@ellibelaresc

´Amores santos´ es un documental brasileño que llegará a las carteleras a principios de 2016 y pretende demostrar y denunciar la doble moral de las religiones que condenan la homosexualidad pero sus sacerdotes y pastores la practican a puerta cerrada. ´Nuestra intención es mostrar la hipocresía de religiosos que, sin importar su credo, hacen a escondidas lo que condenan en público desde los púlpitos´, afirma en una entrevista Dener Giovanini, productor y director.

En todas las reseñas que he leído sobre ´Amores Santos´ se indica que el objetivo del documental es denunciar la violencia que sufren los homosexuales por causa del discurso de ´odio y homofobia´ de la mayoría de las religiones. Para conseguir este fin el director decidió contratar a un actor y le inventó  un perfil en Facebook para atraer religiosos. Pese a sus datos falsos, el actor llegó a tener tres perfiles en Facebook, con cerca de 5.000 amistades, con los que se aproximaba a los religiosos, a los que tan sólo sugería su homosexualidad. ´Fueron seis meses de contactos y tres meses de grabaciones de las webcam. No imaginábamos la cantidad tan grande de religiosos que atraeríamos ni que tendríamos escenas tan fuertes de religiosos usando sus hábitos, algunos en las sacristías´, asegura Giovanini.

El director del documental dice que las escenas, de hecho, resultan impactantes. Algunas, incluso, sospechosas de poder estar manipuladas. Pero el director asegura que todos los perfiles de los sacerdotes y religiosos que propusieron sexo virtual al protagonista eran reales. ´No queremos perjudicar a nadie. Tan solo mostrar la hipocresía de los discursos de religiones que condenan la homosexualidad. No es una película contra las religiones sino para mostrar que existe algo equivocado y peligroso en su discurso´. El director considera que el filme puede provocar gran impacto en la Iglesia católica porque incluye escenas chocantes con obispos, monseñores, religiosos del alto clero, sacerdotes y seminaristas. También tienen a varios evangélicos y anglicanos pero principalmente hay católicos, tal vez porque los sacerdotes católicos, por lo general, viven solos en sus casas y pueden usar libremente internet, mientras que los evangélicos viven con sus esposas e hijos y tienen menos libertades para tener relaciones en internet.

El documental también incluye testimonios de homosexuales víctimas de persecuciones o agresiones por motivos religiosos, de padres de familia que perdieron a sus hijos por esta persecución y de seminaristas preocupados por ser homosexuales o que fueron asediados en los seminarios.  Comentario especial merece el vaticanista y teólogo alemán David Berguer, cuyo reconocimiento como homosexual provocó una gran controversia y quien asegura que gran parte del clero del Vaticano es homosexual y que muchos tienen apartamentos en Roma para sus encuentros con hombres.

Aunque el documental se encuentra en su etapa de montaje, Giovanini ha decidido aprovechar el impacto del reciente caso de Krystof Charamsa, el teólogo miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe que ha sido expulsado por confesar su homosexualidad, y la celebración del Sínodo sobre la Familia en el Vaticano para volver a sacar el debate. ´Queremos que el Vaticano entienda que primero tiene que preocuparse por lo que ocurre detrás de los muros de la iglesia y con asuntos como el celibato´. La Santa Sede, por su parte y como suele ser habitual, no ha querido opinar sobre el asunto.

______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de DESPRECIO ANTIDEMOCRÁTICO.

Anuncios