@ellibelaresc

¿Qué dijo el ciudadano Felipe en el discurso de Navidad que no fueran los tópicos de siempre? Empecemos por el escenario de la suntuosa Sala de Tronos del Palacio Real. Justificó la elección diciendo que lo quería compartir con todos porque a fin de cuentas es de todos (¿?) los españoles. ¡Cuánta generosidad! Un gesto que, sin duda, será muy bien recibido por los desahuciados por los bancos, por los que viven por debajo del umbral de la pobreza, por los que carecen de un empleo o por los tienen uno que tan sólo puede ser calificado de indecente, por los que han visto cómo se desplomaban sus salarios, por los que no pueden mantener calientes sus viviendas… Sí, todos ellos habrán valorado en su justa medida el gesto del monarca, tan generoso, tan cálido, tan real.

¿Y la de veces que ha hecho referencia a la unidad de España? ¿A santo de qué tanto empeño? Dándole vueltas al tema, y después de mucho cavilar, he llegado a la conclusión, ¡ciego de mí!, que sí, que el tema le importa, y mucho, al ciudadano Felipe, porque España es para él más que un país o una democracia, es una herencia. Y con las herencias no se juega, no hay nada más que mirar las broncas que se lían en las familias por estos temas… Sin ir más lejos, entre su padre y su abuelo.

Emocionantes y de regia sensibilidad las dos líneas y media que ha dedicado a los refugiados. No recuerdo haber oído palabras suyas cuando en Ceuta (playa del Tarajal) murieron al menos quince inmigrantes; tampoco cuando el Partido Popular se negaba a dar acogida a los refugiados o diferentes partidos no querían pagar la sanidad de los inmigrantes… Pero sus palabras en el discurso lo compensan todo. Seguro estoy de que los refugiados ya están más tranquilos y protegidos después de escucharle y saber que sus problemas están solucionados porque el rey los ha citado.

La referencia que ha hecho a la corrupción es de las que marcan época. Solo una vez pero suficiente. Lo bueno si es breve, dos veces bueno. Todos sabemos que es un experto en corrupción dado que se ha rodeado de personas con reconocido conocimiento en la materia y a los que seguro consulta: su padre, su cuñado Urdangarín y su hermana Cristina o las primas de su padre imputadas por blanquear  dinero con Gao Ping. Igualmente debe de estar muy bien asesorado por el Gobierno y el PSOE. Por eso mejor no hablar del tema porque se puede caer en el alarmismo, que es lo que menos necesita este país. Sabia decisión la de trasmitir tranquilidad.

Tampoco hubiera quedado mal que el Borbón nos hubiera hablado del papel cohesionador de la monarquía. Que hubiera intentado convencernos de ese discurso que predican los monárquicos de toda la vida y los políticos oportunistas de que la monarquía ha sido el pegamento cohesionador de las fragmentarias alma y geografía españolas. Durante los años de la Transición, y también ahora, nos han venido diciendo que la monarquía era necesaria para que el jefe de los ejércitos impidiera la rebelión franquista de sus inferiores, con el consiguiente derrame de glóbulos rojos en las cunetas; y hoy nos aleccionan en nuestro vasallaje con razones tan intrincadas como inaprensibles: que la monarquía nos trae tranquilidad, sosiego y bienestar. Pamplinas. Yo más bien pienso todo lo contrario, que no anda el país demasiado cohesionado, sosegado y tranquilo con la monarquía, por mucho esfuerzo que hayan dedicado al tema los campechanos juancarlos, las rubísimas corinnas y los trileros urdangarines.

Tenemos un país dividido y una falsa monarquía falsamente cohesionadora, sustentada por el heredero de un comisionista multimillonario a quien nadie pide rendir cuentas. Parece mentira que partidos como Podemos o Ciudadanos, que se autoinculpan de regeneradores, no lleven en el primer aliento de su discurso la abolición de esta ridiculez carísima que lleva décadas degradando en el exterior la marca España, que es como llaman los horteras a nuestro maquillaje internacional. Y termino: es imprescindible un referéndum sobre este grano en el culo de la democracia llamado monarquía.

_______________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de LA MUJER EN EL EI.

Anuncios