@ellibelaresc

Archivo 8-2-16 19 46 39Yo no sé  si es torpe o se hace, si es cínico, o no. Sí es cierto que cuando no habla con papel en la mano es de lo más inútil. Porque veamos: ¿cómo debemos interpretar esta frase expresada intensa y vehementemente por don Mariano ante su grupo parlamentario tras el escándalo último del PP en Valencia de que ´aquí ya no se pasa ni una? Si aquí ya no se pasa ni una, señor Rajoy, quiere decir que allí se han pasado muchas, ¿o no? ¿La frasecita quiere decir que don Mariano y su equipo sabían o al menos sospechaban de los manejos delincuentes del personal de su partido en este caso en Valencia? ¿Es que es ahora, cuando se descubre el infecto pastel de la corrupción valenciana al más alto nivel, cuando no se va a permitir a su gente de confianza que siga enganchada a la sisa ciudadana?  La respuesta es evidente y clara: si ´ya no se pasa ni una´ es porque hasta ahora se han pasado las que hiciera falta mientras no fuera de público conocimiento.

Con la frasecita se le ha despistado el subconsciente, nos ha revelado, sin querer, lo contrario de lo que su conciencia quiere expresar. Le ocurrió lo mismo hace unos días a la ministra de Fomento, Ana Pastor, cuando declaró que ´ser político y honesto eran incompatibles´. Aceptaremos, esperamos, el lapsus, que es, también o no,  lo que le ha pasado a don Mariano: tanta presión y tanta soledad han terminado haciéndole mella y nos ha regalado la frase de la semana, el mes o el año, que es un anticipo en plan esotérico de que también su tiempo ´ya´ ha terminado. O casi, porque quién sabe si en semanas vuelven elecciones y el PP repite candidato. ¿Se lo imaginan? Ya.

´Esto se acabó y ya no se pasa ni una´. La declaración de don Mariano vuelve a ser muy desafortunada. Intenta mostrarse inflexible ante las chorizadas de los suyos que caen en cascada sin que él en este momento tenga control alguno para detenerlas, taponarlas o dosificarlas. Y no solo eso, él sabe que el problema no se ha acabado. Lo de la Comunidad Valenciana tiene todavía que reventar. Altos cargos del PP están avisando ya de que quedan por salir grabaciones y alarmantes enriquecimientos personales. Que vivamos para verlo.

Rajoy, decíamos al principio, pronunció la frasecita ante sus diputados y senadores para insuflarles ánimos ante la presumible desbandada. ¿Dónde estaba Rita en esta reunión?  Génova no ha podido aún con Rita. No han conseguido todavía que se digne a dar una explicación pública a los ciudadanos. Lo único que han logrado es que lo niegue todo en un papel y que se esconda detrás de los visillos de su casa. Al aforismo romano me remito: ´qui tacet consentiré videtur´, el que calla, otorga. Todos los miembros del grupo municipal valenciano  del PP habían implantado presuntamente un sistema de financiación paralelo ¿ y ella nunca supo de dónde salía el dinero ni de qué color era? Ya está bien. Pero, como dice don Mariano, ´¿se acabó? ´ Lo dudo. ¿Nos puede garantizar Rajoy que lo ocurrido en Valencia es un verso suelto y que la honradez es la norma de conducta del PP en las demás comunidades autónomas y en la propia dirección del partido? Lo dudo otra vez.

¿También ´se acabó ´ con el tema del borrado de los ordenadores de Bárcenas? ¿Cuándo tendremos el placer de saber la verdad? ¿Tiene conocimiento el presidente de que su partido ha sido imputado por este asunto? Que yo sepa, no, nos dirá. Dos preguntas para terminar: ¿por qué el trato tan ´cruel y severo´ a Bárcenas y tan ´permisivo´ a Rato? Y segunda: ¿con Rita Barberá no se pasa ni una o se pasa la penúltima? La han blindado en el Senado ¿será para taparle su boquita cazallerá? ¿Alguien lo puede dudar? Con la maniobra de colocar a Rita Barberá en la Diputación Permanente del Senado, el PP se asegura de que la exalcaldesa de Valencia no pierde el aforamiento. De esta forma, aunque hubiera que ir a nuevas elecciones y se disolvieran las Cortes, Barberá permanecería blindada para la Justicia valenciana, que ya ha imputado por blanqueo de capitales a quienes fueron sus concejales. Y todo esto a los pocos días de declarar que ya no se iba a pasar ni una. Son deplorables.

Mariano, ´esto se acabó´, sí, márchate y deja que otros refunden el partido que has hundido.

_________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de MÁS SOBRE LOS TITIRITEROS.

Anuncios