@ellibelaresc

Como profesor de Lengua y Literatura castellanas que he sido a lo largo y ancho de mi vida laboral, y ahora jubilado, me entristecen estos resultados que el CIS da sobre la obra inmortal de Miguel de Cervantes. Tal vez hemos equivocado la estrategia de lectura en la escuela. Tal vez hemos sido incapaces de crear hábitos de lectura. Tal vez.

El informe del Centro de Investigaciones Sociológicas se centró durante el mes de junio en El Quijote con el objetivo de descubrir cuál es la relación real de los españoles con el libro. Los resultados son realmente sorprendentes:

  1. Un tercio de los españoles (31,6%) dice haberlo leído entero, mientras que un 40,9% confiesa no haber leído NADA. Un 21,3% reconoce haber leído unos capítulos y un 4,5% de los entrevistados confiesa haber optado por la versión abreviada. La primera parte la han seguido un 7,4% y la segunda, solo un 0,5%.
  2. No, no todos los españoles conoce al Quijote como personaje. A la pregunta ´¿qué personajes de El Quijote conoces?´, hay un 13% de entrevistados que no mencionaron al hidalgo caballero. Lo mismo ocurre con el caso de Sancho Panza, su fiel escudero, al que conocen un 86,4%. Si hablamos de Dulcinea del Toboso, la cifra baja al 63,4% y con el caballo Rocinante se reduce al 30,5%. Rucio, el asno de Sancho, solo lo conocen un 8,6%.
  3. La mayoría de españoles se han adentrado en las páginas de El Quijote por motivos de estudio (54,1%), mientras que un 30% lo ha hecho por interés general. Hay lectores que lo han hecho por cultura general (10,8%), otros porque lo hicieron con sus hijos (1,4%) y solo un 0,3% por razones laborales.
  4. Los encuestados que no han leído El Quijote esgrimen razones variadas: no gustarles la lectura (31,9%), falta de tiempo por ser muy largo (14,8%), no interesarles la obra (11,4%) o no gustarles la literatura clásica y preferir libros más recientes (10,4%).
  5. Encontrar a lectores que conozcan el nombre real de El Quijote no es fácil: solo un 16,6% sabe que se llama Alonso Quijano. Un 31,6% falló cuando intentó responder a esa pregunta, y un 50,9% prefirió directamente no contestar.
  6. El nombre real de Dulcinea del Toboso (Aldonza Lorenzo) lo conocen solo un 9,6% de los encuestados, un 33,3% no acertó con su respuesta, y un 55,8% ni siquiera respondió la pregunta.
  7. Un 45,4% de los encuestados sabía que en 2015 se celebra el cuarto centenario de la novela de Cervantes, mientras que un 54,3% confesó al CIS que era la primera noticia que tenían de este tema.
  8. Sorprendentemente un 23,5% define a El Quijote como un libro “más bien fácil” de leer. El 53,1% se sitúa en el extremo contrario y dice que es “más bien difícil”.
  9. Los encuestados que lo consideran como un libro difícil aseguran que se debe a razones varias: por el lenguaje en que está escrito (66,2%), porque es muy largo (36,8%), porque se refiere a una época antigua (16,4%). Le siguen de lejos “por el tema, son cuestiones que no me interesan” y “porque no suelo leer”.
  10. Hay más españoles que creen que El Quijote NO debería ser de obligada lectura (37,5%) para estudiantes de entre 15 y 18 años que los que piensan que SÍ debería serlo (35,4%). También hay algunos (15,9%) que piensan que deberían leerlo quienes estudien especialidades en letras y/o artísticas.
  11. Los hábitos de lectura de los españoles continúan en la misma línea y sigue habiendo mucha gente que no lee. En concreto un 34,1% de los encuestados por el CIS reconoció no haber leído ni un solo libro en los últimos 12 meses, un 28% ha leído entre 2 y 4, un 13% ha leído de 5 a 8 y un 10,1%, un libro.

En la gacetilla de mañana hablaremos de REFLEXIÓN.

Anuncios