@ellibelaresc

El 25 de noviembre se ha celebrado el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la mujer y a nuestro excelso presidente de Gobierno, don Mariano Rajoy, le ha entrado, de repente, un feminismo repentino que, la verdad, nos erizaría los pelos de no ser porque estamos a días del inicio de la campaña electoral. Modélico. En una columna escrita por alguien en su nombre en el periódico El Mundo recurre a todos los lugares comunes para reafirmarse en su lucha y la de su partido contra la violencia machista, que ha sido nula, y en aportar las ideas que ya conocemos todos. ´Me gustaría tener un sentido recuerdo para todas y cada una de las mujeres que han perdido la vida a mano de sus parejas, así como para sus hijos que han quedado huérfanos. Compartimos el dolor y la indignación ante esta inaceptable violación de los derechos humanos de mujeres y niñas, y manifestamos nuestro más firme rechazo a la más dura y cruel expresión de desigualdad´.

Después de toda una legislatura con el problema aparcado ahora dice que todas las mujeres maltratadas están en su cabeza y en su corazón y en el de ´todos´ y ´mientras exista una sola mujer que sufre en silencio a manos de su pareja o ex-pareja, nuestra prioridad ha de ser mejorar la protección y la respuesta que ofrecemos a estas personas y a sus familias. En un día tan señalado como el de hoy, el mensaje que me gustaría enviarles es el de que no están solas´. ¡Menuda cara tiene este elemento, ahora que está en campaña todo son prioridades, para no cumplir ninguna! Pero así y todo no tiene empacho alguno en sostener que ´Tenemos mucho trabajo por delante. Cada mujer que muere a manos de su compañero y cada nuevo caso de violencia de género nos produce consternación. Pero también debe servirnos de acicate para seguir dando una batalla por la igualdad y la libertad en la que, a pesar de todo, hay avances. Esos avances son de todos, porque todos colaboramos y trabajamos en aras de un objetivo común´.

´Bienvenido sea. Ya era hora y esperemos que no sea porque el día 20 hay elecciones´ ha declarado Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas. Recordemos, y así lo hacíamos en un blog en este Liberal (El PP contra la violencia de género), que ya el pasado mes de septiembre la visita de Rajoy a la sede del servicio 016, el teléfono de atención a las mujeres víctimas de violencia de género, fue calificada de electoralista por la Fundación Mujeres. Su vicepresidenta, María Luisa Soleto, señalaba que la desatención y la lentitud con la que ha respondido el Gobierno a las preocupantes cifras de mujeres asesinadas por violencia de género ´no se puede ver compensada con actos alentados por las elecciones generales´.

Las cifras de la violencia de género en España vuelven a ser trágicas en 2015. Según el Observatorio contra la violencia doméstica y de género, a 20 de noviembre, 48 mujeres habían sido asesinadas por sus parejas o ex parejas. De ellas, solo nueve habían presentado denuncia. Rajoy sostiene que la prioridad de su gobierno es la protección de estas víctimas, pero todos, o tal vez muchos, pensamos que no. Tanto desde la oposición como desde las asociaciones de mujeres, sindicatos y organizaciones como Amnistía Internacional se denuncian los recortes del Gobierno del PP que han repercutido tanto en la prevención como en la atención a las víctimas. Según Amnistía Internacional desde 2011 a 2015 se ha producido un descenso del 21% de las partidas destinadas para la protección estatal a las víctimas de violencia de género en los Presupuestos Generales del Estado, y la partida específica destinada a los servicios de atención a víctimas gestionadas por las Comunidades Autónomas se ha reducido un 50% señalan desde la ONG. Es pues el momento para que las instituciones del Estado reflexionen sobre si realmente hay un compromiso firme y decidido para erradicar la violencia contra las mujeres; y si hay una voluntad clara para reconocer y proteger a las víctimas.

CCOO denuncia que los factores de la violencia estructural se han agravado en los últimos años: más paro, más desprotección social, más pobreza para las mujeres, déficits en educación para la igualdad, recursos insuficientes para la prevención, protección y atención a las víctimas de la violencia machista, graves retrocesos en derechos sociales y reproductivos… Factores que, junto con pérdidas de derechos laborales y sociales, ponen de manifiesto la insuficiencia de las políticas públicas para garantizar una respuesta integral frente a la violencia de género.

________________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de HOSTIAS PARA EL ARTE.

Anuncios