@ellibelaresc
1. Los obispos piden que se castigue meterse con las convicciones religiosas. ´No se pueden transgredir derechos fundamentales´ bajo el pretexto de lo estético o de la libertad de expresión, dicen los monseñores. Y cuando Rouco, Pla, Munilla, por poner unos ejemplos clamorosos, se desahogan ¿con qué convicciones los vamos a castigar? Yo propongo exiliarlos a la isla Perejil.

2. El arzobispo de Toledo arremete contra las medidas laicistas del PSOE y Podemos. La propuesta de los socialistas y la formación morada para suprimir la obligatoriedad de financiar la asistencia religiosa en los hospitales públicos de Castilla-La Mancha ha sido calificada como ´absolutamente disparatada´ por Braulio Rodríguez, que recurre al Concordato, ese que hay que eliminar: ´Están bajo el amparo ordinario desarrollado por la ley del 26 de diciembre del año 1978 y, por lo tanto, tienen carácter de tratados internacionales y yo creo que todavía muchos no se han enterado de eso´. No son disparatados para el obispo los 425.470€ de dinero público que se destinan a tal fin.

3. La pederastia es la mayor lacra en la Iglesia católica de las últimas décadas. Desde que estallara el caso de abusos sexuales en la diócesis de Boston en 2001 – retratado con maestría por la oscarizada ´Spotlight´-, las denuncias contra sacerdotes y religiosos se han extendido como la pólvora. Según los datos de la propia Santa Sede en la última década se han detectado oficialmente más de 6.000, a una media de cerca de 600 casos por año. Al margen del proceso religioso bajo las leyes canónicas del Estado vaticano, hay casos por la vía civil en cada país, aunque pocos, dada la magnitud del escándalo. En la Congregación para la Doctrina de la Fe los informes se amontonan, y el papa Jorge reconoce que ´no dan abasto´.

4. Madrid mantiene a curas en los comités que se pronuncian sobre cuidados paliativos en los hospitales públicos. El Gobierno de Cristina Cifuentes ha prorrogado el convenio de hospitales con entidades religiosas. En La Paz se invertirán 124.461 euros de dinero público y en el Gregorio Marañón, 85.535. Se mantiene también la cláusula que inauguró Alberto Ruiz Gallardón y que permite a los sacerdotes, solo a los católicos, participar en los comités de ética. La Consejería de Sanidad asegura que solo participan en estos organismos los religiosos que tienen formación en la materia. Ya, digo yo.

5. El teólogo suizo Hans Küng (considerado uno de los teólogos más influyentes del Concilio Vaticano II y criticado por los sectores más conservadores por ser considerado como el ejemplo práctico del disenso) pide que se revise la infalibilidad papal. Según la teología católica, las declaraciones del papa en asuntos de fe y moral no son discutibles porque se consideran un dogma. A su juicio, este dogma ´bloquea todas las reformas que hubieran exigido revisar posiciones dogmáticas anteriores´. Juan Pablo II le había retirado al experto la licencia eclesiástica para oficiar. Normal. Quien disiente, a la hoguera.

6. ¿A qué destina la Iglesia católica nuestro impuesto de la renta, aproximadamente 250 millones de euros? Básicamente, y en contra de la creencia común de que en su mayor parte va a Cáritas y otras organizaciones católicas de fines sociales, a sostener su estructura, el culto y el clero. Cerca del 80% se envía a las diócesis ´para su sostenimiento´. El resto se emplea en pagar la seguridad social de sacerdotes y religiosos, en mantener la televisión 13TV, promover campañas contra el aborto, en retribuir a los obispos, alimentar el funcionamiento de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y financiar las facultades eclesiásticas, entre otros. En definitiva, dinero público para manipular. ¡No les pongas la ´X´ en la casilla de la declaración de la renta!

En la gacetilla de mañana hablaremos de LOS RADICALES DE CENTRO.

Anuncios