@ellibelaresc

Una gran manifestación en Madrid ha puesto el broche a una explosión arcoíris jamás vista en España. Las entidades organizadoras de la multitudinaria manifestación (Cogam y la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) han impedido que el PP se sumara a la cabecera de la comitiva en la que sí han estado los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, Podemos, Pablo Iglesias, e IU con Alberto Garzón. La negativa al PP ha sido porque ´es necesario que muestre, a través de medidas concretas, su compromiso´. No se recuerda en la historia del Orgullo gay la presencia de tanto cargo público en tan poco metro cuadrado.

Una bandera multicolor ocupó en la pancarta al principio de la manifestación el lugar simbólico reservado para el socialista Pedro Zerolo, fallecido justo una década después de la aprobación de la Ley de Matrimonios Homosexuales que él contribuyó a hacer realidad.  Los aplausos de la cabecera de la manifestación se desbarataron al paso de la comitiva por el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de la capital, que por primera vez en la historia de la democracia se ha engalanado con la bandera LGTB.

Como no podía ser de otra manera la delegada PePera del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Concepción Dancausa, ha autorizado también para el mismo día que se celebraba el Orgullo una concentración del grupo ultraderechista La España en Marcha (plataforma ultraderechista compuesta por La Falange, Nudo Patriota Español, Alianza Nacional, Movimiento Católico Español y Democracia Nacional)  bajo el lema ´Por la familia tradicional, contra el matrimonio homosexual´. Toda una provocación de la extrema derecha celebrada en la céntrica Plaza de Chamberí, muy cerca del barrio de Chueca,  y en la que se han exhibido banderas franquistas y se ha cargado contra los homosexuales bajo el pretexto de defender a las ´familias normales´.

La autorización me parece un despropósito por el presumible ambiente de violencia que se pudo haber generado  pero también, y ante todo, mi cabreo sube de volumen por la doble e hipócrita vara de medir que tiene este Partido Popular. Sin duda, sorprende que la sustituta de Cristina Cifuentes al frente de la Delegación del Gobierno permita esta marcha contradiciendo los argumentos que desde el Partido Popular siempre han esgrimido para prohibir actos como la manifestación atea que colectivos ateos pretenden realizar cada Jueves Santo en Madrid. Una prohibición que se defiende bajo el siguiente argumento: ´La fecha, lugar y hora elegidos por los convocantes, aunque manifiestan en principio una finalidad lícita, lo cierto es que pretenden realizar la manifestación un día de especial significación para los católicos, en el mismo lugar y horario en que se van a celebrar diversos actos religiosos, lo cual pone de manifiesto, cuanto menos, una evidente voluntad de provocación´. ¿Entonces?

PROPUESTA: la UNESCO debería establecer ´El día sin cojones´; el día en que nadie estuviera hasta los cojones; el día en que nadie hiciera nada por cojones.

__________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de ORGULLO Y SATISFACCIÓN.

Anuncios