@ellibelaresc

Aunque parezca lo contrario la calle es un hervidero de dimes y diretes sobre política y los políticos. En bares, terrazas, museos y teatros se habla de política, pero no para bien sino para mostrar la desesperanza, la desilusión y el desencanto que en el estado anímico de los españoles nos han situado los políticos. Si analizáis un poco la forma con que actúan nuestros políticos tendréis que concluir, forzosamente, que ´todos´, absolutamente todos, parecen estar más preocupados en arañar papeletas que en pelear por un auténtico cambio social.

Esa no es la actitud que demanda la sociedad. Vivimos un presente en el que lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer debido a las posturas timoratas de los políticos que se aferran al voto. Se necesitan cambios y los políticos se resisten porque no les convienen, porque seguramente les moverían la poltrona.

Después de treinta años de democracia parece que, de golpe, descubrimos que nos han estado robando desde el principio. Despertamos y al abrir los ojos ya no nos fiamos de nadie y de alguna manera todos nos hacemos la misma pregunta: ´¿esto estaba así desde el inicio y yo no me daba cuenta o es que ahora se ha hecho tan insostenible el abuso que resulta evidente que hemos estado gobernados por auténticos caraduras?´ Lo que se manifiesta de manera flagrante es el hastío de una ciudadanía que ya no confía en nadie, que no cree en la política como herramienta que solucione sus problemas, sino más bien como todo lo contrario.

Estamos gobernados por un neofranquista y neoliberal Partido Popular que solamente cree en la democracia para situar a sus peones y esquilmar los bienes públicos para llenar los bolsillos de sus cuatro amiguetes. Un gobierno que, a pesar de dejar agujeros de deuda en cada lugar donde ha tocado poder, sigue siendo el más votado para sorpresa de la gente decente. Tal es la estupidez de muchísima gente. Si analizáis el fenómeno fríamente es imposible creerse que haciendo lo que está haciendo este partido con gran parte del pueblo español este pueblo, encima, los siga votando.

Tenemos una oposición liderada por un Partido Socialista Obrero Español que nada tiene de Socialista ni de Obrero, y a juzgar por los dictados que le marcan desde Alemania en la cuna de la gran coalición, tampoco sabemos ya si es español del todo. Un PSOE ensimismado, ahogado por sus guerras internas, liderado por un equipo carente de contenido ideológico digno de la izquierda, que hace aguas en cada cuestión que se plantea en nuestro país. Sin alternativa, sin fuerza, sin respuesta y, sobre todo, sin credibilidad. Perdiendo votos al mismo ritmo que militantes. Sordo y ciego ante las necesidades de millones de ciudadanos que desearían votarle pero que puede que no lo vuelvan a hacer jamás.

A lo lejos, y lamentablemente, una Izquierda Unida agonizante, vilipendiada por sus propias filas y rematada por la llegada de Podemos.

Finalmente, en el espectro político del país han aparecido emergentes candidaturas ciudadanas que huyen por todos los medios de hacer política fundamentada en ideología. Movimientos que dicen ser ´de la gente y para la gente´. Pero ve tú a saber de qué gente hablan porque la gente puede ser de mente abierta o cerrada, progresista o conservadora, egoísta o altruista, honrada o ladrona, valiente o cobarde… ¿Esa gente será capaz de seguir despertando a este país, de darle la vuelta como a un calcetín? Parecía, pero ya parece que no. Su llegada, aplaudida a bombo y platillo, se ve cada día más obstaculizada por la terca realidad. La arrogancia de querer asaltar los cielos puede traer consigo, un año después, morder el polvo a los pies de los de siempre: los que se comportan como una banda de ladrones y quienes compadrean con ellos para turnarse en esta fiesta.

Ante este panorama, no es de extrañar que la ciudadanía hastiada y asqueada vuelva a sentir que no tiene a quién entregar su voto de confianza, pues todas las fuerzas políticas parecen estar más preocupadas en arañar papeletas que en pelear por un auténtico cambio social.

___________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de MANIPULAR.

Anuncios