@ellibelaresc

(Dedico esta gacetilla a Jaime Reig. Filósofo, además de amigo entrañable)

Cada vez que pienso en el infame Wert, en su Lomce (que no es otra que el encargo que le hizo Rajoy) y el daño que hasta su derogación causará en nuestros niños y adolescentes tengo un subidón de adrenalina escandalizada. Ya lo comentábamos hace unos días con respecto al Latín y la Literatura y hoy lo hacemos con la Filosofía porque, ya es un hecho, la Lomce destierra la Filosofía como materia obligatoria en segundo de Bachillerato.

¿Qué no han asolado estos impresentables del PP a lo largo de la legislatura? ¿Qué más les permitirán asolar aquellos que les voten? Ya no solo hablamos de economía, de sanidad, de derechos sociales sino de educación y de cultura. Lo tienen muy claro: los ciudadanos, cuanto más burros e incultos, mejor. Hay que evitar que los ciudadanos se atrevan a pensar y a concluir. ¡Faltaría!

No se entiende que en su generalidades la Lomce diga que pretende conseguir ciudadanos autónomos, críticos, capaces de razonar y argumentar, y luego se ´cepillen´ la asignatura. Porque es evidente que los objetivos marcados por la Lomce y la Filosofía tienen que ir de la mano. Pero no, lo dicen para quedar bien en el papel y luego, ya lo vemos, comprobamos que el tema les importa una ´higa´. Porque claro, mientras tengamos al cartesiano hispánico don Mariano con la clarividencia aristotélica de que ´un vaso es un vaso y un plato, un plato´, para que los filósofos.

¿Qué pierden los alumnos sin filosofía en las aulas? Muy claro: argumentación, lectura comprensiva, niveles de abstracción, actitud y reflexión crítica. Todo esto lo da la filosofía. Pero por lo que parece a las lumbreras del ministerio de Educación todo esto ni les va. Aquí el saber no ocupa lugar pero la incultura copa televisiones, emisoras de radio, bares, estadios de fútbol, catedrales, agencias de publicidad, conferencias episcopales, plazas de toros, cuarteles y sedes de partidos políticos. En este país en cuanto el bruto de turno oye la palabra ´cultura´ no le hace falta sacar la pistola: basta con sacar el mando a distancia o el crucifijo. Resulta mucho más lucrativo el amor a la ignorancia, a la estupidez y la burricie. Al fin y al cabo, ni Sócrates ni Hume ni Schopenhauer murieron millonarios. Tampoco ganaron elecciones por mayoría absoluta, ni dirigieron empresas, ni presidieron equipos de fútbol. La reflexión que se hacen estos ideólogos de pacotilla debe ser, poco más o menos, esta: este país se anda por las ramas, masacran a los alumnos con las humanidades que no tienen futuro y no les dan herramientas para que sean de verdad competitivos en el mercado, no saben inglés, van dando traspiés con las nuevas tecnologías, viven de espaldas a los cambios de las costumbres, etcétera. Conclusión: acabemos con la Filosofía. ¿Con estas conclusiones podemos deducir que los políticos de este país, muy concretamente los del PP, saben lo que quieren? ¿O es que, como en todo, utilizan la educación para la greña ideológica, para favorecer intereses gremiales, para ganar votos o para hacer patria? Los políticos del PP olvidan que los alumnos, con la educación, deben aprender a construir sus propios criterios y a disfrutar, a cultivar el espíritu creativo y a ser creativos. Que lean y que piensen, que discutan, que le encuentren la gracia a un cuadro o a una sinfonía.

La filosofía no vale para nada, por eso mismo han devuelto la religión a su lugar de honor en las aulas, para que los chavales dejen de pensar y se dediquen a rezar el rosario, a no leer libros, a votar lo que toque y a obedecer a los de arriba. A ser posible, de rodillas. Ningunear la Filosofía es un mensaje contundente. Viene a decir que a esta ley le importa poco ocuparse del lado inútil de la formación: el que nos permite tener criterio, ideas, afán crítico, curiosidad. Cierto que pueden servir otras asignaturas. Pero la eficacia de la Filosofía en estos menesteres viene acreditada de lejos. ¿Por qué despreciarla ahora? Ahora, cuando tanta falta hace.

___________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de LOS CUIDADOS DEL DOCTOR RAJOY.

Anuncios