@ellibelaresc

  1. El emérito Juan Carlos: ´Nunca voy a escribir mis memorias. ¿Para qué, para decir mentiras?´. Nunca estuve más de acuerdo con el ciudadano. ¿Puede alguien negar que tiene más razón que un santo? ¡Qué lástima que le haya llegado la coherencia al final! Pero bueno, algo es algo.
  2. Rajoy, al presidente de Murcia vinculado a la Púnica: ´Sabes que cuentas con nuestra simpatía y nuestro reconocimiento, y en mi caso con mi apoyo total y absoluto porque te lo mereces´, le ha dicho Rajoy a Sánchez. Si yo fuera Pedro Antonio Sánchez me pondría a temblar. Malos augurios le acosan. Rajoy ya les dijo lo mismo a Carlos Fabra, Alfonso Rus, Jaume Matas y Francisco Camps.
  3. Otro récord laboral español: se dispara un 27% el número de quienes trabajan en condiciones de subempleo. España tiene 4,8 millones de parados, pero también dos millones de subempleados: personas que trabajan menos horas de las que necesitan. A esa cifra habría que añadir la de quienes no cobran salarios suficientes y tienen empleos por debajo de su cualificación. El PP dice que no es cierto, que los medios son confabulaciones judeomasónicas en su contra.
  4. Así encubre la Iglesia francesa a sus curas pedófilos (y la española, también):´Periodos sabáticos´, traslados a zonas rurales o al extranjero, reincorporaciones y ascensos en otra parroquia u otra diócesis. Es el modus operandi habitual en la mayoría de casos de pedofilia registrados en el seno de la Iglesia francesa. Todo ello con la complicidad de los obispados, sin que intervenga la Justicia ordinaria.
  5. Ingrid Sartiau no termina de encajar la decisión del Tribunal Supremo que el año pasado desestimó la demanda de paternidad que ella había interpuesto contra el Rey Juan Carlos en marzo de 2014. Pese a que la justicia dio carpetazo al asunto, ella sigue convencida de que el monarca emérito es su verdadero padre y así lo grita a los cuatro vientos en las redes sociales, donde comparte numerosas fotos del anterior soberano.
  6. Una cosa está clara, gane quien gane las elecciones del próximo 26-J, en su primer mandato tendrá que poner en marcha un gigantesco plan de recortes. Así es. España deberá hacer la segunda mayor reducción de déficit desde que la crisis es crisis. Digan lo que digan, y lo digan los púrpuras, los naranjas, los rojos o los azules, la decisión es inapelable y está pasando sin pena ni gloria entre programas y propuestas. Ninguno lo explica claramente, al igual que no explican cómo piensan crear empleo cualificado en los próximos años, por cierto.
  7. Dice el expresidente en funciones Mariano Rajoy –ya no sabe uno ni cómo llamarlo– que España nunca fue rescatada y que todos los problemas que ha tenido el país se deben, cuatro años más tarde, a lo mismo que cuando llegó a la Moncloa: a la herencia recibida del PSOE. Sin duda, con él y los suyos no habrá ese problema: entre la Gürtel, la Púnica y demás, la banda se lo ha llevado todo, no dejará nada por lo que pelearse.

ÚLTIMA HORA: Jorge, sé fuerte.

En las últimas horas se han multiplicado las peticiones de dimisión de Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior por la gracia de Dios esencialmente, a cuenta de las grabaciones reveladas por Público en las que, junto al director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, intenta buscar elementos incriminatorios para desprestigiar a líderes de CDC y de ERC unas semanas antes de la consulta independentista del 9-N de 2014. Parece ser que en esas fechas, Marcelo, el ángel de la guarda que le ayuda en pequeñas cosas como aparcar y en otras más grandes como teledirigir escándalos, estaba librando.

En un país serio Fernández Díaz no podría continuar un minuto más en el Ministerio, pero lo cierto es que no hay país en el mundo, ni serio ni de los otros, tan osado como para situar al frente de la seguridad del Estado a alguien semejante y para mantenerle pese a sus reiteradas muestras de manifiesta incompetencia. No es que Fernández Díaz no debiera ser ministro sino que hay dudas razonables de que esté capacitado siquiera para ser vigilante de obra, salvo que dicha Obra fuera en mayúscula. Cualquier persona decente habría dimitido en el acto pero, claro, no era este el caso.

___________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de QUIERO UNA TVE COMO LA BBC.

Anuncios