@ellibelaresc

Por fin ha aparecido el obispo de Alcalá. Nos tenía huérfanos de noticias sabrosas. Ha esperado a que su padre espiritual Cañizares sentara cátedra de despropósitos para él continuar con su cruzada y aparecer victorioso y con más razón que un santo en todo lo que propone y condena.

Ya conocemos por algunas de las gacetillas publicadas en este Liberal las andanzas de monseñor. Hasta ahora, la práctica totalidad de sus recomendaciones iban dirigidas a las personas que querían  ́curar su homosexualidad ́. Un asesoramiento que realizaba en colaboración de gabinetes como ‘Es posible la Esperanza’ y ‘Es posible el cambio’ con el objetivo de ofrecer  ́distintas herramientas ́para que los homosexuales afronten un proceso de conocimiento personal, de  ́sanación ́de las heridas psico-afectivas-sexuales y de maduración de la verdadera identidad sexual ́. Experto que es el monseñor.

Pero el obispo de Alcalá de Henares, interesado como está por salvar a todo el personal afectado de las penas del infierno, ha optado por diversificar su ayuda, ampliando el catálogo de temas sobre los que aconseja a los jóvenes que quieren  ́aprender a amar ́. Todo ello con la colaboración del portal católico ‘soloparajovenes.org’.

La mecánica es sencilla: los jóvenes que acceden a la web del arzobispado de Alcalá de Henares encuentran una serie de recomendaciones. Para ampliar la información, y con el cebo de obtener una atención personalizada, Reig Pla proporciona el enlace de este portal católico para, de forma conjunta, ‘iluminar’ a la juventud. Por este procedimiento capta a jóvenes incautos y aprovecha para adoctrinarles en las excelencias de recuperar una segunda virginidad si, de manera pecaminosa, la han perdido. A través de la sección  ́Si ya has perdido tu virginidad ́, el arzobispado aborda la ‘problemática’ que supone no llegar virgen al matrimonio. A tenor de los testimonios que se recogen en la web, se trata de un asunto serio.  ́Tenía 23 años y siempre me había planeado ser virgen al casarme. Soñaba con andar por la nave de la iglesia con un vestido blanco, signo de mi pureza y del regalo que daría a mi esposo. Esto era muy importante para mí y me ayudó a permanecer fuerte por mucho tiempo. Ojalá que hubiera perseverado, pero no fue así. Finalmente cedí a la presión de mi novio, me entregué a él y quedé embarazada y afligida a morir ́, dice uno de los testimonios recogidos por la web.

Consciente de la imposibilidad de recuperar la virginidad física, el prelado se inventa una nueva genialidad y aclara con extremada sabiduría y argumentos científicos que la  ́virginidad es más que un simple estado físico; es una actitud, una manera de pensar ́. Por ello, Reig Pla ofrece la posibilidad a las mujeres de volver a ser vírgenes y, por ende,  ́purificarse y renovarse antes del matrimonio. La virginidad secundaria es la decisión de abstenerse de la actividad sexual, empezando hoy y continuando hasta el día del matrimonio; es una oportunidad para empezar de nuevo. (…) La virginidad secundaria es un tiempo para cambiar los malos hábitos por los buenos y para cicatrizar heridas pasadas ́. ¿Y cómo se recupera la virginidad secundaria? No tienen desperdicio los cinco pasos que monseñor y sus asesores aconsejan para ser virgen por segunda vez:

  1. Haz un firme compromiso de reservarte para el matrimonio de ahora en adelante, y cree firmemente que lo puedes hacer, porque ¡sí puedes!
  2. Apártate de gente, lugares, cosas y situaciones que debilitan tu auto control. A veces la cosa más sana que podemos hacer es evitar estar con la gente que nos tienta.
  3. Evita los abrazos intensos, los besos apasionados, y todo lo demás que te lleve a pensamientos y actos lujuriosos. Cualquier cosa más allá de un beso simple y breve puede rápidamente hacerse peligroso.
  4. Encuentra medios que no sean físicos para demostrar tu amor y tu devoción.
  5. Recuerda que cualquiera puede empezar de nuevo (inclusive tú). Si te concentras en el compromiso y la autodisciplina podrás controlar tus impulsos.

Ya tenemos el último disparate del obispo más homófobo de la Conferencia episcopal española, porque el penúltimo lo montó en 2008 cuando todavía dirigía la diócesis de Murcia- Cartagena. A Pla se le ocurrió la idea de lanzar  ́brigadas ́ callejeras en favor de la virginidad, contra el aborto y el matrimonio homosexual. Su misión no era otra que  ́patrullar ́ por los centros educativos, comerciales y zonas de copas con el objetivo de inculcar a los más jóvenes sus valores ultraconservadores. Amén.

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¿QUÉ SIGNIFICA BORBONEAR?

Anuncios