@ellibelaresc
Me fío ya tan poco del personaje Rajoy que si os soy sincero no me ha sorprendido en absoluto el pacto que ha hecho con los independentistas para, sea como sea, conseguir la investidura, que está por ver. Pero lo que llama, y mucho, la atención es que por mandar como sea Rajoy ha pactado en el Congreso con sus enemigos a muerte, obteniendo los votos de la antigua Convergencia y del PNV. Ha traicionado sus ideales (que le importan un bledo porque su teoría es que el fin justifica los medios), sus discursos, a sus compañeros y ha aceptado el apoyo de lo que él denomina independentistas que quieren romper a España, como si él no la hubiera hecho pedazos. Va a ser verdad que los independentistas quieren destruir España, eso explicaría su apoyo a Mariano ¿A cambio de qué ha conseguido los votos de estos secesionistas? ¿Dinero? Lo más seguro. Nos hemos pasado años escuchando que a los nacionalistas e independentistas, ni agua; han criticado hasta la saciedad al PSOE porque se había tomado un café con Junqueras, no movieron un dedo por intentar recomponer la relación España- Cataluña… ¿Y ahora aceptan sus votos? Y ahora le pregunto a CDC: ¿Esa derecha opusdeista de Fernández Diaz que espía a los catalanes ya no es tan mala como hace unos días? ¡Qué pronto se olvidan las cosas en política! ¡Cuánta mentira! ¡Cuánto fariseo!

Los de CDC se han vendido a Rajoy por unos miles de euros que da un grupo propio en el Congreso. Si estos de CDC tuvieran vergüenza no le harían el juego al indecente por ese dinero y por muchos más. Parecen olvidar (¡Cuánta desmemoria consentida hay en política! ¡Cuánto cinismo!) que Rajoy fue el que llevó al Tribunal Constitucional el Estatut aprobado en Catalunya y en el Parlamento. Rajoy se ha negado a recibir a los dirigentes catalanes. Los ha espiado. Los ha intentado meter entre rejas… y ahora… ¿por qué le dan su voto para que Ana Pastor sea presidenta? ¿A saber qué les habrá prometido? ¿Un referéndum? Vete tú a saber.

Ahora ya sabemos todos que Rajoy no solo ha sido, y es en funciones, un pésimo presidente que ha convertido a España en una de las sociedades con más desigualdades de Europa, que nos ha empobrecido a todos los españoles excepto una minoría (todos votantes del PP) que se han enriquecido enloquecidamente y ha aniquilado derechos y libertades que habían costado muchos años conseguirlos sino un traidor. Deberíamos preguntar a cada uno de los votantes del PP si están contentos con que la ex Convergencia, ahora independentista, les apoye y al mismo tiempo deberíamos preguntar a los catalanes que votaron Convergencia, Democracia y Libertad o ahora Partit Demócrata(son los mismos con distintos collares) qué les parece apoyar a Rajoy. De vergüenza.

La negativa del PSOE a encabezar una alternativa progresista, tanto después de diciembre como de junio, allana el camino a una opción conservadora como la del PP. Al equivocarse de amigo, Rivera, y de enemigo, Iglesias, Sánchez ha catapultado a Rajoy a la vez que ha caído en la irrelevancia política. La línea roja del Comité Federal de no pactar con independentistas, ha quedado muy ridiculizada por Rajoy, que ha desbordado estatalmente a un PSOE que ha actuado solo como partido regional andaluz.

Sánchez ha demostrado ser un pichoncito tanto si ha actuado en todas las negociaciones a título personal y de su Comité Federal, como si se ha dejado llevar por las opiniones pegadas a los sillones de algunos de sus barones. Debería saber que su oponente es el Partido Popular, no Podemos. Debería saber que los populares no tienen líneas rojas, que sus líneas son las del oportunismo, la traición, el dije sí pero no me entendisteis, el que todo es por el bien de España. Hasta justifican y aplauden que nos estén liquidando el Fondo de Pensiones.
En la gacetilla de mañana hablaremos de SÍ A LA CARTERA, NO A LAS IDEAS.

Anuncios