@ellibelaresc

En el intervalo  entre el 20D y el 26J los partidos de izquierdas de este país han sufrido una mutación incomprensible. Imposible entender la obsesión del PSOE con Unidos Podemos cuando el enemigo estaba al otro lado. Terminado el espectáculo electoral y vistos y analizados los resultados algo tendrán que hacer las izquierdas españolas que no sea echarse los trastos, como hasta el momento viene siendo habitual.

A los partidos de izquierda cabe pedirles que abandonen disputas y posiciones partidistas o personalistas irreconciliables, para que busquen propuestas comunes y compromisos claros ante la ciudadanía con el objetivo de que encuentren acuerdos y demuestren que hay soluciones a la crisis social, económica y política existente desde otra óptica a la practicada hasta ahora. El objetivo no es el que estos dos partidos tienen marcado: que es destruirse. No. El objetivo es desbancar a Rajoy y su banda y diseñar un plan de choque contra el desempleo, derogando las reformas laborales del PP y del PSOE; reposición de todos los puestos de trabajo perdidos en sanidad y educación; reducción de la jornada laboral a las 35 horas sin merma del salario; jubilación a los 60 años, con contratos de relevo. Decretar una moratoria en el pago de la deuda e iniciar una auditoría pública. Recuperar el poder adquisitivo y elevar el salario mínimo al menos a mil euros mensuales. Prohibición de los desahucios de primera vivienda, así como los cortes de agua y luz a los afectados; y defender los derechos democráticos básicos, derogando la Ley Mordaza.

Y por supuesto que habrá que convocar nuevas elecciones generales, que sean constituyentes, para aprobar una nueva Constitución que traiga otro advenimiento republicano.

___________________________

En la gacetilla de mañana hablaremos de REFLEXIONES SOBRE EL 26J.

Anuncios