@ellibelaresc

  1. Esta legislatura que se va por el desagüe ha sido guiada desde el fondo de un hombre que huye de los problemas escondido en una mueca de impávido. Rajoy pone la misma jeta ante el subidón del desempleo que ante las amenazas de Bárcenas. El PP va a quedar dañado para mucho tiempo por esta forma de gobernar donde los números no cuadran con la pasamanería gestual del presidente. Este hombre dirige España por fascículos, mintiendo desde esa primera entrega a la que siempre le falta una verdad, un destornillador, el pendón al soldadito. Lo que dijo Mallarmé de Hamlet le vale también al jefe de la tribu: ´Es un señor latente que no consigue llegar a ser´. Exacto.

En los sótanos de Génova ya están emitiendo billetes de uso interno con otro rostro, que todavía no sabemos cuál será. Por dentro del partido comenzaron ya las deserciones. No es que Rajoy sea un líder impopular en la calle, sino algo mucho peor: es un inquilino impopular en casa. Hay decadencias que duran toda una vida. El día en que le preguntaron qué periódicos leía decidió afianzar una verdad y se presentó como abonado a un único diario, el Marca. Solo entonces se quitó la máscara. Eso dice mucho de su ánimo, de su vocación y de su voluntad.

Y mientras, Rajoy  dice en El Larguero que: ‘A Cristiano Ronaldo le daría el Balón de Oro’. Y yo a ti una patada en el culo, simbólica, claro.

  1. Resulta que el Tamayazo de 2003 no solo le regaló a Esperanza Aguirre la Presidencia de la Comunidad de Madrid, sino que también le trajo un cheque familiar que le permitió dejar de pagar la luz de su palacete. A partir de esa fecha, han sido los madrileños los que se han encargado de pagarle la factura. El asunto se ha conocido porque en 2012 Ignacio González cortó el grifo, pero Aguirre siguió pasando el recibo a la Comunidad, con lo que se ha generado una deuda de 5.000 euros con Gas Natural Fenosa que ahora Cifuentes ha dicho que no piensa pagar.

¿Qué excusa ofrece la doña? Muy simple, como ella. Ni corta ni perezosa, ha intentado colar a los madrileños que las facturas de la luz corresponden a la garita de los guardias que la protegen de la chusma que vive en Malasaña. Pero claro, no cuela que esos guardias civiles tengan contratados 6,6 kilovatios y gasten entre 200 y 300 euros al mes de luz, a no ser que estén guardando la Portada de la Feria de Abril durante los meses que no se usa en Sevilla.

Más cínica imposible, porque esta mujer, siendo presidenta, se ponía de ejemplo como ama de casa que no gasta más de lo que ingresa, justo el mismo día que exigió a los ciudadanos que se prepararan para el fin de ´los subsidios, las subvenciones y las mamandurrias en general´. Y, en aquella famosa biografía de 2006 que hoy parece un tebeo por la risa que produce, Aguirre decía ´lo que peor llevo es la factura de la electricidad, tengo unos techos altísimos y la calefacción es eléctrica, ¡un horror! No tener pagas extra me tiene mártir (…) No es que haga números a final de mes, ¡es que muchas veces no llego!´.

¿Os imagináis qué hubiera ocurrido si la ´enchufada´ hubiera sido Manuela Carmena? El PP se hubiera encargado de empapelar Madrid y de utilizar su fechoría en todas ´sus´ televisiones. Así, nada, si acaso algún pespunte, porque no me creo que el escándalo no se haya publicado como merece porque, como algún PePero sostiene,  Aguirre está tan acabada políticamente que a nadie importan ya sus felonías. Y ella, como era de esperar, insiste en que paga sus ´terroríficas´ facturas de la luz.

¿Alguien ha preguntado a Iberdrola por qué a ´ella´ no se le cortó la luz por impago de 5000€, y a miles de familias sí se la han cortado y en muchas ocasiones por no poder pagar cuatro euros?

Yo, a Esperanza, también le daría una patada en el culo, eso sí, simbólica.

En la gacetilla de mañana hablaremos de ME APUNTO A LAS PROPUESTAS DE IU.

Anuncios