@ellibelaresc

Solo si los presuntos votantes del PP tuvieran capacidad crítica y no actuaran como autómatas la basura PePera que está soltando Marjaliza sería suficiente para aparcarlos en la cuneta. Lo lamentable del caso es que todo se reduce a un blablablá. Que no atienden razones, que ven su canal de televisión, TVE,  y no otros en los que se cuentan historias de esa corrupción y están cerrados a cualquier innovación. Voto PP porque ya lo hacían mis padres, y mis abuelos y mis…

Está saliendo mierda por todas partes, y al PP, como el otro día hizo Camps y Cotino, no se le ocurre otra cosa que soltar con la boca pequeña que sienten vergüenza y bochorno por estas confesiones  que tienen que ver con la operación Púnica y por eso, no como otros, ´pedimos perdón´. El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado (¡qué individuo, con lo joven que es!), reconoce que deben pedir disculpas ´por haber tenido a gente como Granados en el partido´, aunque destaca que la corrupción es culpa de las personas y no del partido. Ya, digo yo, y  me llegan millones de euros para organizar campañas electorales, remozar sedes del partido y ´otras cositas´ y me planto, protesto y denuncio esos ingresos atípicos. El cinismo es muy grande.

La confesión del empresario David Marjaliza ha revelado la participación directa de Francisco Granados, mano derecha de Esperanza Aguirre durante años en la Comunidad de Madrid, en la operación Púnica. Su declaración ante el juez ha acorralado al PP de Madrid al asegurar que el ‘popular’ Granados logró amasar una fortuna incalculable mediante el cobro de ‘mordidas’ del 20% por las operaciones inmobiliarias en Valdemoro (Madrid) cuando era alcalde. Además, el empresario también ha desvelado que fue Granados quien le enseñó en 2003 cómo sacar de España todo el dinero negro obtenido en ´esa época loca´. Por todo ello, el PP cree que debe pedir perdón por haberle tenido entre sus filas. Eso ahora, cuando antes se frotaban las manos por los ingresos ´¿atípicos?´

Todo huele a podrido en este partido católico que es el Partido Popular. La Gürtel está ahí, y ahora empezamos a saber de la Púnica gracias a Marjaliza. Al final todo confluye en la gran letrina que es Génova, su jefe incluido, que pese a las numerosas evidencias se esfuerza por hacer suya esa reflexión que el emperador Vespasiano hizo a su hijo Tito cuando este le reprochaba haber creado un impuesto sobre las letrinas de Roma: pecunia non olet, venga de donde venga. No es este el caso. El dinero negro del PP sí huele. El olor de las letrinas de Génova es espantoso. Tanto, que el Partido Popular debería llevar a su campaña electoral  del 26 de junio aquel eslogan con el que la Democracia Cristiana llamaba a las urnas: Coprire il nasso e votare D.C. que traducido aquí y ahora dice: ´Tapa la nariz y vota Partido Popular´. Nunca tantos robaron tanto en tan poco tiempo como lo han hecho los dirigentes de la formación conservadora.

________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de NO ME HE LLEVADO UN DURO.

Anuncios