@ellibelaresc

Hoy se reúne el Comité Federal del PSOE para, no me lo puedo creer, obligar (o no) a Sánchez que entregue el poder al inefable Rajoy. Ojalá me equivoque y ocurra todo lo contrario, porque sería muy conveniente que la cúpula socialista actuase con sensatez considerando que no es este un buen momento para manifestar discrepancias, ni tampoco para sacar trapos sucios  con interés fratricida, anteponiendo el beneficio personal al significado y el respeto que merecen unas siglas más que centenarias.

Sigo atentamente todos los movimientos del PSOE en estas fechas, y en las anteriores, decisivas para la formación de un gobierno ya no estable sino estable y progresista, y no le veo aires de querer conseguirlo. Creo que el PSOE, en estos momentos, estaría más cómodo con Ciudadanos y PP, lamentablemente.

Mi impresión es que se van a abstener y facilitar así que el PP gobierne. Se equivocarán, y las futuras urnas los van a castigar mucho más que lo han hecho el 20D y el 26J. La realidad actual se impone y, de una vez por todas, los responsables del partido socialista tienen que hablar con claridad y asumir con determinación que solo disponen de tres opciones para salir del peor momento de su historia: cuatro años de oposición feroz que les ayuden a regenerar todo aquello que les pide la militancia: ser un partido socialista, obrero, laico y republicano; apoyar esa gran coalición que tantos militantes niegan como posible, quien sabe si por un miedo subliminal a que finalmente se produzca, y la última opción, la de intentar formar gobierno con una imposible asociación que una al PSOE con Ciudadanos y Unidos Podemos, aunque a fecha de hoy Podemos le insinúa al PSOE que se podría gobernar sin C´s.

Pedro Sánchez lo va a tener complicado. Por los cuatro costados le salen los enemigos que tiene en su propia casa o que se ha conseguido con una nefasta campaña electoral de acoso y derribo a Unidos Podemos cuando estos una y otra vez le han recordado dónde estaba el enemigo. Así, a la espera de lo que decida hoy el Comité Federal, el secretario general del PSOE tiene que soportar el hostigamiento de algunos barones (Guillermo Fernández Vara o Emiliano García-Page) y también los consejos —casi órdenes— de históricas viejas glorias (González, Corcuera, Guerra, Bono…) que, sin recato, piden un acuerdo con los populares que, a juicio de los sectores más progresistas del partido, podría acabar con el PSOE. En una carta González pide a los socialistas abstenerse y provoca malestar y críticas que varían en intensidad, desde quienes creen que su pronunciamiento es ´inoportuno´ hasta los que afirman que ´perjudica´,  y le piden ´que deje trabajar´. Sánchez tiene que ser valiente, plantar cara a las ´viejas glorias´ que son eso, viejas, caducas y algunas  muy bien colocadas, y darle un giro a la situación. Los votantes del PSOE se lo van a agradecer. No de ninguna manera al PP.

Le leía al periodista A. Soler Montagud el siguiente consejo al PSOE ante su Comité Federal de hoy, que también hago mío:

´Barones, baronesas y todos quienes formáis parte del Comité Federal socialista, haced caso de una puñetera vez a las voces de quienes, aunque ya no os voten, todavía podrían creer en vosotros y en vuestra capacidad de regenerar con dignidad al partido. No os dejéis influenciar por los berridos discrepantes de las corrientes internas ya que no es este un buen momento para antagónicas divergencias sino más bien para concordia y lealtades. No sigáis atando de pies y manos al secretario general que democráticamente elegisteis, y os lo digo yo que, sin pertenecer a vuestro partido —ni a ningún otro— manifesté en su día mis preferencias por Madina y Tapias antes que por Sánchez. Considerad que mi consejo es gratuito, desinteresado y que lo formulo desde la objetividad de quien puede ver las cosas desde afuera y tiene la convicción de que corréis el riesgo de que un partido histórico se vaya al garete´.

Por mucho que ´el puertagiratoria´ Felipe González aconseje (piensa solo en sus ingresos), el PSOE no debe apoyar al PP, ni votarlo, ni abstenerse. El que ha ganado las elecciones es el PP. Que pacte.  Y pactar es complicado. Se necesita mucha cintura, flexibilidad, moderación, empatía, sentido común, respeto  y, sobre todo,  abandonar ambiciones personales y políticas. Don Mariano  tendrá que sentarse a hablar con todos, y no sabemos si Rajoy está capacitado para ello. Yo creo que no, ya que su forma de vida es autista y muy partidario de que  ´el río fluya´ sin hacer nada.

________________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de ROD STEWART DELEITA A LETIZIA Y FELIPE.

Anuncios