@ellibelaresc

Es el Foro de Curas de Madrid un grupo de 120 sacerdotes progresistas, muy críticos con la jerarquía eclesiástica y con el poder político y económico, que en una carta pública expresan su decepción con muchos aspectos de la gestión del arzobispo de la ciudad, Carlos Osoro. Grupos progresistas de curas están en toda la geografía española. En Valencia capital están ´els rectors dels dissabte´, con idéntica ideología y propuestas doctrinales.

En el documento publicado los curas de este Foro denuncian que les ha sido imposible reunirse con su arzobispo y sostienen que hay varios aspectos que están debilitando fuertemente las esperanzas que suscitó Carlos Osoro en agosto de 2014, cuando fue nombrado sustituto del ultraconservador Antonio María Rouco Varela.

Los sacerdotes denuncian que buena parte de las comunidades de la diócesis siguen contando ´tan poco como antes´, si bien admiten que Osoro les trata con ´mayor amabilidad y respeto´ que su predecesor. El arzobispo llegó a Madrid, de hecho, con fama de hombre de diálogo, de buen carácter, simpático, cercano y sociable, muy al estilo del papa Francisco, pero estos curas afean a Osoro que los medios de comunicación que controla, Cope, 13TV (que recientemente ha sido agraciada con una licencia TDT por parte del PP) y el semanario Alfa y Omega, apenas han cambiado sus líneas editoriales, se financian con opacidad y siguen siendo ´refugio y altavoz de los sectores más reaccionarios de nuestra sociedad´. Lamentan que esos medios difundan ´una espiritualidad poco cercana a quienes viven, no por voluntad propia, en los márgenes de la sociedad y a quienes junto con ellos trabajan para lograr que su situación mejore al menos un poco. A menudo en algunos de sus programas y, más en concreto, en muchas de sus tertulias, se escuchan opiniones no sólo contrarias a tales personas sino ofensivas para las mismas, pues se las desprecia y ridiculiza´, critican. El Foro también admite que en los últimos meses la situación ha mejorado en el semanario diocesano Alfa y Omega. Estos curas también se quejan de que Osoro no haya dado absolutamente ningún paso para abrirse ´a las distintas corrientes teológicas, incluida la de corte renovador´ con la que ellos se identifican.

Si los curas progresistas del Foro protestan por la falta de contenidos evangélicos en estos medios de la iglesia hace unas semanas el diario El País se preguntaba en un artículo a qué destina la iglesia católica nuestro impuesto de la renta y afirmaba, escandalizando a muchos, que en contra de la creencia común de que la mayor parte se emplea para fines sociales, ese dinero se destine a múltiples fines, entre los que está el mantenimiento de 13TV. ´Exactamente la misma cantidad que se destina a 13TV, seis millones de euros, es la que llega a Cáritas´, destacaba el diario.

La noticia ya de por sí es escandalosa y provocó que el vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal y consejero delegado del Grupo COPE, Fernando Giménez Barriocanal, compareciera en el programa de Carlos Herrera para justificar este gasto, que atribuyó al deseo de la Iglesia de ´estar presente en la sociedad´. (¡Qué poca vergüenza! Como si no tuvieran suficiente con los púlpitos y la manipulación que ejercen sobre miles de personas). También se aprovechó la ocasión para lanzar dardos envenenados hacia el Grupo Prisa por su beligerancia contra la Iglesia.

También El Gran Wyoming, en El intermedio, denunció que la Iglesia reciba dinero a través del IRPF, de los conciertos educativos y de los ministerios, de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos a través de subvenciones. ´Esto quiere decir que cuando hacemos la declaración de la renta, marquemos la casilla que marquemos va para financiar a la Iglesia. Es decir, que en lugar de ‘Programa Padre’, debería llamarse ‘Programa Padre Nuestro’´.

___________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de MANIOBRA ENVOLVENTE.

Anuncios