@ellibelaresc

Aparentemente todo va bien en el Partido Popular. Pero no es así. Las turbulencias son máximas y las histerias, también. La cosa no está clara, y don Mariano lo sabe. Rajoy tiene en su poder estudios que dan al PP una horquilla de 105-112 diputados en los próximos comicios generales; 90-95 para el PSOE; 65-70 para Podemos y 20 para Ciudadanos. Habría que retrotraerse a 1982, a la Alianza Popular de Manuel Fraga y al éxito demoledor del PSOE de Felipe González, para encontrar resultados similares. Unos resultados que el PP no registra desde los años 80. Pero la cosa no para ahí porque el escenario que auguran estas  encuestas internas indican que la sangría de votos no se ha detenido, sino todo lo contrario.

Los resultados de esta encuesta interna le dicen a Rajoy que  ni la alianza PSOE-Podemos sería suficiente para alcanzar los 176 escaños necesarios para investir a Pedro Sánchez. Y mucho menos aún la unión PP-Ciudadanos para hacer lo propio con Mariano Rajoy. Tanto PP como PSOE deberían de recurrir al resto de fuerzas parlamentarias  para pactar la investidura. Pero hay más: las fuentes conservadoras consultadas no dudan de que el próximo presidente del Gobierno será socialista (¿?), y eso pese al esfuerzo que los conservadores han hecho de introducir caras nuevas y televisivas (insufrible ese tal Casado), sacarse de la manga un nuevo logo, multiplicar la presencia de don Mariano en actos públicos y ruedas de prensa y entrevistas en medios de comunicación para explicar los motivos de las decisiones políticas que tanto desgaste les han causado. Si finalmente se confirma que el PP se queda con 105 diputados en el Congreso de los Diputados, habría que retrotraerse hasta 1982 para encontrar resultados similares. Un absoluto fracaso. Es Rajoy un líder de extremos. Tocó el cielo en 2011 logrando los mejores resultados del PP, tres escaños por encima de la mayoría absoluta de Aznar del año 2000, y de confirmarse las encuestas tocará el infierno. Que todos lo veamos.

El desánimo  en las estructuras del PP ya es generalizado. Pocos confían en poder remontar esta situación. Y únicamente encuentran consuelo  en un cambio más radical. ´Hay que cambiar a la cabeza (Mariano Rajoy) si de verdad queremos hacer algo en las elecciones generales´. Son muchos los que piensan que este cambio de líder ya es imposible a estas alturas del juego. Sin embargo, también existe un sector acallado y soterrado que cree que aún hay tiempo suficiente para cambiar a Mariano Rajoy. ´Aznar fue designado candidato un mes y medio antes de las elecciones de 1989 y consiguió darse a conocer y mejorar los resultados de Manuel Fraga. Hemos dejado de caer simpáticos´. Y tanto, digo yo. Las europeas supusieron un primer aviso: el PP perdió 2,6 millones de votos y 8 eurodiputados. Los comicios andaluces del pasado 22 de marzo no fueron mejores: los conservadores dejaron de ser la fuerza más votada y obtuvieron los peores resultados en 25 años. Y la hecatombe llegó el pasado 24 de mayo. El PP perdió 2,5 millones de votos, en torno a 3.000 concejales y más de 500 mayorías absolutas.

Rajoy insiste, qué remedio, en que su partido es la fuerza preferida por los votantes y que estos datos tan negativos no son extrapolables a las generales. Mejor que lo piense así. Pero ha de tener en cuenta que  tal y como están las cosas a la vista de los resultados de las encuestas los ánimos internos ya son difíciles de acallar con palabrería.  Las encuestas internas anuncian tormenta,  y el margen de maniobra del PP cada vez es menor. La estrategia inicial era ´rascar´ votos a Ciudadanos, pero si se cumplen los presagios de los 105 diputados, ni eso logrará cambiar mucho la situación.

Y por si esto no fuera poco le vamos a añadir un plus a estos resultados: no hay día que pase sin que se les acumule más mierda corrupta. También esto les afectará, ¿o no? La noria es muy complicada.

DETALLE: Ceder la base de Morón tiene recompensa: Obama recibirá a Felipe VI el 15 de septiembre. Sin comentario. Hipotecar nuestro territorio para conseguir una visita.

_____________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de CAMBIAR LA LEY ELECTORAL.

Anuncios