@ellibelaresc

Está tan desesperado que ya no cuida ni las buenas maneras. La cobra que el maleducado Rajoy le hizo al candidato Sánchez, en las conversaciones para formar gobierno, ha sido muy comentada en todos los medios no afines al sistema. Todos pensamos lo mismo: Rajoy, y con él todo el PP, es un animal acorralado y desquiciado dispuesto a cualquier barbaridad para sobrevivir un minuto más. Con la desazón de quien se sabe muerto, no duda en morder a quien que se le acerque. Aunque sea con la mala educación.

Rajoy, sin querer aceptarlo, tiene motivos para estar desquiciado y en fuera de juego (por si nos lee y él que es tan de Marca entiende la metáfora). Tiene argumentos para estarlo porque el partido político que preside se descompone a golpe de maza de juez. Despertarse cada mañana, si consigue dormir, con terror a encender su correo, la radio o mirar las portadas de los periódicos, ha ido minando su ya escasa presencia de ánimo hasta el punto de convertirlo en un guiñapo, por eso un problema menor, como es el retirarle el saludo a su oponente político,  es mantener las apariencias, que ya no le interesan y evidencian la personalidad del perdedor, que no la del ganador que cuando lo es sabe rodearse de infinitas pompas y vanidades.

El personaje sabe sobreponerse a las adversidades, pero esta vez creo que va a ser imposible. Con la desazón de quien se sabe muerto, políticamente hablando,  no duda en morder a quien que se le acerque, porque a estas alturas cualquiera,  todos, son ya enemigos. Hasta se quejan del trato recibido por el jefe del Estado, tan sumisos ellos, tan súbditos. Nos ha quedado mucho por ver en estos días de pactos para formar gobierno y lo que nos va a quedar a partir de hoy con el espectáculo imposible de la investidura..

Él y todos los suyos tienen una memoria muy corta e interesada. Para justificarse esgrimen el arma de que han sido el partido el partido más votado y que más de siete millones de españoles, según las encuestas, les siguen dado su apoyo. Perfecto y sin problema. Ahora esgrimen que son los más votados y que por eso deben gobernar. Se rebelan y cabrean  porque no quieren entender que la suma de más votos los echen del poder, y no se acuerdan de la infinidad de ayuntamientos en los que están gobernando gracias a pactos PP y otras formaciones que han hecho posible que políticas de pactos, o mociones de censura, echaran de los ayuntamientos, sobre todo, al PSOE.

Es cierto que lo último que debería hacer un buen político es gobernar contra nadie, que es lo que ha hecho Rajoy los cuatro años que ha presidido el Gobierno, pero no lo es menos que son muchísimos más los españoles que votaron por un cambio en el que el actual PP tiene imposible cabida. Y eso que erre que erre Rajoy se mantiene en sus trece y se duele  de que el cambio sea ´cambiar al que ha ganado´, olvidándose, interesadamente, de la aritmética. Igualmente se pregunta para qué sirven las elecciones y se niega a hacer de ´actor secundario en el sainete de Sánchez y Rivera´, que considera, iluso él, un ´ insulto a la inteligencia´. Me pregunto que tal vez no sea la suya.

INVESTIDURA

Uno se pregunta cómo ha sido posible el pacto de Sánchez con C´s , y ya nos van llegando respuestas. El líder socialista contaba con el ‘sí ‘ del PNV y la abstención de los catalanes cuando el rey le pidió que intentara formar Gobierno. Barones del PSOE y el Ibex frustraron la investidura de izquierdas ´casi hecha´ entre Sánchez e Iglesias. Lamentable. La Historia los juzgará, y nosotros debemos castigarlos con los votos.

MÁS SOBRE RITA BARBERÁ

Rajoy ha dicho que ha hablado con Rita Barberá quien le ha dicho que es inocente, y por eso no puede pedirle su acta de senadora ni sancionarla como militante del PP. Es de risa y esperpento. Sería la primera vez en la historia de la España democrática que alguien reconociese su culpabilidad. Rajoy no abandona sus argumentos grotescos.

_____________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de DE LA DERECHA ESPAÑOLA.

Anuncios