@ellibelaresc

Manda madre que por salvar a la infanta Cristina de sus trapicheos con Hacienda nos hayamos enterado de primera mano, nada más ni nada menos que por parte de la abogacía del Estado, de que una élite de españoles ni son ni se sienten Hacienda y no pagan religiosamente sus impuestos. Por si a alguien le quedaba alguna duda la abogacía del Estado lo ha afirmado de manera textual, en la solemnidad de un tribunal de Justicia. Hacienda somos todos solo es un eslogan publicitario, igual que ´Ya es primavera en El Corte Inglés´ o  ´Nocilla, qué merendilla´.

Que Hacienda solo somos algunos es la cruda realidad que ha evidenciado la abogada del Estado. Concretamente quienes cobramos una nómina mensual con su pertinente retención, esos autónomos que liquidan cada tres meses su IVA como buenos creyentes, los pensionistas que ahora copagan sus medicinas o los dependientes y sus familias que resisten cada día como pueden esperando a la caballería. Vosotros conocéis mejor que yo el resto de la lista de quienes sí son Hacienda, pagamos sus impuestos y sufrimos las políticas de atosigamiento masivo decretadas precisamente por quienes ni son, ni se sienten Hacienda.

Hacienda no son Rodrigo Rato, ni Bárcenas, ni todos aquellos que se han beneficiado de la amnistía fiscal decretada por este Gobierno en nuestro nombre y pretendiendo que además estuviéramos agradecidos a los defraudadores. Hacienda tampoco son Amancio Ortega, ni los Alba, ni los Botín, ni los demás grandes patrimonios que disfrutan de las comodidades de ese paraíso fiscal llamado España mientras imparten lecciones de sacrificio patriótico y cultura del esfuerzo.

Hacienda no son las grandes empresas y corporaciones de este país que tributan a una media por debajo del 10% de sus beneficios mientras los sueldos de sus ejecutivos y consejeros multiplican por veinticinco el salario medio de sus empleados. Hacienda tampoco son los más de trescientos cincuenta mil millones de euros que cotizan a menos de un 5%, blindados tras las decenas de artefactos fiscales puestos a su servicio. Vosotros, mis lectores, también conocéis mejor que yo la larga lista de quienes no se sienten obligados por Hacienda pero sí con el derecho a decidir quiénes son Hacienda.

Por supuesto, y no sabemos si por derecho divino como en los buenos tiempos, Hacienda tampoco es la infanta Cristina, que lo continúa siendo mientras su hermano elige el rimbombante marco del Salón del Trono del Palacio Real para explicarnos lo grande que es la historia de España y los enormes e incontestables éxitos que conseguimos todos juntos cuantos trabajamos unidos. En casa del herrero cuchillo de palo y en la del rey, cucharilla.

A TENER EN CUENTA

En lo que llevamos de año ya tenemos nuevo presidente de Cataluña, nuevo presidente del Congreso y 218 nuevos diputados que han cambiado completamente el paisaje en el hemiciclo, y hemos visto por primera vez sentada en el banquillo a la hija y hermana de dos reyes. Todo en apenas menos de medio mes. Pero seguimos con el mismo gobierno en funciones y la misma RTVE en funciones al servicio del PP. Gundín y sus Telediarios han empezado el año como si no hubiese pasado nada, con las mismas recetas de manipulación. La línea editorial de cada informativo es la misma que proclama el PP: si Rajoy no sigue en la Moncloa, el país se sumirá en el caos económico e institucional; no hay otra salida que un gobierno del PP al que tienen que apoyar irremediablemente Ciudadanos y el PSOE, ¡qué pena!

______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de PINCELADAS DE ACTUALIDAD.

Anuncios