@ellibelaresc

Durante las pasadas semanas hemos hablado mucho de la concejala de Ahora Madrid, Rita Maestre, y de su juicio por, según sus denunciantes, ´asaltar´ una capilla católica en la Universidad Complutense y, lo que es mucho peor, quedarse en sujetador y mostrar su torso desnudo al cristo sacramentado. Todo un disparate, un esperpento más bien, de esta España que quiere ser aconfesional y no lo logra por la intransigencia de las múltiples cavernas que nos gobiernan. Prueba, una vez más, de que en España siguen mandando, lamentablemente, los curas.

Rita fue juzgada hace unas semanas, y el juzgado 6 de lo penal de Madrid la ha condenado a pagar una multa de 4.380 euros (12 euros diarios durante 12 meses) por un delito contra los sentimientos religiosos y la libertad de conciencia. ´Un torso desnudo no tiene por qué ser ofensivo, pero ello depende del lugar y las circunstancias´, argumentan  desde el Juzgado. Recordemos que la Fiscalía le pedía un año de cárcel por los hechos ocurridos en marzo de 2011. Sostenía que los procesados entraron sobre las 13.30 horas en la capilla del campus de Somosaguas y en presencia del capellán y varios estudiantes que se encontraban orando, invadieron el espacio dedicado al altar, rodeándolo y leyendo un manifiesto contra la Iglesia y su supuesto machismo: ´Por sus declaraciones sexistas y homófobas, por su moral puritana y opresiva, porque su discurso caduco y reaccionario tenemos que soportarlo cada día en los medios de comunicación, en las calles y los colegios, por su intolerable presencia en una universidad pública, hoy, nos apropiamos de su espacio para gritarles que somos quienes queremos y nos reímos de sus identidades excluyentes y obsoletas: ni impura ni virgen, libre; transmaricabollo, viciosa, maricón, puta, deseante, autónoma, lesbiana´, apuntaba el mencionado manifiesto. También, dice el tribunal, se gritaron frases como ´vamos a quemar la Conferencia Episcopal´, ´menos rosarios y más bolas chinas´, ´contra el Vaticano, poder clitoriano´ o ´sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios´.  En el momento de los hechos, Maestre no era concejala en el Ayuntamiento de Madrid. Y hay un dato que llama mucho la atención en la sentencia: ´Si otras de las personas que realizaron los hechos descritos y atribuibles a Rita no han resultado imputadas ni acusadas se debe sencillamente a que no resultaron identificadas´. Qué casualidad, ella sí después de cinco años.

Conocida la sentencia no se han hecho esperar las reacciones de PP, encabezadas por doña Esperanza (que haría más que bien en tener la boca cerrada), y otro carcamal PePero, Percival Manglano, que exigen la dimisión de Rita por ser ´culpable de cometer un delito contra los sentimientos religiosos, es decir, un delito contra los derechos humanos´, y de C´s, que le pide coherencia política. Deberían saber en C´s que no es la misma coherencia la de Rita que la de Eva Borox y su relación con la Púnica y Marjaliza. Yo espero que no dimita y que recurra la sentencia. Como así ha manifestado en rueda de prensa. Qué más quisieran ellos, su dimisión por una nimiedad cuando partidos y ayuntamientos de la caspa están llenos de mierda y no van a la cárcel.

La condena es por un ataque a los sentimientos religiosos. ¿No es un ataque a los sentimientos la venta de pisos buitre y dejar a personas en la calle, la intromisión de sus irracionalidades en nuestra vida pública, el convencimiento de que la mayoría de sus gerifaltes se lucran con el dinero de los contribuyentes, la pederastia que atesoran, su falta de caridad, su obscena ostentación, su misoginia y homofobia, su ostentación institucional, la invasión que de acuerdo con los políticos hacen de las calles de este país y otros miles de intromisiones?

La alcaldesa de Madrid recalca que no se plantea la dimisión de su portavoz municipal.  En rueda de prensa ha declarado que ´naturalmente, sin perjuicio de que yo como alcaldesa de Madrid tengo mucho tiento y mucho cuidado en manifestar la independencia que hay que reconocer a los poderes judiciales, sabiendo además que yo he formado parte de ellos, yo creo que es muy importante hacer constar esa sensación de que la libertad de expresión, en este momento, tal y como se deduce de la propia sentencia, ha tenido una interpretación restrictiva[…] A mí me preocupa que estemos viviendo un momento de involución de la libertad de expresión y no hay un país que se pueda desarrollar sin que tenga una buena libertad de expresión, porque la libertad de expresión es el aire de la democracia[…]Si veis la sentencia, veréis que no dice que haya habido vulneración de la libertad religiosa, que eso sí podía ser un delito contra los Derechos Humanos. De lo que habla es de que ha habido una ofensa a los sentimientos religiosos de determinadas personas (…), que además, como de la sentencia se desliza, es algo subjetivo´. Y tanto.

___________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de UN AÑO MÁS, LA SEMANA SANTA.

Anuncios