@ellibelaresc

La crisis rampante nos ha destrozado por los cuatro puntos cardinales, nos ha descubierto la inmensa cloaca corrupta en que los políticos (sobre tofo el PP) han convertido a este país. Nos ha sensibilizado en infinidad de temas (pobreza, desahucios, hambre infantil y no tan infantil, paro…) que anteriormente veíamos como muy ajenos y lejanos.

También la crisis nos ha hecho reflexionar, vista la mano tan floja que han tenido los políticos para gastar el dinero público, sobre instituciones que son prescindibles y que si no estuvieran, porque no hacen falta, supondrían un ahorro considerable a las arcas del Estado. También la crisis nos ha hecho ver que ideológica o políticamente hablando también nos podríamos ahorrar usos y  leyes que nos quitan la libertad.

En el plano institucional sobran el Senado, el Defensor del Pueblo, las Diputaciones, el Tribunal de Cuentas en su estructura y competencias actuales, la Reforma laboral impuesta por el PP, el Concordato con la iglesia católica, la LOMCE injusta de Wert, la designación política de los cargos más relevantes de la Justicia, la Ley Electoral en todo lo que perjudique a los partidos minoritarios, privatizar bancos o cajas rescatadas, todo lo que en los Presupuestos Generales del Estado genere desigualdad y precariedad en los ciudadanos; reducir a la mitad los sueldos de los dos monarcas y los gastos de la Casa Real, así como los de los organismos y ministerios que los complementan. Eso para empezar. Después disolvería la monarquía.

Sobran también la Ley Mordaza fundamentalmente porque el testimonio de los policías sea prevalente, y por quitar competencias a los jueces y pasarlas al Ministerio del Interior; quitaría las subvenciones a los colegios concertados que discriminen por cualquier causa, triplicaría los plazos de prescripción de delitos, utilizaría los métodos que fueran necesarios para erradicar la pobreza, me negaría a privatizar la sanidad pública; quitaría las subvenciones a partidos políticos y sindicatos. Existen lo que se llaman cuotas para los que se quieran afiliar; prohibiría tajantemente el Toro de la Vega y cualquier ´fiesta´ que conlleve el maltrato animal; también prohibiría que las bases americanas sean permanentes; remodelaría el Valle de los Caídos y su finalidad. En caso contrario lo cerraría a cal y canto o lo demolería. Es una vergüenza demasiado ofensiva.

Y, por supuesto, sobra el PP. Sobre todo Rajoy y su banda.

_____________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de VALORES REPUBLICANOS.

Anuncios