidente del PP que si a Grecia le va mal, le acabará yendo mal a Portugal y a España, que, por ejemplo, exporta más a este país vecino que a China, sin ir más lejos.

A la desesperada como está recurre don Mariano al miedo, al corralito y a la miseria que generaría un posible triunfo de Podemos para intentar ganar las elecciones. Miserable. Una buena maestra del sistema, doña Esperanza, ya se lo ha advertido: Mira cómo me fue a mí. Con el voto del miedo no es bastante, hace falta una política que entusiasme a los PePeros y, antes, una refundación del PP que se lleve por delante a Rajoy, aunque esto último no lo dice explícitamente la seño Espe.

Don Mariano, afortunadamente, no enmienda. A pesar de las cuatro derrotas electorales cosechadas en un año, el PP no parece darse por enterado de que una parte de su otrora fiel electorado tiene un gigantesco cabreo con el partido y con él; que prefieren quedarse en casa o votar a Ciudadanos antes que apoyar a un partido en el que han dejado de creer, ante un presidente al que rechazan de forma contundente. Es Rajoy un incompetente electoral que nos hemos tragado unos cuantos años y que, espero, esta vez no va a colar. Estoy convencido: nos lo quitaremos de encima y, además, le haremos un griego. A vuestra salud.

Y SIGUE. Rajoy vuelve a la carga: el PSOE es ´títere de radicales´ y Sánchez ´portamaletas de los populistas y los separatistas´. ¡Pobre hombre!

__________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de LA FIESTA DEL ORGULLO.

Anuncios