@ellibelaresc

Mira que le tengo ´cosa´ a don Tancredo, pues ya casi empieza a darme, el pobre, lástima. El resultado de las elecciones del 20D lo han dejado tocado, ¿pero hundido? Emocionante el resultado, que tarda en llegar. A su acreditada fama de no pegar palo al agua se añade ahora su justificada sensación térmica de estar fuera de juego. El resultado es que está ausente de todo y no se le espera en ningún sitio. Desde el día siguiente de las elecciones en sus contadas intervenciones públicas se ha limitado a reiterar que él ha obtenido más votos y escaños que los demás. Y así lleva más de 1 mes.

Espera Mariano que la táctica empleada para que Sánchez intente la investidura le va a dar resultado. Yo creo que no, pero así y todo convendría que alguien le dijera a Rajoy que un líder responsable no puede plantarse ante el Jefe del Estado y contestarle que carece de apoyos suficientes para gobernar sin haberse sentado, siquiera una vez, a negociar esos apoyos. Él y los suyos sabrán la táctica que van a seguir, pero de una vez deberá quedar claro que Rajoy no va de chapuza en chapuza. Va de horror en horror. Una cosa es controlar los tiempos, usar estratégicamente el silencio para desgastar al adversario explotando sus afanes de protagonismo, o sorprenderle en su soberbia con alguna jugarreta, aunque sea a costa muchas veces de usar de manera partidista las instituciones que puedas estar gobernando. Y otra muy distinta es quedarse parado como un gato, o una liebre, ante los faros de un coche. O salir a hablar todos los días como si no fuera haber un mañana para anunciar un día que evidentemente que irás a la investidura y declinarla al siguiente; por muy fácil que te lo haya puesto Pablo Iglesias. Tampoco es lo mismo sorprender que observar una conducta errática o ir de susto en susto.

Mariano Rajoy no ha declinado la investidura. Ni siquiera la ha intentado. Se ha inventado un nuevo momento constitucional en el proceso de elección del presidente de Gobierno: pasar y ver. Quiere gobernar por puro cansancio y desgaste de todos los demás, aunque eso exija arrastrar al mismo borde del abismo y el desconcierto a las instituciones del Estado, desde la Casa Real al Parlamento. La ´cosa´ es mandar como sea, y si se trata de salvarse como sea, Rajoy y los suyos van primero; después, si queda sitio, vamos los demás.

Cierto es que Rajoy va a lo suyo, que es la mentira compulsiva. Se ha pasado cuatro años mintiendo y en estos días ha vuelto a las andadas. Rajoy y los suyos han estado desde el día siguiente de las elecciones del 20D pidiendo ´grandeza, altura de miras, sensatez, sentido común y todo el repertorio de términos campanudos con que nos habían venido obsequiando´, y luego, cuando han visto la que se les venía encima han cambiado con urgencia el guion para celebrar que el aspirante [Rajoy] se apartara de la investidura por cuestiones tácticas que, ellos dicen, no tienen nada que ver con la ´altura de miras´ que predicaban. Rajoy ha mentido una vez más a los españoles. Aseguraba que diría que ‘sí’ al Rey y veinticuatro horas después dijo ‘no’. Normal.

P.D: me quedo con este titular de Rivera: ´Quien no puede limpiar su casa no puede limpiar España´, en referencia, claro está, a don Mariano. Porque parece que hay más mierda reciente además de AcuaMed y la Taula: El PP de Valencia habría usado asociaciones ‘tapadera’ para ocultar su dinero. El PSOE habla de una nueva red ‘Gürtel’ a nivel local. El mayor caso de corrupción del PP está por venir. Es lo que dicen los socialistas que prevén un nuevo escándalo con la comisión de investigación sobre Feria Valencia e IFA.

_______________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¡ESE ES MI MARIANO!

Anuncios