@ellibelaresc

En una gacetilla anterior (¿Por qué se perdieron un millón de votos?) ya hablábamos de la manera tan magistral que el PP tiene de manejar las conciencias pusilánimes de muchos  de  sus  votantes,  y  es  el  recurso  al  llamado  voto  útil  y  voto  del  miedo.  Con estas prácticas los partidos, en este caso el PP, cercenan la libertad de pensamiento a  millones  de  personas  para,  de  este  modo,  obtener  rédito  político,  que  desde  el punto  de  vista  legal  es  lícito,  pero  desde  el  punto  de  vista  ético  y  moral  es  un escándalo. Pero a estos políticos lo de la moral y el escándalo les importa un bledo. O  no,  porque  ya  saben  que  cuanto  más  corruptos  mejores  resultados  electorales consiguen.

Tanto  PP  como  PSOE  han  recurrido  a  la  argucia  del  voto  útil.  No  en  vano  son  los padres  del  invento  al  aprobar  una  ley  electoral  tan  poco  democrática  como  la  que tenemos.  Votadme  porque  los  otros  partidos  no  tienen  historia,  son  insignificantes, carecen de programas serios. La táctica funciona.

El voto del miedo está muy claro y es, creo, el que más éxito le está dando al PP. O yo  o  el  caos  (llámese  Podemos).  Votadme  a  mí  que  ya  sabéis  que  soy  muy  bueno, porque si no vendrán los malos, los rojos.

Pero  hoy  queremos  llamar  la  atención  en  otro  tipo  de  voto  que,  sobre  todo  en  las últimas elecciones, se ha convertido en protagonista, de modo que con él muchas de las   predicciones   demoscópicas   se   han   roto.   Nos   referimos   al   llamado   voto vergonzante,  ese  que  te  dice  de  viva  voz  en  el  bar,  a  la  vecina  del  4º,  en  la panadería, a la salida del colegio electoral que votará o ha votado a tal y luego vota a cual.

Es  el  caso  del  PP.  Muchos  de  sus  votantes  o  seguidores  no ocultan  su  simpatía,  su empatía  con  este  partido,  bien  sea  por  convicción  o  por  herencia:  mis  padres  y  mis abuelos  ya  lo  votaban.  Pero  ¿por  qué  algunos  de  sus  votantes  se  avergüenzan  de hacer público su voto? ¿Por qué se callan? ¿No se sienten orgullosos del PP?   Muchos votantes vergonzosos del PP saben la mierda corrupta que atesora este partido, que la  corrupción  nos  cuesta  40.000  millones  de  euros  anualmente.  El  dato  les  produce acidez pero les siguen votando. ¿Lo podremos entender?

Fijémonos  en  otro  dato  que  hace  incomprensible  el  voto  vergonzante.  El  Partido Popular  se  declara  como  un  partido  democristiano  y  el  fundamento  de  toda  su política  se  basa  en  los  principios  cristianos  y  católicos.  En  la  praxis  de  esta  religión hay  dos  mandatos  que  son  fundamentales:  no  robarás  y  no  mentirás,  que  mucha gente   honesta   que   practica   esta   religión   lo   tiene   muy   en   cuenta   social   e individualmente. Sin embargo, la práctica diaria del PP es la mentira y la corrupción. El  PP  ya  vemos  y  sabemos  que  no  cumple  estos  mandamientos  de  obligado cumplimiento para los cristianos. Muchos católicos votan al PP y me preguntó: ¿Cómo un  católico  puede  votar  la  mentira  y  la  corrupción?  ¿Cuando  votan  tienen  la conciencia tranquila? Me gustaría que muchos de los católicos que votan al PP me lo explicaran ¿Por qué les votan? ¿Por qué votan a quienes sistemáticamente pasan por alto  los  mandamientos  de  su  iglesia.  Y  se  llaman  Católicos, Apostólicos  y  Romanos. Mierda.

En la gacetilla de mañana hablaremos de ¡MUERA LA INTELIGENCIA!

Anuncios