@ellibelaresc

Al paso que vamos es presumible que haya varios cismas en la iglesia católica. Que tengamos que hablar de iglesia católica renovada, iglesia católica tradicional, iglesia católica progresista o, son ejemplos, iglesia católica al estilo Bergoglio.

Uno cree, y los practicantes también, que la doctrina de esta secta es una para todo el mundo y que su líder espiritual, hable o no ex cathedra, marca magisterio. Pues ya no es así. El gallinero que ha alterado el padre Jorge empieza a ser significativo. Mala cosa es que el líder no sea del gusto de todos y que los de siempre, los cavernícolas tipo Rouco, sean los portadores de la verdad, que siempre es la suya.

Dar la comunión a los divorciados, ´consentir´ el aborto, adoptar una nueva sensibilidad sobre los matrimonios gais son, para unos, temas innegociables porque contravienen la doctrina de la iglesia. ¿Qué doctrina? ¿Por qué ignoran que la doctrina de la iglesia no ha sido la misma a lo largo de los siglos? ¿Traicionar la esencia del Evangelio?  Falso. ¿Hablar de que la doctrina católica es inamovible? Falso también. La doctrina de la iglesia católica se ha ido haciendo a lo lago de los siglos. Para empezar, todo el montaje del cristianismo no fue un invento de Jesús de Nazaret sino de Pablo de Tarso. Él es el auténtico fundador de todo este entramado de religión. Luego están los intérpretes del texto evangélico, los llamados Santos Padres, para terminar con un elemento que para la católica es muy importante, el valor de la Tradición. Con estos ejes se ha movido la católica, que ahora nos viene con que sus ´leyes´ son inamovibles. No ha sido así, y lo saben, a lo largo del tiempo.

Lo cierto es que en el caso de la iglesia católica española la polarización y la división de sus responsables en conservadores y progresistas es una evidencia que cada día se percibe mas. Es un fiel reflejo de las turbulencias que la Iglesia está viviendo en todo el mundo ante las nuevas formas de hacer del papa Francisco.

El pasado 5 de octubre, Rouco Varela se rebelaba contra las intenciones aperturistas del papa Francisco firmando un libro (Los desafíos pastorales de la familia) junto con otros 10 cardenales pertenecientes al ala más dura de la Iglesia. Un documento que fue acogido con enorme satisfacción por los obispos más conservadores españoles que con la llegada del papa Jorge veían peligrar las férreas posiciones que siempre han defendido en materia de familia y relaciones personales. Sin embargo, teólogos e iglesias populares han empezado a movilizarse para apoyar cambios de calado en la doctrina de la Iglesia ante ´las crueles resistencias y las presiones cada vez más potentes de los rigoristas´ que sufre el papa Francisco por querer permitir la comunión a los divorciados. Un paso más da la Asociación de Teólogos Juan XXIII al afirmar que la Iglesia debe ´respetar las diferentes identidades, opciones y orientaciones sexuales como expresión de la pluralidad de formas de vivir la sexualidad entre los seres humanos´. Además, se apuesta por revisar ´la condena indiscriminada de la interrupción voluntaria del embarazo por parte del magisterio eclesiástico´.

Siguiendo el ejemplo de Jesús, dicen estos teólogos, ´no pertenece a la fe de la iglesia el hecho de mantener intacto un determinado modelo de familia, propio de un tiempo y de una cultura. Según los evangelios, Jesús de Nazaret fue profundamente crítico con el modelo de familia de su tiempo y de su cultura´.

Frente al auge de asociaciones laicas o iglesias populares, el Opus Dei, los Legionarios de Cristo, Comunión y liberación o el ejército fanático de los Kikos, que campaban a sus anchas hasta hace muy poco por la Conferencia Episcopal, no ocultan su disgusto ante los nuevos aires que parecen imponerse en la Iglesia Española. La batalla promete ser cruenta.

_________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de NO ESTOY EN POLÍTICA POR DINERO.

Anuncios