@ellibelaresc

El obispo de Santander denuncia que la iglesia católica está siendo perseguida ahora mismo en el mundo. Manuel Sánchez ha asegurado que existe una corriente de laicismo que pretende ´erradicar´ de la vida pública a la Iglesia y al Cristianismo, y se le quiere erradicar ´no siempre con métodos violentos, sino que en ocasiones se emplean otros mucho más sofisticados […] En esta sociedad, hablar de musulmanes es hablar de alguien al que hay que respetar, no sabemos si por convencimiento o miedo porque los musulmanes a veces toman medidas distintas de las que tomamos los cristianos´. Ahí está la declaración.

¿Estas palabras las dice monseñor como víctima o como verdugo? ¿Piensa realmente que la IC está siendo perseguida o tiene mala conciencia porque ellos no han hecho otra cosa en su vida? Cierto que, como bien dice, ahora no hay violencia física sino que los métodos son más sofisticados: anular las mentes, llenar las conciencias de los niños de miedos, temores y fuego; predicar el fanatismo frente a la racionalidad, apoyar dictaduras, oponerse al progreso, frenar la ciencia, difundir una moral contraria a la felicidad humana; atacar y acosar, desde sus medios de comunicación, a las fuerzas políticas democráticas y progresistas, adoctrinar a los niños desde la más tierna infancia, aliarse ideológicamente con  totalitarismos en todo el mundo… ¿Conoce el obispo la obra de Deschner y así y todo sentirse perseguido? Ponernos a enumerar las miles de persecuciones que ha llevado a cabo la Iglesia católica durante veinte siglos es labor que no tendría fin.

El alemán Karlheinz Deschner fue un historiador crítico de la Iglesia Católica y ensayista. Su obra magna es ´Historia criminal del cristianismo´. Cuando murió (8 de abril de 2014) iba por el tomo X, se quedó en el siglo XVIII. En esta obra describe detalladamente los errores y crímenes que se atribuyen a las distintas iglesias, confesiones, sectas, asociaciones y sus representantes, así como de dirigentes cristianos en el transcurso de la historia de la cristiandad. La obra trata la historia del cristianismo desde su origen bíblico hasta el presente.

No, monseñor Sánchez, la iglesia católica siempre ha sido y se ha comportado como perseguidora. Le vamos a recordar algunas de las persecuciones más significativas con que esta secta ha atemorizado a todo ´cristo´ que se le ha puesto por delante y no se haya sometido a sus designios.

Desde que Constantino dio el visto bueno a los cristianos, los perseguidos se convirtieron en perseguidores implacables. A partir del siglo III el cristianismo se expandió por Europa arrasando culturas, quemando pueblos y aldeas, y matando a los que no se adherían al ideario cristiano. Recordemos la quema de la Biblioteca de Alejandría en el siglo IV (mil años de conocimiento fueron arrasados por el fuego), y la muerte de la última mujer sabia de la Antigüedad, Hipatia, quien, por no querer ser bautizada para convertirse en cristiana y por defender la tolerancia y el conocimiento, fue desollada viva por una turba de cristianos,  y ello por orden del obispo Cirilo de Alejandría, quien fue, como tantos otros, investido como santo.

¿Y la implacable persecución y exterminio de ´los Puros´, de los cátaros?  Béziers  y sus veinte mil habitantes fueron exterminados por Simón de Monfort. Recordemos el Santo Oficio, la Inquisición, las hogueras  y el Índice de libros prohibidos; el exterminio de las culturas indígenas de América, las Cruzadas y la noche de San Bartolomé en la que los cristianos protestantes franceses de doctrina calvinista, los hugonotes, fueron masacrados. Recordemos la persecución secular de lo que llaman ´herejes´, y la persecución de los judíos; los setecientos años de persecución de las mujeres sabias o libres y ´la caza de brujas´, inaugurada por el padre de la Iglesia, Agustín de Hipona, como un modo de someter el poder femenino.

Y en la España actual recordemos la persecución implacable de los obispos de la asignatura Educación para la ciudadanía, porque contenía Derechos Humanos y valores democráticos;   su contundente oposición a la Ley de matrimonio homosexual, y su alianza con la derecha neoliberal, cuyo objetivo ha sido expoliar a los españoles y robarles sus derechos democráticos…; en fin, la lista sería interminable. ¿La IC perseguida o perseguidora?

_________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¿Y SI LA TAUROMAQUIA FUERA LA SOLUCIÓN?

Anuncios