@ellibelaresc

Con el PP en el poder ha sido y es muy complicado cumplir con la Ley de Memoria Histórica. No les interesa en absoluto pues también están muy cómodos con esos ramalazos franquistas del callejero que todavía nos recuerdan en muchos pueblos y ciudades que Franco y su entorno todavía están ahí.

A  mí me daría auténtico pánico vivir en una calle con reminiscencias fascistas o de colaboradores con la dictadura, además del más que habitual homenaje al mismísimo Francisco Franco, con sus variantes de El Generalísimo o El Caudillo . Es para echarse a temblar que homenajees a responsables de masacres en la Guerra Civil y altos cargos del franquismo pervivan en nuestras ciudades.

Vivir en la plaza Juan Yagüe debería recordarme a uno de los militares africanistas que se sublevaron en julio de 1936. Afiliado a Falange desde su fundación, nunca ocultó su ideología ultraderechista. Famoso por la masacre de Badajoz (entre 2.000 y 4.000 muertos) tuvo buenas relaciones con el nazi Göring. Fue ministro del Aire durante el franquismo.

La calle de Antonio Sagardía nos debe recordar que las tropas mandadas por este general actuaron en el norte de Burgos, donde sembraron el terror junto a los falangistas. En la campaña de Aragón dijo: ´Fusilaré a diez catalanes por cada muerto de mi guardia´. En Pallars-Sobirá ejerció una dura represión. Fue recibido por el nazi Himmler y durante el franquismo fue gobernador de Cartagena.

La de espacios urbanos que hay dedicados a Emilio Mola Vidal, que fue director de la sublevación contra la II República. Consideró que el golpe tenía que realizarse con la mayor violencia posible, asesinando a los dirigentes políticos y sindicales allí donde triunfasen.

Las calles dedicadas a  Antonio Vallejo-Nájera no recuerdan violencia de guerra, pero si nos hablan de un psiquiatra franquista simpatizante del nazismo que llevó a cabo estudios con mujeres republicanas y brigadistas para descifrar su llamado ´gen rojo´. Para él, demócratas, marxistas y anarquistas eran enfermos mentales. Es uno de los iniciadores del robo de niños durante el franquismo.

Muñoz Grandes también tiene dedicadas muchas calles. Fue un militar africanista además de falangista. Sublevado contra la República, durante la II Guerra Mundial fue el organizador de la División Azul. Mantuvo reuniones con Hitler y recibió la condecoración de la Cruz de Hierro. Llegó a ser vicepresidente del Gobierno con Franco.

¿Y qué me decís de las calles que recuerdan al estrambótico José Millán-Astray? Fue el fundador de la Legión Española, partiendo del modelo francés y de los Tercios españoles en Flandes. Se distinguió por su odio a la intelectualidad.

Todavía veo en mis pesadillas las lágrimas de  Carlos Arias Navarro anunciándonos la muerte de Franco. Lamentable. Fiscal del Estado, durante la guerra actuó como tal en los Consejos de Guerra en Málaga, donde se distinguió por su dureza. Se le atribuyen 4.300 ejecuciones. Durante el franquismo alcanzó puestos de responsabilidad y llegó a ser presidente del Gobierno. ¿Firmó Arias el visto bueno para la ejecución de Puig Antich?

José Banús Masdeu, constructor, promotor inmobiliario y acérrimo franquista. Sus empresas construyeron el Valle de los Caídos con mano de obra esclava de presos políticos.

Y no podía faltar, para terminar, la presencia de algún monseñor, como es el caso de  Leopoldo Eijo y Garay. Obispo cercano al Opus Dei y a Escrivá de Balaguer. Fue designado por Franco consejero de FET-JONS y procurador en Cortes. Impulsó que Franco fuese bajo palio en los actos religiosos, siendo uno de los mayores respaldos de la Iglesia al régimen. (Fuente Público)

Después de esta sucinta exposición sobre la presencia de estos demócratas en el callejero español me pregunto cómo es posible que el PP y adláteres sigan erre que erre. Tal vez porque son lo mismo, digo sin ánimo de ofender. Se salen por la tangente y afirman que el cambio de nombre causa un grave perjuicio a ciudadanos y comerciantes. Ya.

________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de DÓNDE QUEDA LA LIBERTAD RELIGIOSA.

Anuncios