@ellibelaresc

El ministro de Sanidad ha valorado el resultado de las elecciones catalanas y nos ha dejado esta perla: ´…hay una cosa que es importante recordar, que en democracia es importante escuchar lo que dicen los ciudadanos y lo que dicen cuando acuden a las urnas, y escucharlo de manera fiel y leal´. No me lo puedo creer. ¿Habrá consensuado con don Mariano estas declaraciones tan perversas?

Ahora resulta que en el PP son partidarios de escuchar al pueblo. Repito, no me lo puedo creer porque yo creía que no habían hecho otra cosa desde que tomaron el poder con mayoría absoluta. Mayoría que en su momento fue en escaños, no de votos, y que ahora que las elecciones dan escaños y no votos a los independentistas dicen que eso no vale. Miserables.

Dicen los del PP, ahora, a escasos dos meses de las elecciones generales y cuando ven que toda su impostura se desmorona, que hay que escuchar, cuando se han pasado cuatro años haciendo oídos sordos a las innumerables peticiones de los ciudadanos, aprobando todo tipo de medidas y leyes en solitario y eludiendo el debate parlamentario elemental en cualquier democracia. Cinismo que ha rebasado lo impensable, pues cuando se les ha recriminado su manera de actuar han defendido que actúan con la legitimidad que otorga la mayoría absoluta. Mayoría que también les ha servido para traicionar su propio programa y ponerse al servicio de la oligarquía y de la iglesia de este país.

Dice el PP, acosado por las nefastas noticias de las encuestas, que hay que escuchar al pueblo. Tal y como han hecho ellos que para tal fin han aprobado ellos solitos la que conocemos como ley mordaza. Una ley que nos priva de las libertades, nos pone al servicio de la policía y está aprobada y publicada en contra de la voluntad de la mayoría de los ciudadanos.

Hay que escuchar a la ciudadanía. Estupendo. Pues ya pueden ir haciendo cálculos de lo que del PP piensan en Cataluña. El Partido Popular ha obtenido un raquítico 8,5% en las pasadas elecciones,  por debajo de los populistas bolivarianos de extrema izquierda antisistema radical de Podemos y compañía, convirtiéndose en Cataluña en una minoría casi residual. Supongo que el PP habrá entendido el mensaje y actuará en consecuencia con el respeto que le merecen sus propias palabras en el sentido de prestar oídos al pueblo y ´escucharlo de manera fiel y leal´, porque estos resultados significan que no les quieren allí y, por tanto, tenemos un problema, y ese problema que crea la ruptura de España se llama Partido Popular. Los catalanes no los quieren ni mucho, ni poco, ni nada. Esa ´inquerencia´ se la han ganado a pulso. Se han dedicado, sobre todo en la Comunidad Valenciana y Madrid, a ganar votos a costa de un desprecio manifiesto por esa comunidad. Siembra vientos y recogerás tempestades.

Si de verdad en el PP son partidarios de escuchar al pueblo de una forma ´ fiel y leal´, alguien debería explicarles dónde está el lugar que les corresponde. Los catalanes les han mandado a hacer puñetas, así que deberían quitarse de en medio cuanto antes y dejar que quienquiera que de verdad escuche al pueblo tome cartas en el asunto, entienda lo que significa que las fuerzas independentistas hayan sacado mayoría absoluta en el parlamento con un 48% de los votos, e intente solucionar este complicado lío en el que nos han metido, precisamente, aquellos que siempre llevan en la boca la unidad de España.

A los señores del PP sólo les queda rezar para que el gobierno que salga de estas elecciones no haga con su mayoría absoluta lo que ellos hacen con la suya. Rajoy, por su parte, puede seguir leyendo el Marca. Será mejor para todos. Amén.

______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de PABLO CASADO, DEL PP.

Anuncios