@ellibelaresc

Me ha cautivado el discurso del señor Rajoy en la sesión de investidura de Sánchez, sobre todo cuando se ha puesto estupendo al intentar descalificar a sus oponentes con recursos, citas y hechos históricos que si estuvieran sacados de su ingenio sería suficientes para concederle un Príncipe de Asturias, perdón, Princesa. Así y todo quiso ponerse estupendo, socarrón y rozando la excelencia, pero no lo consiguió. El discurso repleto de ironía que le han escrito le venía muy ancho, aunque él se gustaba.

El discurso de Rajoy durante la sesión de investidura de este miércoles ha llamado la atención por su contundencia, por su huida de cualquier anglicismo y barbarismo al que tan devoto es  y por los chascarrillos que ha ido desgranando para gustarse en su intervención, primero, y para complacer a sus fanáticos, después. ´Trending topic´ en el Club de la Comedia.

Rajoy ha sugerido falta de entendederas en la bancada socialista –´ya verán como lo entienden, a pesar de ser ustedes´ (cree el ladrón…) – y ha descalificado el acuerdo del PSOE con Ciudadanos como un ´curalotodo´, en clara alusión al ´bálsamo de Fierabrás´ (una mítica poción capaz de sanar cualquier mal) al que recurre don Quijote para curarse tras recibir una paliza. El acuerdo, insiste, es un ‘bluf’, esto es, un montaje propagandístico para crear un prestigio que posteriormente se revela falso. También se puede optar por otro significado: ´fanfarronada, acción intimidatoria hecha por quien no cuenta con los medios para cumplir su amenaza´.

Historia medieval ha hecho rezumar el presidente en funciones cuando le recrimina a Sánchez que ´el pacto que nos trae con Ciudadanos parece que estuviera al nivel del pacto de los Toros de Guisando, el Compromiso de Caspe o los Pactos de La Moncloa´. Los Pactos de La Moncloa tienen cuarenta años, pero ¿el pacto de los Toros de Guisando? ¿Y el Compromiso de Caspe? Historia medieval. El pacto de los Toros de Guisando tuvo lugar en 1468 en el Cerro de Guisando. En esa cita, de la que hay historiadores que ponen en duda la veracidad, el rey de Castilla Enrique IV reconocía a su hermanastra Isabel como heredera y ponía fin a la Guerra de Sucesión Castellana. Pero el pacto se rompió al casarse Isabel con Fernando, heredero de la corona de Aragón. Y el Compromiso de Caspe, en 1412, se produjo entre miembros del reino de Aragón y Valencia y del principado de Cataluña que eligieron un nuevo monarca tras la muerte de Martín I de Aragón, que falleció sin descendencia.

También ha querido mostrarse excelente en la referencia al teatro que según él se ha convertido la sesión de investidura de Sánchez: ´Ha representado con Podemos, Izquierda Unida y Compromís un  vodevil [género de teatro de variedades que triunfó entre 1880 y 1930] de 23 personas mientras se hacía fotos reuniéndose al mismo tiempo con Ciudadanos´. Y no contento con la referencia prosiguió afirmando que lo sucedido ´es un rigodón (danza de origen francés de los siglos XVI y XVII) con cambio de parejas: ha consumido el mes repartiendo promesas y esperanzas con las manos vacías´. Y sigue deleitándonos con otra rareza: ´Han querido colar el acuerdo  [con Ciudadanos] de  matute en este debate´. Es decir, según la Academia, ´a escondidas, clandestinamente´. El matute es el contrabando, y el término fue popular en la posguerra, en la época de estraperlo, donde pasó a definir toda actividad clandestina.

Sánchez, también según Rajoy, ha ido ´improvisando programas, como quien prepara el menú de la boda, y acaba de improvisar un florilegio (colección de trozos selectos de materias literarias, según el DRAE), como las dietas de los convalecientes´. Y para terminar esta evocación historicista también  ha hecho referencia a Lope de Vega y a su comedia El perro del hortelano, que ni come ni deja comer. Así es el pacto PSOE-C´s.

Brillante exposición de la que, al menos por una vez, lo tomaremos como ejemplo que debemos imitar. No pasará a la Historia don Mariano como gran político sino como el intelectual que supo resumir la triste historia de España con metáforas, giros y palabras de probada alcurnia.

Un detalle: en la segunda sesión de investidura se nos ha mostrado más sensato y sólo ha recurrido a la sabiduría que atesora para acusar a Sánchez de padecer el síndrome de Adán, a ´creer que al cambiar el nombre de algo cambia la realidad o le concede algún valor mágico al objeto que, como por arte de magia, pierde el apelativo que le ha dado la tradición popular (o los viejos políticos), para convertirse en un objeto nuevo´.

________________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER.

Anuncios